Ir al contenido principal
Subnautica: Bellow Zero
Análisis

Análisis Subnautica Below Zero: la supervivencia en las aguas más frías llega a PS5, PS4, Xbox Series X|S, One, Nintendo Switch y PC

Versión comentada: PS5

Con nuestro análisis de Subnautica: Below Zero descubrimos cuáles son las claves de esta nueva odisea acuática que expande la propuesta que conquistó a millones de jugadores hace unos años. Pero ¿merece la pena Bellow Zero? Dentro análisis.

Dicen que somos la generación que nació demasiado tarde para explorar los océanos y demasiado pronto para poder descubrir el espacio. Quien quiera que pronunció esa desalentadora frase, no había jugado a Subnautica: Below Zero.

Subnautica: Below Zero es la nueva entrega del genial título que comenzó a chapotear en manguitos allá por el 2014 y que se lanzó definitivamente a la piscina en 2018. Ahora, este juego, que ha pasado por un acceso anticipado de varios años, desembarca el 14 de mayo en su versión 1.0 para PS5, PS4, Xbox Series X|S, One, Switch y PC con ganas de profundizar en una fórmula que ha atraído a millones de jugadores. Poneros el neopreno porque toca sumergirnos en las profundidades de este juego para analizar todas sus bondades y defectos. 

El género de la supervivencia cuenta con un gran potencial que permite disfrutar de miles de posibilidades a sus entusiastas. Sin embargo, tantas opciones pueden llegar a colapsar las principales mecánicas que lo encumbran, generando un catálogo de juegos que, en muchos casos, repite planteamientos hasta convertirse en algo clónico.

Hay que saber cómo destacar y el pequeño estudio de Unknown Worlds Entertainment encontró la manera de hacerlo con Subnautica, una aventura que nos lleva a vivir toda una odisea de supervivencia clásica, pero con un factor determinante y diferente: todo tiene lugar bajo el agua en un planeta desconocido. Esta premisa, unida a una serie de aciertos visuales y jugables, ha hecho que el título sea muy reconocido entre los de su clase. Pues bien, con Subnautica: Below Zero tenemos más de esta exitosa receta.

4546B con "B" de bajo cero

Below Zero comienza dejando las cosas claras y anticipando las que serán sus novedades más destacadas frente a su predecesor. Toca volver a "aterrizar" en el, ya un poco más conocido, planeta 4546B. Sin embargo, lo haremos en una región distinta, caracterizada por las bajas temperaturas y los latentes icebergs.

Subnautica: Bellow Zero

Tras un accidente bastante más intencional, Subnautica: Below Zero presenta sus cartas. Si habéis jugado al primer título, ya sabéis de qué va esto: el planeta acuático está lleno de vida, pero también de muerte y lo primero que debemos hacer es buscar refugio y comenzar a instaurar nuestra vida bajo las aguas usando todo lo que encontremos. Pero, un momento, no nos hemos hundido en el mar, hemos impactado contra el duro hielo.

Así es, en Subanutica Below Zero se añade la supervivencia terrestre como una fórmula refrescante, nunca mejor dicho. Podremos movernos por distintos lugares, en donde no habrá agua, si no roca y hielo. No obstante, no temáis, porque desde el estudio de desarrollo saben lo que les ha llevado a estar donde están y han respetado la esencia de lo que ya es una saga. En Subnautica: Below Zero podremos andar, pero un 90% del juego lo vamos a pasar nadando

Sin embargo, estas fases terrestres aportan variedad tanto en mecánicas (ahora tendremos que controlar nuestra temperatura corporal para no quedarnos "pajaritos"), como en exploración (más fauna, maneras de desplazarse y posibilidades en general). En resumen, una apuesta que encaja bien gracias a que no está planteada como el eje de la aventura. Una vez con los pies en la tierra, vamos a darnos un chapuzón.

Bajo el mar, bajo el mar. Vives serena siendo sirena. Eres feliz.

Subnautica Below Zero hace del mar su entorno predilecto y, una vez más, nos tocará recurrir a la exploración de los territorios subacuáticos para descubrir que secretos se ocultan en esta parte del planeta alienígena. 

Subnautica: Bellow Zero

Básicamente, Subnautica Below Zero funciona como una extensión de la primera entrega en lo que a mecánicas jugables se refiere y aquí encontraremos los elementos típicos de un survival. Tendremos que preocuparnos por diferentes estadísticas como el oxígeno, la comida, la hidratación, la propia salud y ahora, la temperatura corporal si estamos en tierra (el agua actúa como salvaguarda del frio polar gracias a nuestro traje).

El crafteo es uno de los pilares de Below Zero, comandado por varias ramas de objetos, como pueden ser materias primas mejoradas, elementos de electrónica, vehículos, platos de comida o mejoras para nuestro personaje. Todo lo que necesitamos se puede conseguir ahí fuera, en los corales, las rocas y arrecifes, entre los bajíos, pescando, arrancando kelp o acabando con diversas especies. 

