Ir al contenido principal
Super Mario 3D All-Stars
Análisis

Análisis Super Mario 3D All-Stars para Nintendo Switch

Por Álvaro Alonso

Versión comentada: Nintendo Switch

Super Mario 64, Super Mario Sunshine y Super Mario Galaxy dan el salto a Nintendo Switch juntos en un recopilatorio. ¿Qué tal le habrá sentado el paso del tiempo al bigotes? Análisis de Super Mario 3D All-Stars.

Nadie lo diría por su figura esbelta, gemelos de acero y bigote reluciente, pero el bueno de Mario acaba de cumplir 35 (¡35!) años. Y para celebrarlo, Nintendo ha decidido recopilar tres de los mejores juegos en 3D del fontanero, aplicarles las correspondientes mejoras gráficas y lanzarlos en Nintendo Switch en forma de recopilatorio bajo el nombre Super Mario 3D All-Stars.

Super Mario 64, Super Mario Sunshine y Super Mario Galaxy. Nintendo 64, GameCube y Wii. 1997, 2002 y 2007. 10, 10 y 10. Entre los tres, pueden presumir de haber recibido los más grandes halagos a los que aspira cualquier videojuego, desde "obra maestra" hasta "el más revolucionario de todos los tiempos". Eso no quita que el anuncio de este recopilatorio haya estado acompañado de cierta polémica... Pero vamos a dejar eso para el final.

Empecemos el análisis de Super Mario 3D All-Stars por el principio, desde las afueras de un castillo que os resultará muy familiar...

Ciento veinte

¿Qué podemos decir de Super Mario 64 que no se haya dicho ya? Pues... nada, para qué os vamos a engañar. Todo el mundo sabe que si Nintendo no hubiese decidido abandonar las 2D con su personaje estrella, los videojuegos hoy no serían lo mismo. Fue el juego que cambió las reglas y se merece cada palabra buena que se ha dicho sobre él durante estos 23 años.

23 años que no han pasado en balde, porque jugar hoy a Super Mario 64 es un ejercicio de paciencia. Conseguir que la cámara se coloque en la posición más cómoda es una lucha constante, como también lo es lidiar con los giros abiertos que realiza Mario al cambiar de dirección o su tendencia a resbalar más de la cuenta sobre cualquier superficie.

Aplastar Goombas o golpear bloques deberían ser las acciones más sencillas de ejecutar en un juego del fontanero, pero aquí pueden ser más difíciles que vencer a Bowser en combate uno contra uno por culpa de la cámara y los controles. Duele un poco decir esto en voz alta, pero Super Mario 64 no ha envejecido bien.

Super Mario 3D All Stars análisis

Y sin embargo, pese a que nos ha frustrado, pese a que hemos maldecido al pobre Lakitu en unas cuantas ocasiones, de los tres juegos incluidos en Super Mario 3D All-Stars, Mario 64 es al que más tiempo hemos dedicado. Tiene un magnetismo indescriptible que empieza a funcionar en el momento en que conseguimos la primera estrella, y que nos obliga a seguir recolectándolas sin parar. Porque puede que en lo jugable no haya envejecido bien, pero gracias al fantástico diseño de los niveles sigue siendo un puñetero vicio.

Este recopilatorio habría sido una oportunidad perfecta para corregir algunos de esos problemas, o mejor dicho, actualizar; lograr que sea tan disfrutable en 2020 como lo fue en 1997. Pero lo que tenemos aquí es, a grandes rasgos, Super Mario 64 HD. Podemos... no, queremos entender los motivos que han llevado a Nintendo a tomar ciertas decisiones, como mantener el formato 4:3 en lugar de adaptarlo a las televisiones actuales (el renderizado de Mario 64 no se diseñó pensando en 16:9, así que convertirlo trae consigo toda una serie de problemas visuales). Aunque no habría estado mal incluir marcos para "ocultar" las bandas negras.

Incluso queremos entender que hayan elegido la versión original en lugar del remake de Super Mario 64 que ya existe para Nintendo DS, superior a todas luces. Pero por mucho que lo queramos entender, no podemos quitarnos de encima la sensación de que se ha desaprovechado una oportunidad de oro.

Lo que no se entiende de ninguna manera es que no se haya traducido al español. Es decir, no han tenido ningún problema para sustituir las menciones a botones de Nintendo 64 por los de Nintendo Switch, así que no tenemos ni idea de por qué no se ha hecho (la cantidad de texto no ha sido el motivo, eso seguro).

