Super Dragon Ball Heroes World Mission
Análisis

Análisis de Super Dragon Ball Heroes World Mission para Nintendo Switch y PC

Por Daniel Quesada

Versión comentada: Nintendo Switch

Super Dragon Ball Heroes World Mission supone el aterrizaje en España de una de las subsagas de Dragon Ball más queridas en Japón. ¿Os atrevéis a profundizar en el universo Xeno? ¡Pues tomemos cartas en el asunto!

Parecía que este momento no iba a llegar nunca, pero por fin podemos decir que un juego de esta familia ha llegado a España. Con este análisis de Super Dragon Ball Heroes World Mission damos la bienvenida a una rama de videojuegos de Dragon Ball que es tremendamente popular en Japón desde hace años, pero que por su particular mecánica había sido dejada de lado en España.

Conoce mejor los videojuegos de Dragon Ball con este libro

Para entender el germen de este juego, hay que retroceder hasta 2005, cuando en Japón se lanzó la recreativa Data Carddass Dragon Ball Z, la cual era capaz de leer códigos de barras de cromos coleccionables de Dragon Ball para "enfrentarlos" en la pantalla. La fórmula se fue expandiendo hasta 2010, año en que llegó otro arcade llamado Dragon Ball Heroes, que adoptaba su propia dinámica de juego de estrategia y apostó por expandir el universo Dragon Ball con una historia y personajes diseñados para la ocasión. El éxito fue arrollador en Japón, de tal forma que la recreativa fue creciendo con más expansiones y sets de cartas. En 2016, pasó a llamarse Super Dragon Ball Heroes y a día de hoy hay más de 3000 cartas para coleccionar y usar en ella. Por supuesto, Bandai-Namco quiso aprovechar el tirón y lanzó tres versiones de su juego para 3DS, pero ninguna de ellas llegó a Europa. Ahora, el primer juego de la franquicia para Switch, Super Dragon Ball Heroes World Mission, sí ha desembarcado en nuestro país. Yatta!

La historia de Super Dragon Ball Heroes World Mission es muy parecida a la vista en los juegos de 3DS y se explica desde el principio, así que no debéis preocuparos si no conocíais la saga hasta ahora. El protagonista es Beat, un chavalín que adora Dragon Ball y que quiere probar suerte con ese juego de cartas llamado Dragon Ball Heroes, el cual no conocía hasta ahora. Cuando empieza a jugar, descubre que se le da sorprendentemente bien, pero a la vez pasa algo terrible: alguien parece estar mezclando los personajes de la ficción de Dragon Ball con los de su propio mundo, así que para resolver este "cacao", Beat tendrá que convertirse en el mejor jugador de Dragon Ball heroes y, a la vez, pelear codo con codo con los protagonistas de su manganime favorito.

Super Dragon Ball Heroes World Mission

Como véis, el argumento no es el colmo de la originalidad (vamos, que casi es calcado a lo que hemos visto en Jump Force, por ejemplo), pero no es más que una excusa para que vayamos conociendo y enfrentándonos a los diferentes personajes de Bola de Dragón y, de paso, descubriendo otros nuevos, creados para esta serie. Así, encontramos la amiga/rival llamada Note, nuestro maestro el Gran Saiyaman 3... Pero también villanos, como el misterioso Sealas (suena a Pokémon, pero no lo es), que ha sido diseñado para este juego por Toyotaro, el actual dibujante del manga Dragon Ball Super.

Super Dragon Ball Heroes World Mission

Uno de los grandes incentivos de la saga Dragon Ball Heroes es su apuesta por el fan-service, de tal forma que, a lo largo de los diferentes juegos, se han ido presentando fusiones, transformaciones y variantes de personajes que se pasan el canon de Dragon Ball por el Arco del Triunfo, pero que resultan muy divertidos de ver en acción. Así, podemos ver las versiones Xeno de los protagonistas o los villanos (algunas de ellas han dado el salto a Dragon Ball Xenoverse 2, por ejemplo), nuevos demonios, una monstruosa transformación para Cell, Broly en modo Super Saiyan 4, fusiones de Trunks con Vegeta... Vamos, prácticamente cualquier variante que se os ocurra ya ha sucedido en esta franquicia. Y claro, Super Dragon Ball Heroes World Mission incluye todo este plantel (que recientemente hemos visto en acción en la serie de anime de Super Dragon Ball Heroes, aún en activo), además de los personajes vistos en Dragon Ball Super... Pero no os sintáis intimidados, pues aunque ayuda estar al día con Dragon Ball, no es imprescindible para disfrutar del juego, que nos va contando poco a poco todo lo fundamental de nuestros pasos a dar.

