Snack World De Mazmorra en Mazmorra Edición Oro Nintendo Switch análisis
Análisis

Análisis de Snack World: De Mazmorra en Mazmorra - Edición Oro para Nintendo Switch

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: Nintendo Switch

Llega nuestro análisis de Snack World: De Mazmorra en Mazmorra - Edición Oro, un juego de Level-5 que se lanzó originalmente en 3DS (sólo en Japón) y ahora llega a Nintendo Switch acompañado de diversas mejoras. Pero, ¿siguen conservando su sabor los snacks? Vamos a descubrirlo.

Mañana, tres años después de su desembarco en las Nintendo 3DS japonesas, el resto del mundo conocerá al fin Snack World. Se trata de una franquicia de Level-5 (creadores de Ni No Kuni, Yo-Kai WatchInazuma Eleven) que engloba mangas, animes, juguetes... Y por supuesto videojuegos: Snack World: Trejarers, el juego de 3DS que nunca olimos, y Snack World: De Mazmorra en Mazmorra - Edición Oro, el título que llega mañana a Nintendo Switch y versión mejorada del primero.

No cabe duda de que a Level-5 le van los juegos de rol, y lo cierto es que el estudio japonés nos dejó en 2014 un título que comparte muchos elementos con este Snack World: Fantasy Life, para Nintendo 3DS. Así que si lo jugasteis, os podéis hacer una idea aproximada de lo que vais a encontrar aquí, que como ya habréis intuido por su nombre, es un dungeon crawler con... ¿snacks? Vamos a ver de qué va todo esto en nuestro análisis de Snack World: De Mazmorra en Mazmorra - Edición Oro para Nintendo Switch.

De mazmorra en mazmorra, en mazmorra, en mazm...

Lo cierto es que la primera impresión al ponernos a los mandos de Snack World: De Mazmorra en Mazmorra - Edición Oro puede ser un tanto chocante, pues detrás de esos diseños "super deformed" y súper coloridos y los constantes chistes malos (de lo que hablaremos más adelante), el juego nos abruma con una cantidad enorme de aspectos a tener en cuenta, en forma de tutoriales, en las primeras horas. 

Tras crearnos a nuestro personaje estaremos trasteando con las jaras, que vienen a ser las armas que llevamos con nosotros en cada aventura (una jara puede ser una espada, pero también un escudo o una poción). Cada jara tiene tres "características némesis", que pueden ser: familiar (el tipo de monstruo contra el que es efectiva), elemental (fuego, aire, agua... lo habitual) y color (si la espada es de color rojo, será efectiva contra enemigos del mismo color). Para rematar, cada jara puede tener un poder y un súperpoder diferentes, varios efectos pasivos...

Snack World De Mazmorra en Mazmorra Edición Oro Nintendo Switch

Y tras esto estaréis pensando: ¿dónde demonios me he metido? Ah, pero todavía no os hemos hablado de los snacks, que es donde se nota la influencia de la saga Yo-Kai Watch (y a su vez, de Pokémon). Y es que cuanto más combatimos contra un enemigo concreto, más posibilidades tenemos de poder tirarle una foto, lo que hace que se una a nuestro equipo (¡hazte con todos!). Es posible llevar un snack de grupo y dos de bolsillo, aunque cumpliendo diversos requisitos estos números se pueden ampliar.

Los de bolsillo no participan de forma activa en el combate, pero tras golpear y ser golpeados hasta llenar la barra correspondiente, podemos invocarlos, provocando que nuestro personaje se transforme en dicho snack durante unos segundos. 

Snack World De Mazmorra en Mazmorra Edición Oro Nintendo Switch

A todo esto podéis sumarle cosas habituales en el género, como cientos de objetos diferentes, ganancia de experiencia y subidas de nivel, fabricación y mejora usando recursos... Curiosamente, Snack World también da mucha importancia a la apariencia, y es que cada cierto tiempo se actualizan las marcas y los colores que están de moda en ese momento, y vestirlos nos otorga un plus. ¿No nos gusta el look que de la ropa que es tendencia? No pasa nada, está todo pensado: al equiparnos, tenemos opción utilitaria (la que afecta a las estadísticas) y la opción estética (que no necesita explicación alguna). 

¿Y qué pasa con la parte de "dungeon crawling"? Aquí Snack World: De Mazmorra en Mazmorra hace una pequeña distinción. El juego se desarrolla por misiones, es decir, tenemos un hub donde hablamos con NPCs, visitamos tiendas... Lo típico. Y en cualquier momento, podemos entrar en la lista de misiones para acometer una nueva. Sin embargo, las misiones se pueden desarrollar en dos entornos diferentes: escenarios o mazmorras (algunas hacen uso de ambos).

Los escenarios son localizaciones fijas, cuyo diseño no cambia nunca. Desiertos, praderas, cuevas... No son especialmente grandes, pero hay bastante variedad, algo que se agradece, porque los visitamos en un gran número de ocasiones. Por su parte, las mazmorras son la parte más "tradicional": calabozos de varios pisos con una estructura, enemigos y trampas generados aleatoriamente.

Su diseño es bastante pobre, pues son una sucesión de pasillos y salas. Para darle algo de vidilla, cada visita puede depararnos un objetivo diferente: por ejemplo, a veces bastará con encontrar las escaleras que dan al siguiente piso, pero otras tendremos que encontrar varios interruptores, acabar con un determinado número de enemigos... Y siempre bajo presión: si pasamos demasiado tiempo en un mismo piso, aparece un enemigo de gran poder que puede mandarnos al otro barrio con un par de golpes.

