Ir al contenido principal
TOEM
Análisis

Análisis TOEM, una encantadora aventura fotográfica que nos ha conquistado

Versión comentada: Nintendo Switch

Análisis de TOEM, un juego desarrollado por Something We Made para PS5, Nintendo Switch y PC que nos invita a embarcarnos en un viaje fotográfico a través de un mundo en blanco y negro.

Puede que en 2021 el ritmo de lanzamientos AAA se haya reducido, pero la escena independiente no ha dejado de nutrirnos con pequeñas grandes joyas. Aquí podéis consultar 21 juegos cortos para pasarte en una tarde.

Sólo en el mes de septiembre, se ponen a la venta títulos independientes tan prometedores como Sable, The Artful Escape, Eastward, Kena: Bridge of Spirits o el que hoy nos ocupa: TOEM.

Desarrollado por Something We Made, un pequeño estudio sueco, TOEM se pone a la venta el próximo 17 de septiembre para PS5, Nintendo Switch y PC prometiendo "una aventura fotográfica a través de escenarios inspirados en paisajes escandinavos". 

"¿Un juego de hacer fotos? ¿Qué tiene eso de especial?", os estaréis preguntando. Acompañadnos, cámara (¡y carrete!) en mano, en nuestro análisis de TOEM para descubrir cómo esta pequeña obra ha logrado conquistarnos.

Click

Seguro que más de una vez os ha pasado: empezáis a jugar a algo y, desde el momento en que dais los primeros pasos con el personaje, pegáis un par de saltos e interactuáis con algunos objetos, sabéis que estáis ante un juego muy especial. Algo así como el concepto del amor a primera vista, pero aplicado al videojuego.

Pues exactamente eso nos ha pasado con TOEM. No han hecho falta escenas de vídeo bombásticas, secuencias de acción trepidantes ni ingeniosos diálogos; sólo un ser antropomórfico despertándose en casa de su abuela, agarrando una cámara de fotos y emprendiendo un viaje para contemplar el misterioso fenómeno conocido como TOEM.

TOEM

Mecánicamente, se trata de un título de lo más sencillo: controlamos al protagonista desde una perspectiva isométrica que podemos cambiar a voluntad, girando pero también alejando/acercando. Al pulsar el botón X (en Nintendo Switch) activamos la cámara de fotos y pasamos a una perspectiva en primera persona que simula estar mirando a través del visor. Y eso es todo a grandes rasgos.

El desarrollo de TOEM también es bastante sencillo: hay una serie de ubicaciones a través de las que debemos viajar hasta llegar a nuestro destino. Para conseguir llegar a la siguiente ubicación, debemos obtener sellos que nos permitan realizar un viaje en autobús gratuito. Y para conseguir los sellos, debemos ayudar a los habitantes de la ubicación en la que nos encontramos.

TOEM

Y esa es la gracia del asunto: en cada ubicación vamos a toparnos con un gran número de personajes que necesitan nuestra ayuda. Es decir: misiones. Y casi todas involucran el uso de la cámara. Evidentemente muchas giran en torno a fotografiar algo: un animal, un objeto, una ubicación... Pero la gran mayoría son en realidad rompecabezas que nos obligan a prestar mucha atención al entorno

Porque puede que antes de poder tirar la foto, tengamos que esperar varios segundos o interactuar con algún objeto del escenario. En ese sentido, sorprende la cantidad de posibles interacciones: todo se puede tocar, nos podemos sentar en cualquier parte y todo reacciona a nuestro paso (¡y al sonido de la cámara!).

TOEM

En una zona dentro de la tercera ubicación, una comunidad para amantes del verano, llueve constantemente. Al sacar la cámara en este lugar, vemos cómo las gotas de lluvia golpean el visor. Poco después encontramos un objeto, un paraguas, cuya descripción es: "protege tu cámara del mal tiempo".

Es un juego pequeño, no se pueden haber preocupado por eso... Pero sí, lo han hecho. Al equipar el paraguas, las gotas ya no mojan el visor de la cámara. Es un detalle pequeño, casi sin importancia o utilidad jugable, y un detalle que muchos pasarán por alto... Pero que demuestra el mimo con el que ha sido diseñado TOEM.

TOEM

Hablando del paraguas, hay un buen número de objetos cosméticos que podemos obtener (encontrándolos o al completar misiones) para alterar la apariencia del protagonista: sombreros de todos los tipos, gafas que permiten ver a los espíritus, calcetines mojados... 

También hay una serie de objetos con aplicaciones jugables que debemos encontrar para poder avanzar, y que introducen nuevas formas de utilizar la cámara e interactuar con el escenario.

TOEM

Y por supuesto contamos con un compendio que nos invita a capturar a todos los animales con los que nos crucemos. ¡Hazte con todos!

Esto, unido a las misiones que encontramos en cada localización, resulta increíblemente absorbente; una vez le hayáis pillado el tranquillo a hacer fotos, no querréis iros de ninguna ubicación sin antes haberlo hecho y fotografiado todo

TOEM

Y pese a que por lo general es sencillito, hay unas cuantas misiones y fotografías secretas que os van a obligar a darle al coco y, sobre todo, a examinar con lupa cada elemento del escenario.

Como salta a la vista por las imágenes, TOEM apuesta por un estilo apacible y tranquilo. Es la clase de juego que invita a sentarse en un banco mientras escuchamos música (también podemos desbloquear cintas para escuchar en nuestro fiel walkman), y a esto contribuye el apartado gráfico, que mezcla elementos 2D con escenarios 3D, y el adorable estilo artístico que recuerda a una serie de animación.

Valoración

TOEM es un juego pequeño y cortito, sí, pero también de esos que no se olvidan. Una vez agarréis la cámara y empecéis a recorrer sus hermosos escenarios, fotografiando fauna y flora y conociendo a sus surrealistas personajes, quedaréis "inmortalizados".

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Su encantador estilo visual y banda sonora. La enorme cantidad de pequeñas interacciones. Su dinámica de juego engancha de lo lindo.

Lo peor

Puestos a pedir, estaría bien poder usar el giroscopio para mover la cámara.

Y además