Super Dragon Ball Heroes World Mission

Vale, el "lore" que hay alrededor de Super Dragon Ball Heroes es complejo, pero... ¿Cómo se juega? En esencia, se trata de un juego de estrategia por turnos y para dos jugadores (el segundo puede ser humano o la CPU). Al comenzar a jugar, cada jugador tiene 7 cartas, que se corresponden con otros tantos personajes. Podemos colocar cada carta en el área de ataque o en un área de recuperación. Si las colocamos en la primera, esos personajes contribuirán a atacar durante el turno, mientras que en la segunda, recuperarán resistencia. Una vez hayamos colocado todas nuestras cartas donde queramos, se calculará la fuerza total de nuestro equipo en función de dónde estén colocadas, la resistencia de cada personaje... El equipo que tenga una fuerza total mayor en ese turno, ataca primero. Así, si teníamos 5 personajes en la zona de ataque y empezamos nosotros, daremos por lo general 5 golpes al enemigo, tras la cual él podrá llevar a cabo su turno de ataque. Aunque cada personaje puede ser aturdido para que no pueda atacar en su turno, el objetivo es mermar la barra de salud conjunta que tiene el equipo rival. Ganamos se reducimos esa barra de salud a cero o si pasan 5 turnos y tenemos más salud que el rival.

Super Dragon Ball Heroes World Mission

En el momento de atacar, tiene lugar la llamada carga de impacto: durante 3 segundos, una barra de potencia sube y baja sin parar y tenemos que pulsar A para detenerla cuando sea lo más grande posible, mientras el rival hace lo propio con la suya. Si estamos atacando y la tenemos más grande (ejem), nuestro golpe acertará con toda su fuerza al enemigo, pero si gana él, se cubrirá y no le haremos tanto daño. Además, si por la disposición de las cartas tenemos acumulada la suficiente energía de héroe, nuestro personaje ejecutará su ataque especial: el Kamehameha, el Final Flash... Con ello, hará mucho daño extra al rival, que salvo en circunstancias muy concretas no tiene otra alternativa más que "comerse con patatas" nuestra embestida.

Super Dragon Ball Heroes World Mission

Así funciona en esencia el juego, pero hay muchas otras variables a tener en cuenta de cara a tener una estrategia pulida: las estadísticas de ataque o defensa de cada personaje, la posibilidad de que se transforme durante un turno (lo cual aumenta su ataque), su naturaleza como Héroe (equilibrado), Élite (más especializado en ataques energéticos) o Berserker (muy efectivo en aturdir y atacar cuerpo a cuerpo, pero con defensa débil)... Además, algunas cartas tienen habilidades únicas, que se activan en función de las circunstancias como, por ejemplo, al llegar a un determinado turno. Esas habilidades pueden consistir en parar el tiempo para ejecutar un contraataque, invocar a Shenron para recuperar salud, dar tajos extra con una espada... Lo divertido de esas habilidades es que se resuelven a base de minijuegos en los que hemos de "mover nuestra carta" por el panel de una determinada forma: girando en el sentido de las agujas del reloj, colocando tres cartas juntas, moviéndola de izquierda a derecha sin parar...

Super Dragon Ball Heroes World Mission

Por supuesto, la gracia de estos minijuegos está en llevarlos a cabo en la pantalla táctil (de hecho, los combates se pueden resolver por completo con controles táctiles), pero también es posible superar todas estas pruebas con los controles tradicionales. La cantidad de minijuegos que esconde el título es enorme, así que lo interesante es ir cambiando las cartas de nuestro mazo cada cierto tiempo para ir descubriendo nuevos luchadores y minijuegos, si bien es cierto que algunos se vuelven innecesariamente largos para el efecto que pueden llegar a causar. La rutina puede hacerse algo pesada en un juego que, en el fondo, no tiene tanta profundidad estratégica como un Hearthstone, por ejemplo, por lo que es recomendable ir cambiando cada cierto tiempo de cartas para dar "sal" a la experiencia. Si será por cartas: tenemos más de 1100 para conseguir y en torno a 350 personajes diferentes y, para ello, hemos de superar combates que nos otorguen tickets para usar en máquinas gacha dentro del juego, las cuales nos darán cartas al azar. Los tickets dorados nos garantizan cartas poderosas, así que son el principal objetivo a conseguir.

