La dama y el vagabundo Pelicula Disney Plus
Análisis

Crítica de La Dama y el Vagabundo, el remake de la película en Disney Plus

Por Rafa Domínguez

Crítica de La Dama y el Vagabundo, la película de Disney Plus dirigida por Charlie Bean con guion de Andrew Bujalski. Este remake del clásico de Disney está realizado mediante CGI en acción real y cuenta en su reparto con Kiersey Clemons, Thomas Mann, Yvette Nicole Brown o Arturo Castro, entre otros. El estreno de La Dama y el Vagabundo en Disney Plus España es el 24 de marzo de 2020.

La maquinaria de Disney Plus viene engrasada para su lanzamiento en España desde este 24 de marzo en el que sus contenidos inundarán los hogares de nuestro país. Y qué momento para explotar al máximo sus producciones ahora que los visionados se han disparado por causas de fuerza mayor. Uno de los títulos que encabezan su llegada es el estreno de La Dama y el Vagabundo, el remake en acción real que, sin lugar a dudas, es uno de los grandes reclamos para el primer día y un hito para la compañía: su estreno en una plataforma de streaming en lugar de una sala de cine marca un antes y un después en su producción.

La película está dirigida por Charlie Bean (La LEGO Ninjago película), cuya experiencia previa a la dirección pasa por trabajar en el departamento de arte y guion de series de animación infantil tan icónicas como Samurai Jack, El laboratorio de Dexter o Las supernenas. Si el objetivo era conectar con la generación que creció viendo Cartoon Network, Fox Kids y los clásicos de Disney de los 90, la elección está justificada.

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan estos remakes de acción real de Disney, como hemos podido comprobar en La bella y la bestia, El Rey León o El Libro de la Selva, es la falta de magia. El alma infantil, el espíritu de inocencia que desprendían los personajes y los universos de sus protagonistas en los clásicos de animación han sucumbido ante esa realidad que la desprende del misticismo y el culto que las han convertido en un estandarte multigeneracional de nostalgia. Estas películas reviven sus historias, incluso despiertan recuerdos de cuando la vida sólo era un cielo lleno de estrellas con las que soñar. Pero el recuerdo y la añoranza serán siempre más poderosos, limitando drásticamente sus posibilidades. La dama y el vagabundo es, desgraciadamente, otro ejemplo de ello.

La dama y el vagabundo Pelicula Disney Plus

Recorriendo las calles de un pequeño vecindario de cuento nos adentramos en un universo que ya nos avisa de sus intenciones: un homenaje a la escena de introducción original en el que acabaremos entrando en el hogar de Dama cubierto por un manto de nieve en la noche de Navidad. El remake de La dama y el vagabundo sigue con intención la trama y algunos de sus planos originales dejando cualquier intento de frescura en la animación por CGI que, lejos de sumar puntos —transita entre la corrección técnica y un ligero esperpento incomprensible por momentos—, transmite menos realidad que la propia animación clásica y menos sentimiento que la imaginación de la que nos despoja.

Y hablando de objetivos, tenemos otro: el de divulgar el nuevo paradigma familiar multicultural con un cambio racial en la madre protagonista, así como en la resolución de diversos conflictos que recaen directamente en su fortaleza. Un detalle en el que han querido insistir desde Disney para adaptarse a la realidad de inclusión que el paso de los años parecía haberla distanciado de una parte de su público. Ésta vez, sin embargo, lo hace bajo el amparo de lo políticamente correcto en un contexto histórico que deja de tener relevancia.

La dama y el vagabundo Pelicula Disney Plus

En palabras de Kiersey Clemons, la actriz que da vida al personaje, "es Disney la que nos permite ir tan lejos como queramos y crear este mundo de ensueño, de cómo el mundo debería ser y cómo los hogares deberían parecer". Y, sin embargo, es también esa chispa de fantasía la que falta en la visión general del proyecto. Una visión que, lejos de homenajear, se pusiera en los ojos del niño que admiraba con ilusión en lugar de buscar su espíritu en un plano con alguna referencia y vacío de todo sentimiento.

El estreno de Disney Plus recorre gran parte de los mismos caminos de la original, omite con escasa esperanza otros y termina perdiendo drásticamente el interés con el paso de los minutos. ¿Qué ofrece el remake más que el recuerdo? Una película más simple de lo merecido, capaz de entretener a los niños, pero incapaz de despertar al que duerme en el interior de los adultos. Las canciones, que son pocas, llegan con calzador, y no se acercan, por ejemplo, a la terrorífica coreografía y la canción —drásticamente sustituida— que todos recordamos de los gatos siameses y lo mucho que su aparición debía supone en la evolución y el significado de la película. El piloto automático lleva activado desde el primer minuto y todo lenguaje queda al servicio de la nostalgia más comercial.

La dama y el vagabundo Pelicula Disney Plus

Quizás sea la escasa autoexigencia del estudio con esta producción donde desaparecen todas sus posibilidades. Técnicamente está lejos de ser memorable, y, pese a su carácter bienintencionado, parece lanzar a gritos que es un estreno menor, uno alejado de las salas de cine, para pasar la tarde en casa con los más pequeños y pasar página no mucho más tarde. A pesar de todo, el cariño a parte del metraje original hace de ella una película suave y dulce en el silencio, en la ausencia de artificios, cuando podemos sumergirnos en la tierna mirada de realidad de sus perros. Es por ello que no podemos sino aplaudir el cariño hacia las mascotas que impregna la producción; desde sus protagonistas perrunos, muchos de ellos rescatados de centros de acogida, al mensaje de protección que encontramos al comenzar el rollo de créditos final. No nos los merecemos, de verdad que no.

La dama y el vagabundo de Disney Plus es una película que exige y se exige poco. Entretenimiento infantil sencillo, inevitablemente bello en su escena icónica aunque poco inspirador para respaldarse en un original tan reconocido. Los diálogos terminan de recordarnos que estamos ante una historia que ha perdido el corazón por el camino, igual que nosotros dejamos atrás la inocencia que con una sonrisa ahogada esperamos recuperar en este tipo de películas. El espíritu comercial arrasa con todo a su paso: sentimientos, nostalgia y fantasía. Siempre nos quedarán los perretes.

Valoración

El remake de La dama y el vagabundo es una película de salón, de poca exigencia y destinada a una tarde de entretenimiento para los más pequeños en la que nuestro espíritu de inocencia y fantasía se marchita ante la pérdida del alma que hizo del original un clásico.

Hobby

58

Regular

Lo mejor

Los ojos de un perro siempre despiertan una chispa en el corazón.

Lo peor

La falta de frescura e intención, el espíritu perdido entre intentos por encajar en la agenda más comercial.

Y además