life is strange
Análisis

Análisis del segundo capítulo de Life is Strange 2: Rules

Por Elisabeth López

Versión comentada: PS4

Analizamos el segundo capítulo de Life is Strange 2, la esperadísima secuela de la premiada serie de Dontnod Entertainment para PS4, Xbox One y PC que se estrenó a finales de 2018. Continuamos acompañando a los hermanos Sean y Daniel Díaz en su huida desde Seattle hasta México en un capítulo casi sin sobresaltos, pero más acertado que el primero.

Casi nos comemos las uñas esperando, pero, por suerte, la espera ha terminado. Cuatro meses después de su estreno, lo nuevo de Dontnod Entertainment regresa con una segunda ración de aventuras de los hermanos Díaz, los nuevos protagonistas del universo Life is Strange, que, sin esperarlo, entrelazan su destino al de Chris Eriksen, nuestro queridísimo Captain Spirit.

Análisis de Las Increíbles Aventuras de Captain Spirit

Si no sabéis de quienes os hablamos, no os preocupéis, puesto que todavía estáis a tiempo de jugar el primer capítulo o, si lo preferís, de leer nuestro análisis de Roads de Life is Strange 2 para poneros al día. Incluso si os suena a chino eso de Captain Spirit, es el momento de que sepáis de qué estamos hablando también, puesto que aquella inocente aventura gratuita de tan solo media hora de duración es relevante en este capítulo. 

En busca de ayuda

Tal y como os hemos adelantado, en el segundo capítulo de Life is Strange 2 conocemos los siguientes pasos de los hermanos huyendo de la policía rumbo a casa de sus abuelos, a los que hace mucho tiempo que no ven, con el objetivo de refugiarse y recuperarse. Esto hace que dejemos la vida en la carretera por un breve periodo de tiempo para, a diferencia del primer capítulo, volver a localizaciones cerradas o más concentradas como el hogar de los abuelos de Sean y Daniel o el de Captain Spirit y su padre, lo que ha conseguido que nos sintamos como en casa.

life is strange

Conocer a los abuelos de los hermanos Díaz, hacer tareas de la casa, poder ir de compras como si no estuviese ocurriendo nada malo, detenernos a escuchar una canción preciosa potenciada con diferentes planos (marca de la casa)... El hecho de dejar de huir e intentar vivir, aunque sea brevemente, una vida normal, le sienta especialmente bien al capítulo y a los personajes. Es cierto que pararnos a apreciar los pequeños detalles del día a día de esta manera aporta un ritmo un poco más lento y, como decíamos más arriba, casi sin sobresaltos, pero realmente es necesario hacerlo para poder detenernos y pensar con calma sobre cómo se está formando la relación entre Sean y Daniel. 

life is strange

¿Seguridad sin consecuencias?

Del mismo modo que la naturalidad con la que se relacionan los personajes entre sí sigue estando presente, lo está también el modelo de representación dinámica que nos permite interactuar con el entorno y Daniel al mismo tiempo. El sistema sigue sin ser muy trascendental, aunque, por suerte, no ocurre lo mismo con las decisiones cruciales, representadas en imágenes estáticas con varias opciones. En este capítulo, hay una mayor cantidad de ellas y llegamos a prever que, realmente, va a importar elegir una u otra, sobre todo cuando hay que decidir en una situación en la que el poder de Daniel puede ser el protagonista. 

Hablando del poder del pequeño de los Díaz, cualquier duda sobre él se resuelve en Rules. Como cabía esperar, nosotros no controlamos el poder directamente, aunque si podemos influir y determinar cómo lo utiliza Daniel. Aquí entran en juego las decisiones que vamos tomando, pues, a medida que el poder evoluciona, debemos pararnos a pensar todavía más qué hacer. Ocultar el poder y no mostrárselo a nadie, utilizarlo para evitar algún accidente, que los hermanos cuenten que el poder existe... Las consecuencias de las decisiones que tomamos en Life is Strange 2 comienzan a notarse en este capítulo.

life is strange

Todo lo anterior, así como la manera de comportarnos, van dando forma a nuestra relación con Daniel, por lo que sentimos una mayor carga a la hora de decidir, aunque eso no siempre suponga que podamos hacer lo correcto. De hecho, el capítulo hace alguna que otra trampa. Por ejemplo, si los abuelos creen que escondernos o que evitemos estar en público es lo mejor que podemos hacer para lograr que la policía no nos encuentre, el juego nos expone al exterior sí o sí cuando llegamos a la casa de Captain Spirit. Que el juego sacrifique en este punto lo que hayamos decidido por conocer la gran historia que está elaborando Dontnod Entertainment llega a resultar un poco frustrante a veces, pues no podemos evitar de ninguna manera que ocurra. 

life is strange

La importancia de lo cotidianidad

A pesar de que lleguemos a situaciones que no queríamos que sucediesen de ninguna manera o de que hayamos perdido el control del poder especial que si teníamos en la primera entrega, Life is Strange 2 es especial por cómo destaca la cotidianidad. Ya comentamos sobre el primer capítulo cómo se hablaba con naturalidad de temas como la política y este lo hace también, pudiendo llegar a ser incluso mucho más directo y hacernos partícipes de conversaciones sobre ello. Pero la denuncia social sobre la pobreza o los okupas no es lo único que resalta en este apartado.

También lo hace la manera tan significativa que tiene el juego de hacerla destacar. Ya os hemos hablado de la invitación a escuchar una canción como meros espectadores mientras se suceden diferentes planos cuidadosamente elegidos, pero no podemos dejar sin mencionar tampoco que, por ejemplo, Sean se ponga a dibujar a su abuela y, de repente, Daniel también quiera que lo plasme en su cuaderno. En definitiva, esta temporada consigue que, más que nunca, nos perdamos en los detalles de la vida cotidiana, potenciando así su historia.

life is strange

Siguiendo el camino

Gracias a las 3 horas que dura este nuevo capítulo, hemos podido hacernos una mejor idea de cómo funciona el poder de Daniel y también comprobar que las decisiones importan para determinar la relación entre los hermanos Díaz. Además, hemos podido disfrutar de nuevo de un apartado gráfico que sigue distanciándose, para bien, del de las anteriores entregas. Igual de notable es el apartado sonoro, en el que la banda sonora llega a conmovernos y el doblaje sigue siendo fantástico. El viaje de Sean y Daniel continúa con algunos peros, aunque con el viento a su favor. 

Valoración

El segundo capítulo de Life is Strange 2 supera al anterior episodio. A pesar de las pequeñas trampas que hace, Rules logra que empaticemos con Sean y Daniel todavía más. Si os ha enganchado el comienzo del viaje de sus protagonistas, no podéis perderos la continuación por nada del mundo.

Hobby

81

Muy bueno

Lo mejor

Poder empatizar con los personajes todavía más. Mayor naturalidad para tratar temas cotidianos. La banda sonora.

Lo peor

Las trampas que hace, provocando que terminemos haciendo lo que no queríamos.

Y además