Pasado por agua

Puede que alguna vez hayáis oído decir que Super Mario Sunshine es el peor Mario, que no es tan bueno bla, bla, bla. Todo es mentira, por supuesto: Super Mario Sunshine está a la altura del resto de entregas 3D en cuanto a calidad, originalidad y diversión. Su mayor (y único) pecado fue ser diferente, atreverse a ir más allá de lo que ha ido ningún Mario.

Super Mario 3D All Stars análisis

Porque mientras que la mayoría de juegos han apostado por unas mecánicas principales muy convencionales y parecidas entre sí (como dar giros o lanzar la gorra), el A.C.U.A.C. de Sunshine supone una inyección de frescura: Mario ya no salta, planea; Mario ya no da puñetazos, dispara chorros de agua a presión. Pero esto implica que también es una mecánica mucho más "intrusiva", por lo que si le pillas el truco y te adaptas a todos los cambios que pone sobre la mesa, gozas de Sunshine. Pero si se te atraganta...

La cámara fue el otro gran aspecto que tanto se criticó en su día de Super Mario Sunshine y, sí, no es ninguna maravilla, pero os podemos asegurar que ha envejecido infinitamente mejor que la de Super Mario 64. 

De los tres juegos incluidos en Super Mario 3D All-Stars, Sunshine es sin lugar a dudas el que más se ha beneficiado de las mejoras gráficas: en este caso sí que se ha adaptado al formato 16:9 sin problemas, y el aumento a resolución HD hace que luzca de maravilla, dándole un toque "aplastelinado" que no le sienta nada mal.

Aunque aquí lo que hay que alabar es el trabajo que se hizo en su momento con el apartado gráfico original, porque los efectos de agua y reflejos siguen siendo tan impresionantes como lo eran en GameCube.

El Principito

Y llegamos al rey: Super Mario Galaxy. Puede parecer injusto decir que es el que mejor ha envejecido de los tres porque es el "más joven", pero eso no quita que hayan pasado 13 años desde que se lanzó en Wii. Y ya quisieran muchos juegos de por aquel entonces -por no decir todos- mantenerse en tan buena forma como Galaxy.

Porque incluso para los estándares de 2020, Super Mario Galaxy sigue siendo una obra maestra absoluta. Estamos ante un plataformas 3D exquisito en todos y cada uno de los aspectos, con un equilibrio perfecto entre accesibilidad, diversión y desafío, con un constante derroche de ideas cada cual más original que la anterior y con una banda sonora apoteósica cargada de temas memorables. Se nos saltaban las lágrimas volviendo a escuchar la melodía de la Galaxia Jardín Céfiro.

Super Mario 3D All Stars análisis

Aunque la cámara fue mejorando entrega tras entrega, en Super Mario Galaxy todavía no terminó de alcanzar la perfección y en ocasiones la perspectiva puede jugarnos malas pasadas. Ahora bien, si tenemos en cuenta que es un juego en el que estamos constantemente cambiado de plano o incluso de dimensión, lo sorprendente es que la cámara funcione tan bien como lo hace.

Dentro de Super Mario 3D All-Stars el caso de Galaxy es el más particular, porque al contrario que los otros dos juegos incluidos, se lanzó para una consola con controles menos tradicionales. Para que nos entendamos mejor: el control por movimiento del Wiimote era clave, y constantemente había que apuntar a la pantalla para recoger fragmentos estelares o agitarlo para realizar el giro, por poner dos ejemplos diferentes.

Por suerte, Nintendo Switch se puede adaptar sin problemas al particular estilo de control de Wii, así que basta con desacoplar ambos Joy-Con para jugar tal y como Super Mario Galaxy fue concebido. El giro de Mario se sigue realizando agitando el mando derecho, pero ahora está también asignado al botón Y para facilitar su uso.

En el caso de que juguemos con el mando Pro, el giroscopio nos permite llevar a cabo todas las acciones por movimiento. No es tan cómodo como jugar con los Joy-Con desacoplados (parece que no, pero a la hora de apuntar y movernos al mismo tiempo es mejor tener un mando dividido en dos), pero funciona sin problemas.