Subnautica: Bellow Zero

Por supuesto, Subnautica Below Zero consta de una progresión realmente conseguida y es que, el juego nos ofrecerá una zona de inicio agradable; un lugar con bancos de arena y "pececillos" indefensos, rica en muchos materiales con lo que podremos ir entendiendo de qué va todo esto, pero a medida que transcurra la trama (ahora hablamos de ella) todo se irá tornando más grande y es que... ¿Qué hay más ancho que el mar?

En Subnautica Below Zero se premia la exploración y para ello necesitaremos conocer a fondo lo que nos rodea. Escanear la fauna y la flora es más que necesario para desgranar 4546B a fondo. Una tarea de naturalista en la que Unknown Worlds Entertainment ha puesto especial mimo. Muchas especies regresan, otras son nuevas y todas ellas forman diferentes ecosistemas realmente apasionantes. 

Subnautica: Bellow Zero

El ciclo de día y noche nos revelará cómo luce la vida en el planeta acuático, las tormentas, granizadas y ventiscas nos obligará a buscar cobijo... Todo está muy logrado, aunque también es mejorable. Por ejemplo, echamos en falta una mayor interacción entre las partes que conforman el ecosistema, no solo con el jugador, si no como un todo, algo que le haga sentir completamente vivo.

Más allá de eso, brazada tras brazada conoceremos todos los biomas de su mapeado, aunque en esta entrega contamos con ayuda de varios vehículos y opciones que los fans pedían a gritos. En lo que respecta a vehículos, tenemos el Sea Truck, un submarino que podremos ampliar con diferentes módulos para crear el lugar perfecto con el que recorrer las profundidades o una moto aerodeslizadora que nos permitirá recorrer el hielo con facilidad. Hay todo tipo de inventos, como el pingüino robot con el que fotografiar la vida del planeta.

Subnautica: Bellow Zero

Y si queremos relajarnos y vivir una experiencia más contemplativa, las mejoras en la construcción de bases marinas también se han implementado para añadir muchas más opciones de decoración y personalización. Construir nuestra casa bajo las olas es posible y ahora, con mucho más a nuestra disposición.

Si bien es cierto que podría ser tachado de continuista, vuelve a suceder lo mismo que con la introducción de superficies terrestres. Below Zero sabe a lo que va y ya conoce su potencial, por lo que, pese a la ausencia de una grandísima apuesta, las pequeñas introducciones hacen que todo se sienta un poco mejor.

Nos sumergimos en una nueva historia

Ha llegado el momento de hablar de otra de las partes clave de este Subnautica: Below Zero y esa es su historia. Pese a que el género de la supervivencia no ha destacado por elaboradas narrativas, el primer juego supo plasmar un discurso interesante. Con esta nueva entrega se nota el esfuerzo que ha puesto Unknown World en contar una historia mucho más ambiciosa en trama y en forma.

El jugador encarnará a Ronin Ayou, una xenologista que acude a 4546B para averiguar qué le ha sucedido a su hermana desaparecida, Sam. A partir de aquí, se van desentrañando los secretos de una trama que avanza poco a poco, pero con un guion medido. La progresión del juego se vincula a la historia, que atrapa nada más comenzar a explorar la nueva región y que se ve mejorada gracias a algunos acertados cambios y decisiones como añadir subtramas que expanden su universo.

Subnautica: Bellow Zero

Robin está doblada (al inglés) y eso hace que el jugador conecte mucho más con ella. Además, el hecho de que se exprese hace que esta posea mucha más personalidad. Sabemos que tiene cierta tirria a Alterra, la megacorporación que ya pudimos conocer en el primer juego, y que es muy resolutiva e incluso sarcástica, gracias a que podemos escuchar su voz y opiniones. 

No queremos abordar mucho más los detalles de la trama, para que seáis vosotros quienes conozcáis todo, pero, por ejemplo, habrá referencias a la Aurora y a la bacteria kharaa, aunque volvemos a decir, no es necesario haber jugado al primer Subnautica para disfrutar de este título.

Subnautica: Bellow Zero

Para que la historia se pueda conocer mucho mejor, Below Zero se apoya en pequeñas grabaciones, notas y otros coleccionables que pueden llegar a sonar un tanto trillados en otros juegos, pero que aquí tienen su razón de ser. Nuestra PDA se convertirá en una gran enciclopedia a medida que avancemos. Al principio, puede llegar a ser un tanto pesado el uso de esta técnica narrativa, pero solo es necesaria si buscáis conocer al dedillo el por qué de todo.

El contenido de este juego da para mucho aunque, como suele suceder, en los survival, la duración final dependerá del estilo de juego de cada uno. Completar todo puede llevarnos entre 40-50 horas fácilmente. También debemos tener en cuenta la modalidad de juego, ya que Subnautica: Below Zero ofrece cuatro modos diferentes para convencer a todos los públicos: sencillo, supervivencia estándar, hardcore y creativo.

¿Supervivencia de nueva generación?

Tras su paso por early access en PC, desde 2018, Subnautica: Below Zero también llega a todas las consolas portando algunas características únicas para las versiones de next-gen. El estudio nos ha facilitado un código de PS5 para ver los avances técnicos y jugables que han implementado.