Super Dragon Ball Heroes World Mission

Lo interesante es que también podemos obtener pegatinas para diseñar nuestras propias tarjetas: ponemos un personaje en ellas, la decoramos con explosiones y fondos, asignamos los puntos como queramos en sus estadísticas, decidimos qué ataque especial tendrá, con qué otros dos personajes puede activar una habilidad especial... Vamos, que el potencial de cartas es infinito y solo haceros con las que vienen por defecto os llevará semanas. De hecho, la duración es un punto fuerte del juego, pues su modo Historia (en el que ayudamos a Beat, Note, Goku Xeno y compañía a resolver el misterio de Sealas a través de un tablero con diferentes duelos y pruebas) incluye 5 capítulos que os pueden "robar" 20 horas perfectamente, además de desbloquear una historia extra y retos secundarios contra rivales Xeno muy espectaculares. Además, tenemos un modo Versus en el que pelear online contra otros usuarios, exportar nuestros mazos o cartas para que otros jugones los usen o incluso diseñar retos consistentes en combates que otros deban superar. Los que quieran profundizar aún más en la imaginería de Dragon Ball Heroes tienen un modo Arcade que incluye 21 circuitos, entre los que vemos la saga del demonio Mechikabura, homenajes a Dragon Ball GT... ¡O una historia especial en la que Goku consigue trabajo!

Super Dragon Ball Heroes World Mission

En cuanto al apartado técnico, la primera sensación es de decepción, pues a fin de cuentas, se hereda con poco cambios el apartado técnico del ya lejano Dragon Ball Z Budokai 3, algo que se ha venido haciendo desde las primeras recreativas de la saga. Así, los modelos tienen un nivel de detalle en los modelos, las texturas o las animaciones que parecen propias de una o dos generaciones atrás, aunque es cierto que los efectos especiales y ángulos de cámara tienen su gracia. Pero claro, habiendo visto juegos como Dragon Ball FighterZ en la propia Switch, suena un tanto perezoso ver este despliegue gráfico en 2019.

El sonido nos presenta las voces originales en japonés (esta vez, no hay en inglés), mientras que la música... Uf, la música nos hace pensar que estamos jugando al mus en la discoteca Skorpia. La típica fórmula de rock y "chunda-chunda" japonés se repite aquí hasta la extenuación, lo que hace que se haga difícil concentrarse y acabemos bajando el volumen más pronto que tarde. ¿Será que estamos viejos? Yo que sé. Eso sí: todos los textos están muy bien adaptados al castellano.

Super Dragon Ball Heroes World Mission

En conjunto, Super Dragon Ball Heroes World Mission supone un sueño cumplido para los fans de Dragon Ball que querían que la saga llegara a España y, en general, para todos aquellos que quieran bucear en las vertientes más locas del manganime creado por Akira Toriyama. ¿Puede llegar a atraer a los que no sean seguidores de Goku? Quizá, pero probablemente ellos no serán tan permisivos con la simpleza técnica y con un desarrollo un tanto superficial en según qué aspectos. Eso sí, no cabe duda de que este juego para Switch y PC es un enorme monumento a toda la imaginería de Dragon Ball. Solo por eso, ya merece la pena que le dediquemos un rato de "aventura mística".

Valoración

Quizá no sea el juego de estrategia más complejo del mundo, pero para los fans de Dragon Ball supone un verdadero festival coleccionista, capaz de divertir y sorprender durante semanas.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

La enorme cantidad de personajes, movimientos y referencias a Dragon Ball. Su sistema de combate se puede dominar con facilidad.

Lo peor

Técnicamente, está muy anticuado. Si no estás al día en el universo Dragon Ball, te perderás muchas referencias.

Y además