Análisis Vitamin Connection
Análisis

Análisis Vitamin Connection para Nintendo Switch - pequeños juegos que hacen grandes cosas

Por Alberto Lloret

Versión comentada: Nintendo Switch

Análisis de Vitamin Connection para Nintendo Switch, una original propuesta diseñada y creada con la híbrida de Nintendo en mente, y que nos invita a adentrarnos, de manera muy divertida, en los miembros de una familia para acabar con los virus y bacterias que amenazan con enfermarles y chafarles planes como irse de excursión...

Hay juegos que desde que empiezas a jugar, notas que han sido pensados para una consola en concreto, y que intentan aprovechar al máximo todas y cada una de las características y posibilidades que ofrecen. Ejemplos hay a patadas, pero a bote pronto me vienen Tearaway en PS Vita, Affordable Space Adventures en Wii U y, cómo no 1-2 Switch...

Son sólo tres ejemplos de una rara especie de juegos que nacen, precisamente, para ofrecenos la mejor demostración de lo que una consola en concreto puede hacer. A este selecto grupo se une ahora Vitamin Connection para Nintendo Switch, un originalísimo juego desarrollado por Wayforward (sí, los mismos de la divertida serie de juegos Shantae).

Esta microSD de 128GB es la más barata de Amazon y es perfecta para tu Switch

La premisa es muy sencilla y recurre a un topicazo del cine de ciencia ficción del siglo pasado, algo que exploraron películas como El Chip Prodigioso: viajar al interior del cuerpo para curar una enfermedad. Pero, como vamos a ver en este análisis de Vitamin Connection para Nintendo Switch, aquí todo resulta más colorido, alegre y, por supuesto, divertido.

Para ello viajamos a la casa de los Saber, un matrimonio con la parejita de niños y perro, a los que se le viene encima una invasión de virus, bacterias y microorganismos dispuestos a chafarles sus maravillosos planes. Así pues, con cada miembro de la familia, perro incluido, la mecánica es siempre la misma: Vita-Boy y Mina-Girl se introducen en el cuerpo del miembro de la familia gracias a una pequeña nave y atacan a las amenazas desde dentro.

Vitamin Connection análisis

La gracia de la nave es que podemos manejarla solo o con ayuda de otro jugador. El desplazamiento es automático, y nosotros lo que hacemos es repartirnos acciones como mover la nave y disparar el rayo vitamínico (que se realiza con el Joy-Con izquierdo), mientras que rotar la nave y apuntar hacia donde irá el rayo lo efectuamos con el derecho. Cada jugador puede, además, aumentar la velocidad de desplazamiento (es decir, hasta 2x), y debemos evitar tocar las paredes del cuerpo o perderemos vida... que podemos recuperar recogiendo unos pequeños destellos.

Dicho esto, como podéis imaginar, repartirse el manejo de la nave con un amigo y coordinarse con él resulta bastante más divertido, y esto nos permite encarar retos que presenta cada nivel/miembro de la familia con más sencillez que jugando sólo. Porque, por si tienes dudas, algunas situaciones resultan algo más difíciles jugando solo.

Por decirlo de algún modo, adentrarnos en el cuerpo de cada miembro (o nivel) ofrece dos zonas de juego muy diferenciadas. Por un lado, explorar el propio cuerpo en busca de los puntos afectados. Así, avanzamos por las cavidades del cuerpo usando el rayo para acabar con virus y bacterias (que no es infinito, debemos dejar que se recargue), rotamos la nave para hacer que algunos obstáculos se muevan, cortamos fibras que nos impiden el paso rotando la nave para que coincida el color de la nave con el de la fibra... hasta llegar al órgano afectado.

Vitamin Connection análisis

Cada uno de estos órganos es un minijuego en sí mismo, y los hay de diverso tipo, desde una suerte de Pong en el que debemos pelotear, a pruebas de baile, con ganchos para recoger objetos, desplazar a Vita-Boy y Mina-Girl por un cable sin que lo toquen... Son pruebas de habilidad, reflejos, coordinación, que aparte de divertidas en su gran mayoría, suponen una pequeña ruptura con la parte de exploración.

Vitamin Connection análisis

Tras superar el minijuego y restaurar el órgano, nos tocará, muy a menudo, volver por donde hemos venido para ir a la caza de otro punto afectado. Como decimos, esto a menudo implica el llamado "backtracking" o vuelta sobre nuestros pasos. En ocasiones, a mayor velocidad, siempre con los obstáculos y enemigos de nuevo en su sitio. ¿Es malo esto? Pues no necesariamente, pero es un detalle, que le resta algún entero, ya que lo normal en todos los niveles es retroceder para llegar hasta una bifurcación.

A este planteamiento básico y general hay que añadir que cada nuevo miembro añade nuevos tipos enemigos, algún gadget para la nave (como un gancho para apartar bloques del camino) y por supuesto los minijuegos de los órganos, lo que deja un desarrollo bastante ameno y variado, que no se limita a hacer siempre exactamente lo mismo y de manera incremental va añadiendo novedades, y como decimos, usando por el camino todas y cada una de las características de los mandos, incluida la cámara IR.

Vitamin Connection análisis

Todo este planteamiento, como ya habréis visto por las imágenes, huye del realismo, y ofrece un colorido planteamiento con estética cartoon, que le sienta francamente bien. Destaca el diseño de los personajes y de los cuerpos invasores, que aquí hablan (en inglés, subtitulado al castellano), son muy, muy graciosos y vienen a contar una sencilla historia de fondo.

No es el único logro: las escenas de vídeo, como la que podéis ver debajo de estas líneas son impresionantes, tanto por la realización, que usa algunos recursos muy interesantes (giros de cámara...) como por saber jugar con esta estética a las mil maravillas. Termina de redondear su oferta la banda sonora, que recuerda a música japonesa y que, aunque no está nada mal y es bastante pegadiza, a algunos paladares puede resultar algo pesada pasado el primer rato.

A pesar de sus enormes bondades, que repetimos, son ser muy divertido, original y exprimir al máximo los mandos de la consola, Vitamin Connection también tiene sus puntos débiles. El primero es que no es un juego muy largo... salvo que te atasques en alguno de sus contados picos de dificultad. O si lo vas a jugar solo, en el que algunas pruebas pueden resultar algo más difíciles.

Del mismo modo, aunque va en gustos, no todos los minijuegos resultan igual de brillantes, aunque el nivel es bastante bueno en general. Y así terminamos nuestro análisis de Vitamin Connection para Nintendo Switch, una pequeña maravilla que destaca por su original propuesta, divertidos minijuegos y enfoque al cooperativo. Y, además, ahora mismo sólo cuesta 18,02 euros...

Valoración

Vitamin Connection es otro gran añadido al catálogo de Nintendo Switch, un divertido juego orientado al cooperativo que explota todas las características de los Joy-Con, y lo hace con un cuidado estilo y magnífica presentación audiovisual. Eso sí, puede resultar algo corto, tiene mucho "retroceso" al explorar y con algunos picos de dificultad.

Hobby

84

Obra maestra

Lo mejor

Ameno, variado, divertido... Su enfoque del cooperativo. Retros adicionales al terminarlo. Banda sonora. La estética.

Lo peor

Algunas pruebas resultan sensiblemente más difíciles jugando solos. No es demasiado largo.

Y además