En cuanto al modo portátil y las Nintendo Switch Lite, casi todo el control por movimiento se traslada a la pantalla táctil, así que si queremos recoger fragmentos debemos arrastrar el dedo por la pantalla. Esto significa sujetar la consola con una mano, lo cual es un poco engorroso. Curiosamente, en casos concretos, como las telas de araña que hay que arrastrar para catapultar a Mario, este tipo de control funciona muy bien. Y en los niveles con minijuegos, como el de surf, se mantiene el control por movimiento.

Super Mario 3D All Stars análisis

En definitiva, si tuviésemos que hacer un ránking de las opciones de control de Super Mario Galaxy, sería: Joy-Con desacoplados > Mando Pro > Modo portátil/Nintendo Switch Lite. Pero todas cumplen, que es lo importante.

¿Y cómo se ve Super Mario Galaxy en alta definición? Pues fenomenal. Gracias a un diseño artístico soberbio, es la clase de juego que ya pueden pasar 10, 20 o 30 años, que se va a seguir viendo estupendo. De hecho, si no fuera porque hay algunas texturas que evidencian sus orígenes sub-HD, podría pasar sin problemas por un título actual.

Cuesta creer lo bueno que es. Que sigue siendo. Nos atreveríamos a decir que solo por Super Mario Galaxy, este recopilatorio ya merece la pena...

Super Mario 3D All Stars análisis

Y como lo prometido es deuda, hablemos ahora de la polémica y los aspectos menos bonitos de Super Mario 3D All-Stars. Este recopilatorio se pone a la venta durante un tiempo limitado: a partir del día 31 de marzo de 2021, no será posible adquirirlo en la eShop y dejarán de distribuirse copias físicas. Nadie sabe el motivo (Nintendo no ha dado una explicación oficial), así que sólo podemos hacer conjeturas. 

 "Hay tiempo de sobra para comprarlo", dirán algunos. Eso es discutible, porque las condiciones y los factores de cada uno son diferentes. Pero incluso aunque haya tiempo de sobra, ¿qué sentido tiene convertirlo en una "edición limitada"? ¿Qué nos aporta? ¿En qué nos beneficia a nosotros como consumidores? Por más vueltas que le damos, no se nos ocurre ningún motivo que pueda justificarlo.

Super Mario 3D All Stars análisis

Y hablando de motivos, no podemos seguir obviando al elefante en la habitación: ¿dónde está Super Mario Galaxy 2? ¿Por qué no se ha incluido? Lo único que se nos ocurre es que hayan pensado que el recopilatorio sería más redondo al incluir un Mario por plataforma... Pero no es un motivo de peso y seguimos echando en falta Super Mario Galaxy 2.

Y más allá de los juegos, el recopilatorio tampoco tiene mucho que ofrecer: un menú bastante escueto, con un resumen y el año de lanzamiento de cada título, nos permite elegir a qué vamos a jugar. Como extra tenemos las bandas sonoras, que no está mal, pero la ocasión daba pie a lucirse un poco más: galerías de arte, bocetos, detalles sobre el desarrollo... Ya sabéis.

En definitiva y ya para terminar nuestro análisis de Super Mario 3D All-Stars: tenemos sensaciones encontradas. Por un lado, estamos ante tres juegos magníficos, tres juegos que por separado ya merecen muchísimo la pena, así que juntos hacen que este pack sea irresistible. Nos lo hemos pasado como enanos volviendo a revivir las aventuras de Mario, y ahora mismo sólo pensamos en terminar de escribir para seguir recolectando estrellas y soles.

Super Mario 3D All Stars análisis

Pero por otro, y viendo el fantástico trabajo que se ha hecho durante estos últimos años en lo que a remasterizaciones y recopilatorios se refiere, es inevitable mirar a Super Mario 3D All-Stars y pensar que se podía haber hecho muchísimo más, que tres juegazos como estos se merecían muchísimo más. Que vamos a pasarlo en grande celebrando el 35 cumpleaños de Mario, pero la tarta podía dejar un mejor sabor de boca y hay gente que no ha sido invitada a la fiesta.

Valoración

Tres juegos fantásticos -uno que muestra signos vejez, otro que se conserva en buena forma y otro que es tan sublime como el primer día- agrupados en un recopilatorio un tanto escueto, con mejoras (las justas) y sin apenas extras.

Hobby

80

Muy bueno

Lo mejor

Tres juegos legendarios en uno. Galaxy no ha envejecido ni una día; sigue siendo una obra maestra.

Lo peor

Sin Galaxy 2. Mejoras bastante pobres y muy pocos extras. La cámara no es perfecta en ninguno de los tres.

Y además