Subnautica: Bellow Zero

Para esta versión de la nueva consola de Sony encontramos las dos típicas opciones a  la hora de configurar nuestro juego: modo rendimiento y modo resolución. Pudiendo priorizar la resolución 4K, nosotros recomendamos jugar en modo rendimiento a 60 fps para que la experiencia sea mucho más fluida. En ese aspecto, apenas tenemos pegas y es que en todo momento, Subnautica: Below Zero aguanta el tipo sin problemas.

No obstante, donde queríamos poner el foco era en las funciones del DualSense, que podrían haber cambiado todo. Decimos "podrían" porque su utilización se queda en lo más puramente anecdótico. Los gatillos adaptativos se usan en contadas ocasiones y lo hacen de una tímida manera. Por ejemplo, estos se activan al dar las luces, pero no en todos los vehículos, por lo que nos hace preguntarnos si no habría sido mejor ignorar por completo esta característica en lugar de implementarla a medias.

En lo que respecta a la retroalimentación háptica,  tampoco se ha implementado de una forma extensiva, por lo que se nos presenta una vibración lejos de la excelencia que se conseguía en juegos como Astro's Playroom y que le podrían haber sentado de maravilla. ¿Quizás esto llegue mejor en la siguiente inmersión? ¿En una futura actualización? Sobre los tiempos de carga, estos están presentes y podrían considerarse como de pasada generación.

Subnautica: Bellow Zero

A pesar de esto, Subnautica: Below Zero vuelve a sacar oro de una propuesta muy alejada de los presupuestos AAA. Técnicamente, no es ningún portento, pero sabe tapar muy bien sus costuras gracias al uso de una paleta de colores muy viva y a una utilización de la iluminación muy bien llevada (nos encantaría ver este juego con ray tracing). La versión 1.0 deja atrás esas texturas planas y más poligonales con las que contaba Subnautica en sus primeras fases y logra plasmar una mayor distancia de dibujado y un correcto uso del sombreado.

Los bugs y glitches no han destacado y apenas hemos notado pérdidas de estabilidad en lo que respecta a fps. Alguna que otra textura no ha cargado en su momento y la IA de unos pocos enemigos ha dado pie a situaciones algo hilarantes, pero nada que llegue a desentonar en el compendio global.

Subnautica: Bellow Zero

Como decíamos, una verdadera utilización de las funciones del DualSense le habría sentado de maravilla a este juego que lleva por bandera, precisamente, la inmersión. Y es que es aquí donde queremos detenernos unos instantes.

Ecos distantes en las profundidades... Una sombra entre las corrientes... No estamos solos

Una de las grandes virtudes de Subnautica y del título que ahora analizamos es la capacidad para introducir elementos de terror. El océano y sus secretos siempre han causado cierto temor al ser humano, la oscuridad de sus profundidades y el miedo a lo desconocido cautiva y genera rechazo a la par. 

Su creadores consiguen plasmar estas sensaciones gracias a la banda sonora, que utiliza tonos graves y ecos para emular las inmersiones abisales y a que el juego está en primera persona (una de las perspectivas más acertadas). 

Subnautica: Bellow Zero

No pocas veces íbamos nadando con nuestro pequeño foco entre unas fumarolas cuando de repente hemos escuchado el lejano alarido de una criatura que las tibias aguas nos impedían ver. Esa sensación de indefensión merece nuestro reconocimiento, porque no muchos saben manejar algo tan importante como es el terror y menos cuando tu juego no pertenece a ese género de manera completa.

El mar sonríe a lo lejos. Dientes de espuma, labios de cielo

No queremos más palabrería, así que terminemos con una rápida opinión sobre Subnautica: Bellow Zero para PS5. Esta entrega, que no es una secuela directa como tal, ni un spin-off, consigue algo que no pensábamos que iba a lograr: hacer que, con prácticamente los mismos elementos, nos vuelva a encantar nadar en las aguas del planeta 4546B. 

Subnautica: Below Zero ofrece esa experiencia survival tan completa que caló hace años y añade lo justo y necesario para que queramos seguir sufriendo los peligros de estos parajes tan bellos como letales. Por supuesto, el juego tiene algunos fallos y errores, pero cuesta mucho centrarse en ellos cuando enfrente tienes todo un mar de posibilidades.

Valoración

Subnautica: Below Zero se mueve como pez en el agua a la hora de plantear su propuesta de supervivencia. Pese a que la premisa pueda ser considerada como "más de lo mismo", las novedades introducidas funcionan, su apartado artístico convence y resulta complicado sacarle demasiados fallos. ¡Al agua patos!

Hobby

84

Muy bueno

Lo mejor

Añadidos muy acertados. Seguir conociendo 4546B. Las dosis de terror que introduce. Precio reducido. Saca provecho a su apartado visual.

Lo peor

El uso del DualSense es pobre en PS5. Puede llegar a frustar en algunos momentos. No se arriesga para marcar la diferencia.

Y además