Menú de navegaciónBotón de menú de Hobbyconsolas
Logo 30 aniversario Hobby Consolas

Crítica de Bárbaros Temporada 1: la Vikingos de Netflix

Bárbaros
Crítica de Bárbaros, serie original de Netflix dirigida por Barbara Eder y Stephen St. Leger. La nueva serie de la plataforma cuenta en su reparto con intérpretes como Gaetano Aronica, Bence Ferenczi, Jeanne Goursaud, David Schütter, Tibor Milos Krisko, Jeremy Miliker o Laurence Rupp, entre otros. El estreno de Bárbaros en Netflix España es el 23 de octubre de 2020.

«Ave, César, los que van a morir te saludan». Una frase grabada para la historia a través de un cuadro que ha influido en la literatura, el cine y la memoria popular que bien se podrían haber aprendido los protagonistas de la historia que acaba de llegar a nuestras pantallas. Hoy analizamos la primera temporada de Bárbaros, la nueva serie original de Netflix que muchos quieren erigir como la nueva Vikingos de la plataforma.

Pero... ¿de qué va el nuevo estreno de Netflix? Bárbaros cuenta la historia de la batalla de Teutoburgo en el siglo 9 d. C., el histórico enfrentamiento entre las legiones del Imperio romano frente a los salvajes guerreros germanos que intentan frenar su expansión y acabar con el yugo de sus imposiciones. La trama se centra en las vidas de Arminio (Laurence Rupp), Thusnelda (Jeanne Goursaud) y Folkwin Lanzalobo (David Schütter), tres amigos unidos bajo el lazo de la infancia que serán determinantes en el futuro de las tribus libres de la Baja Sajonia alemana que plantaron cara al todopoderoso Imperio romano dirigido por Publio Quintilio Varo.

La primera temporada de la serie consta únicamente de seis capítulos a razón de 50 minutos por entrega, pero no necesitaremos estar mucho tiempo sentados en el sofá para descubrir su apuesta por el folclore germano, la cultura romana y un detalle que marca definitivamente la producción: el latín. Bárbaros apuesta por mantener conversaciones enteras en un latín fluido que nos traslada inevitablemente al nacimiento de uno de los acontecimientos más interesantes de la historia europea. Los romanos hablan latín y las tribus alemanas hablan alemán. Todo en su sitio.

Bárbaros

El interés de sus creadores por construir una producción que mima los pequeños detalles también lo encontramos en las espectaculares armaduras romanas de las que es imposible apartar la vista. Como decíamos, las conversaciones en latín entre Arminio y Varo, al margen de algo más de trabajo en los diálogos, son muy atractivas, como también lo es el énfasis con el que muestran sus preciadas gladius o las indumentarias de las tribus alemanas. El diseño de producción, el diseño de vestuarios, maquillaje y peluquería funcionan a la perfección, favoreciendo nuestra inmersión en una tierra fría y húmeda, siempre cubierta por un manto de niebla que recrean con orgullo.

Date de alta en Disney+

Date de alta en Disney+

Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

Darse de alta

El envoltorio es atractivo, sí. El contenido, sin embargo, deja un sabor amargo por tramos. La serie de Netflix construye un relato atrapante con un aspecto icónico, pero el desarrollo narrativo fusila con demasiada velocidad un conflicto que la propia trama pide expandir. Además, los primeros capítulos hacen dudar sobre la calidad de la serie cuando Folkwin trata de arrojar una lanza con un trabajo de posproducción del que Newton no estaría orgulloso. Los amantes de la historia, además, encontrarán divergencias con los personajes, especialmente en el caso de Thusnelda. Ladgerda, con Katheryn Winnick en el papel, abrió de nuevo las puertas a personajes femeninos nórdicos, guerreros, líderes y heroicos que su propio folclore ya relataba y que sirven de resorte para despertar nuevas emociones. Es inevitable, por tanto, rememorar el personaje ante una Thusnelda que parece buscar la estela imposible de la icónica Ladgerda de Vikingos.

Bárbaros

Hablando del casting, tenemos un reparto que cumple con las expectativas, pero ninguno de ellos demuestra suficiente carisma como para inspirar mayor atracción. Esa corrección va en líneas generales con el resto de la serie: cumple, funciona y entretiene, pero no tiene suficiente capacidad como para destacar ante competidores como The Last Kingdom. Tan pronto encontramos detalles que nos hacen desear más de la serie como resoluciones y efectos que rebajan esa factura de la que parecían haberse preocupado en la preproducción. Encontraremos tramas que terminan en punto muerto cuyo recorrido se demuestra absolutamente innecesario para el devenir de la serie o de sus personajes, e incluso personajes desdibujados en el caso de los líderes de las tribus que nunca reflejan la autoridad que parecen ostentar.

Una de sus grandes ataduras que a nadie pillará de sorpresa es el presupuesto. Un conflicto que pide grandilocuencia, la busca con los diálogos y se engaña con las imágenes. Con diez tiendas de campaña y cuatro casas de madera y tepe no construyes una ficción basada en la historia de cómo más de 25.000 soldados romanos se enfrentaron a otros más de 20.000 guerreros queruscos, brúcteros y agrivarios. El resultado le pasa factura, aligerando hasta el exceso el conflicto.

Bárbaros

Sea como fuere, Bárbaros es una serie que te gustará si te atrae el género. El drama del trío principal con lío amoroso-adolescente es demasiado pueril y la química entre los actores tampoco le hace ningún favor, pero de alguna forma consigue generar algo de interés para descubrir su resultado. La acción es mucho más escasa de lo que cabría esperar, pero cuando llega parece hacerlo en su justa medida. ¿La historia? Ya lo hemos atacado: extremadamente simplista, pero a muchos les facilitará el visionado y una maratón de la que tampoco recordarán tanto en los próximos meses. Es una serie tan fácil de ver como de disfrutar, aunque también lo sea de olvidar. No exige nada del espectador más que su complicidad con alguna licencia histórica, le ofrece una tensión psicológica interesante a través del personaje de Arminio y se resuelve como un drama histórico correcto. Ahora te toca decidir si el pulgar irá hacia arriba o lo esconderás.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Bárbaros simplifica en exceso la dimensión histórica del momento al que hace referencia, pero lo cubre con un manto de niebla, escenarios, vestuarios y maquillaje que buscan representar con fidelidad la realidad del conflicto. Ya puedes recordar las lecciones de latín del colegio, porque lo han convertido en el santo y seña de su carácter.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Los bosques y escenarios con los que representan con fidelidad la batalla de Teutoburgo, los vestuarios el trabajo de maquillaje y peluquería.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Efectos que no terminan de funcionar para una producción de su calibre y la simplificación excesiva de las tramas y los conflictos de los personajes.
Hobby

70

Bueno

Y además

Más artículos