Snack World De Mazmorra en Mazmorra Edición Oro Nintendo Switch

Como veis y como decíamos hace un par de párrafos, Snack World es mucho más complejo de lo que aparenta a simple vista. Sin embargo, tras superar el mareo de la densa capa de conceptos, se esconde un juego bastante simplón.

Y es que para facilitar el "mazmorreo", Snack World nos permite automatizar los pasos más farragosos. Por ejemplo, tras aceptar una misión, podemos usar la opción auto-equipar para que el juego elija por nosotros las armas y los objetos más útiles para esa situación concreta.

Esto se aplica también al sistema de combate, que se desarrolla en tiempo real: cuando apuntamos a un enemigo, y si disponemos de un arma que sea mejor que la que tenemos equipada en ese momento, vemos un icono en la parte inferior de la pantalla que nos invita a pulsar el botón ZR para cambiar automáticamente a dicha arma.

Snack World De Mazmorra en Mazmorra Edición Oro Nintendo Switch

Es una buena idea... que cae por su propio peso a las pocas horas. Es decir, tenemos que cambiar de arma de manera constante para hacer un daño decente, y el cambio supone pasar siempre por una animación de apenas un segundo. Así dicho puede parecer que estamos exagerando, pero cuando tenemos que estar pasando una y otra vez por ese cambio, se rompe por completo el la fluidez del combate. Además, estamos obligados a cambiar de arma nos guste o no, pues cada jara tiene un barra de uso y, cuando se agota, deja de ser efectiva. ¿Y cómo se recarga esta barra? Cambiando de arma. Es agotador.

Además, el combate de Snack World es bastante simplón. Tenemos un botón para atacar (que machacamos hasta la saciedad), otro para rodar, un ataque especial con "cooldown" y una suerte de ataque definitivo que se recarga lentamente. Hay un sistema de fijación de objetivos, pero alternar entre uno y otro es tal engorro que podemos contar las veces que lo hemos usado con los dedos de una mano.También es posible bloquear, pero con la esquiva nos basta y nos sobra. 

Snack World De Mazmorra en Mazmorra Edición Oro Nintendo Switch

Para empeorarlo todo, los combates pueden ser un autentico caos, especialmente si nos unimos a otros jugadores o hay muchos enemigos en pantalla. Además de los efectos de cada movimiento, las líneas que marcan la dirección de los ataques enemigos provocan que por momentos sea difícil saber qué está pasando en pantalla.

Pero sin duda el mayor problema de Snack World: De Mazmorra en Mazmorra es la cámara: por algún motivo que todavía tratamos de entender, en lugar de poder girar la cámara 360º, hay una posición que siempre permanece bloqueada. Es decir, podemos girarla libremente, pero hay punto dentro del giro del que no pasa, impidiéndonos acceder a ese ángulo de visión. Es realmente incómodo. 

Snack World De Mazmorra en Mazmorra Edición Oro Nintendo Switch

Hay una excepción para todos estos problemas, y la encontramos en los jefes de final de mazmorra: estos combates tienen mecánicas únicas y la cámara se coloca a la espalda del personaje, dándonos ese control total que tanto echamos en falta durante el resto del juego. Curiosamente, el diseño visual de los jefes también rompe con el resto de Snack World: De Mazmorra en Mazmorra, mostrándonos criaturas con un diseño más detallado y menos cartoon; parece que hayan salido de un juego completamente diferente, logrando un contraste muy interesante. 

Pese a todo, hay algo que no se le puede echar en cara a Snack World: derrocha personalidad. Puede que el apartado técnico no sea gran cosa (pese al salto a la alta resolución, las texturas siguen cantado a 3DS), pero todos los personajes y enemigos que conocemos a lo largo de la aventura tienen muchísimo encanto. 

Snack World Nintendo Switch

En esto tiene mucho que ver el sentido del humor, pues estamos ante un título donde cada diálogo, cada nombre de enemigo, arma y objeto, es un chiste o una referencia a algo, desde cuentos clásicos hasta otros videojuegos, sin olvidar series o películas. Hay de todo, y pese a su aspecto entrañable, también hay algún que otro chiste que sólo cazará el público adulto. Aquí hay que destacar la magnífica labor de localización a nuestro idioma: la cantidad de guiños y juegos de palabras es demencial, y hay casos verdaderamente ingeniosos que van a haceros soltar una buena carcajada (Iker Costillas o Fogo Ness, el monstruo "vasco", probablemente sean nuestros favoritos). 

En cuanto a la banda sonora de Snack World: De Mazmorra en Mazmorra, tenemos unos cuantos temas bastante pegadizos, entre los que destaca el genial opening cantado en español. Porque sí, para terminar de redondear la localización, Snack World nos llega doblado al castellano. Los diálogos no son muy numerosos, pero escuchar expresiones en español (muchas de ellas muy populares, en línea con el sentido del humor) es todo un puntazo.

Así que puede que Snack World no sea un gran juego, más habiendo tantos títulos similares (y en muchos casos, mejores) en el catálogo de Nintendo Switch, pero es de agradecer que se hayan atrevido a darle una oportunidad en el mercado español, y que lo hayan hecho apostando al máximo.

Valoración

Como "dungeon crawler", Snack World no logra destacar en un mar de juegos similares y con mayores virtudes. Pero su sentido del humor, potenciado gracias a una magnífica traducción y doblaje al castellano, le otorgan una personalidad arrolladora. Si buscáis un juego entretenido que os saque una sonrisa... Lo habéis encontrado.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Derrocha encanto y personalidad. Las infinitas referencias. La localización y el doblaje al castellano.

Lo peor

El combate es muy sencillo y tiene aspectos que no terminan de funcionar. La (incomprensible) cámara. Se vuelve repetitivo muy pronto.

Y además