Star Fox 2
Análisis

Análisis de Starfox 2 para Nintendo Classic Mini SNES

Por David Martinez

Versión comentada: Retro

Después de más de 20 años, publicamos el análisis de Starfox 2 en Super Nintendo. Evidentemente para esta review tenemos en cuenta el tiempo que ha pasado desde su desarrollo y el valor de Nintendo para recuperarlo en Nintendo Classic Mini SNES.

Poder jugar a Starfox 2 en 2017 es un lujo; un placer inesperado que nos ha brindado Nintendo con su nueva consola (aquí podéis leer el análisis de Nintendo Classic Mini SNES). La secuela inédita de Starfox parecía perdida para siempre -o para jugarla de manera no legal a través de ROMS y emuladores- y sin embargo, lo acabamos de terminar hace unos minutos, con el mando clásico de SNES, en una resolución Full HD y respetando el formato original. 

Si nos lo tomamos como un extra, hay que aplaudir la inclusión de este juego número 21 en la máquina, pero ahora se trata de hacer un análisis de Starfox 2, como si estuviéramos en 1995. Este shooter espacial descansa sobre las premisas de la primera parte: naves poligonales -alternando la vista en tercera persona y desde la cabina- disparando contra una horda de cazas alienígenas. Podemos escoger nuestro piloto entre los miembros del escuadrón Fox, que ha ganado nuevos integrantes. 

El escuadrón Fox y sus naves

Además de Fox, Falco, Slippy y Peppy, se suman la gata Miyu y la perrita Fay. Cada uno de estos pilotos tiene, además, asignado un compañero de ala "wingman" a cuyo control podemos pasar en determinados momentos pulsando el botón select, o como si fuera una segunda vida después de ser derrotados. Cada uno tiene además una ARWing (el caza espacial) con un diseño diferente.

Starfox 2 4

Estos cazas cuentan con un escudo de fuerza, disparo principal (que podemos mejorar con "pick ups") y bombas, y también se pueden transformar en un sencillo "mecha" que camina sobre dos patas, para recorrer el interior de los cruceros de Andross y la superficie de los planetas. Suficiente para que nos embarquemos en esta misión suicida.

El mapa de Starfox 2 ya no está estructurado como diferentes caminos (como en el primero) sino que se trata de una carta de navegación abierta, en que nosotros escogemos las localizaciones en las que vamos a pelear para la defensa de Corneria. Nos esperan un meteoro, una serie de planetas enemigos, dos cruceros, y finalmente, la base de nuestros enemigos, del tamaño de un planeta. Lo importante es cuidar la estrategia, alternando ataques a sus posiciones, mientras defendemos nuestro planeta de misiles y cazas. 

Starfox 2 5

Para complicar aún más las cosas, de vez en cuando tenemos que abatir a los miembros de la patrulla Star Wolf, en batallas en el espacio abierto. Estos enfrentamientos resultaban muy ambiciosos para la época, ya que nos permitían completa libertad de movimientos, pero a día de hoy resultan sosos y bastante sencillos. Acabar con los miembros de Star Wolf es casi un trámite en cuando dominamos el control. 

Starfox 2 6

La verdad es que en modo normal, podemos acabarnos el juego un par de partidas -en nuestro caso, literalmente- en cuanto nos hagamos con el equilibrio entre defensa y ataque que hemos mencionado antes. ¿Y entonces? Podemos repetir hasta conseguir la puntuación más alta, cambiar el piloto y desbloquear el modo experto, pero la verdad es que esta escasa profundidad delata que Starfox 2 era un juego inacabado. 

Starfox 2 2

Polígonos prehistóricos

Respecto al apartado técnico, la combinación de elementos pixelados 2D y los primitivos polígonos tienen cierto encanto. Pero el diseño de escenarios y el HUD parece más cuidado en el original -teniendo en cuenta su fecha de lanzamiento-. Lo que sí ha mejorado son los movimientos. Todavía son enormemente bruscos, pero la respuesta de las naves es más ajustada. Y para rematar este aspecto tan retro, nos encontramos unas voces digitalizadas bastante flojas, pero que contrastan con una estupenda banda sonora.

Starfox 2

Uno de los motivos por los que Nintendo no lanzó Starfox 2 hace más de 20 años era lo poco que iban a lucir los polígonos que desarrollaba la consola con el chip Super FX (inserto en el cartucho) comparado con lo que estaba por venir en máquinas como Sega Saturn o PlayStation. Y después de haber disfrutado del juego, la verdad es que sí tenemos esas sensación de que ya estaba algo anticuado para su época. Es una lástima que la consola no incluya otros títulos como Vortex, Stunt Race FX o Dirt Trax FX para apreciar lo poco que evolucionó el 3D en Super Nintendo

Starfox 2 3

Con todo, Starfox 2 todavía encierra unos minutos de preciada diversión.  Hoy en día muchos lo calificarían como injugable (mucho más duro de lo que estamos acostumbrados a ver en los modernos simuladores espaciales, con controles analógicos) y frenético. Su mezcla de gráficos 2D y 3D es "rara" en el mejor de los casos, y hasta la paleta de colores parece "lavada". Pero no se puede olvidar que estamos abriendo "la tumba de Tutankamon" de los cartuchos de Super NES. Aquí podéis ver los 20 mejores juegos de Super Nintendo

Valoración

Starfox 2 está cargado de buenas ideas (en particular la transformación en mecha y los niveles abiertos) pero no parece un juego tan bien acabado como el primero. Es demasiado corto y técnicamente parece un poco áspero. Aún así, el simple hecho de que salga es un motivo de celebración.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Jugarlo después de 20 años. La transformación de ARWing. Los nuevos miembros de los escuadrones Star Fox y Star Wolf.

Lo peor

Muy corto, poco pulido técnicamente y con un control muy duro.

Lecturas recomendadas