Dragon Ball Super - Broly
Análisis

Crítica de Dragon Ball Super Broly - La mejor película de Goku

Por Antonio Sánchez-Migallón

La película Dragon Ball Super Broly llegará, el próximo 1 de febrero, a más de 200 cines de toda España, aunque gracias a Selecta Visión ya pudimos disfrutar hace tiempo del largometraje en todo su esplendor. Hoy, 23 de enero, por fin podemos hacer pública nuestra crítica de Dragon Ball Super Broly (cuidado con los spoilers), la película más esperada por los fans de Goku y compañía. ¡Se abre el telón de una nueva era para la franquicia más famosa de Akira Toriyama!

Una historia trabajada, sólida y generacional 

Si hay algo que caracteriza a Dragon Ball es su simpleza en el ámbito argumental, o al menos, eso es lo que ha querido siempre Akira Toriyama. Este largometraje no se sale de la vertiente, pero al menos sí que nos ofrece una historia muy bien trabajada, a diferencia de lo contemplado en otras películas de la obra (aunque no exenta de errores). De hecho, la cinta arranca en el pasado (41 años atrás del Torneo del Poder, para ser exactos), mostrándonos de manera solemne el origen imperial de Freezer, ganándose el respeto hipócrita y el temor instantáneo de los saiyans, desde el minuto 1 de su nombramiento como tirano galáctico.

Dragon Ball Super - Broly

El rey Vegeta confía en que su hijo, un bebé de alto rango, pueda algún día destronar a Freezer para que los saiyans vuelvan a reinar en la galaxia, pero no cuenta con la existencia de otra criatura de excelso poder... ¡Broly, el hijo del coronel Paragus! Los científicos afirman que alberga un poder extraordinario, capaz de destrozar la tecnología scouter del gran Freezer, por lo que el rey de los saiyans opta por una medida radical. ¿Adivináis de qué se trata? 

Tras todos estos sucesos, la película nos catapulta hasta 5 años en el futuro, regalándonos una adaptación tremendamente fiel de Dragon Ball Minus, es decir, la historia original de Bardock creada por Akira Toriyama. La película no esconde este hecho, sino que lo expone abiertamente y con nota, calcando viñetas del maestro y rompiendo con parte del especial de TV de El último combate (aunque hay más de un guiño a esta obra, a ver si los pilláis todos en el cine). Estamos ante un hito realmente histórico, pues contemplamos a Gine, la madre de Son Goku, por primera vez en el campo del anime, justo antes de enviar a su hijo Kakarotto al planeta Tierra, gracias a las evidentes sospechas de Bardock. La grandeza de estos momentos trasciende con la fusión de Tatsuya Nagamine en la dirección y Norihito Sumitomo en la banda sonora. 

Dragon Ball Super Broly

Como se puede apreciar, tenemos dos marcos temporales ambientados en el pasado, y al finalizar, el filme nos catapulta a la actualidad de la serie, mientras viajamos en la nave de Son Goku niño, resonando el Cha-La Head-Cha-La para deleite de los fans y desplegándose en pantalla las escenas más emotivas de la cronología de la franquicia, con el crecimiento del saiyan hasta nuestros días. Es una oda a la historia de la serie, un regalo para la vista y los oídos que se entrelaza a la perfección con los últimos acontecimientos de Dragon Ball Super

¡Hazte aquí con Dragon Ball en DVD y Blu-ray!

Ya establecidos en el presente nos encontramos con varios frentes. Por un lado, la familia Z descubre que el ejército de Freezer ha robado 6 bolas de dragón que tenía guardadas Bulma (a falta de una esfera ubicada en una región helada), ¿para qué querrán los preciados orbes? ¿Para qué los quería Bulma? La respuesta es puro humor toriyamesco. Por otro lado, el gélido emperador recluta, gracias a Cheelye y Lemo, a Broly y Paragus, que había sobrevivido durante años en el inhóspito planeta Vampa.

Dragon Ball Super - Broly

Y para rematar, tenemos el poder descomunal de Broly, del que hablaremos en el siguiente punto y que supondrá el gran atractivo de las batallas nucleares de la película. Una vez resueltas las afrentas, la película cerrará con un nuevo encuentro entre Goku y Broly, 3 meses después, ofreciéndonos un mensaje final que calará en los fans. Como habéis podido comprobar, tenemos dos marcos temporales ambientados en el pasado y otros dos focalizados en el presente, entrelazando con destreza los hilos del destino de Goku, Vegeta y Broly, así como su trasfondo familiar. Gracias a esta estructura narrativa, la película se erige como una cinta ideal y accesible, tanto para los fans más veteranos, a los que les asolará la nostalgia, como para los que acaban de llegar al mundo de Dragon Ball.

¡Descubre las CRÍTICAS de las 19 películas anteriores de Dragon Ball! 

El poder de Broly no es incoherente y la actitud de Goku emociona 

Puede que a algún fan le llegue a sorprender el poder de Broly, pero de ninguna de las maneras se constituye como un elemento incoherente, ni en la película ni en la obra. Estamos ante un personaje totalmente nuevo (no hay que tener en cuenta el Broly de los años 90, pues siendo estrictos con el canon, directamente no existe), un saiyan que alberga una fuerza prodigiosa de nacimiento, y por ende, puede ser tan fuerte como quiera Akira Toriyama.

Dragon Ball Super Broly

Además, este Broly se postula como un perfil mucho más profundo que el de hace décadas, e incluso mucho más lógico si atendemos a sus escalas de poder, pues nos encontramos con un ser de fuerza colosal innata, al que debemos sumar un corazón noble y una aciaga vida, elementos que desembocan en un poder descomunal. Reiniciar al personaje, aportándole sentimientos, un obvio maltrato paternal y un déficit lingüístico justificado por su crianza, dan como resultado un saiyan con el que público no puede más que empatizar y simpatizar. 

Como complemento, en el otro espectro tenemos a Son Goku, el otro guerrero de corazón puro que logra ahondar en la bondad intrínseca de Broly, intentándolo hacer recapacitar con su energía divina de Super Saiyan God, haciéndole ver que es una buena persona, confundida por un entorno turbio y beligerante. ¿Conseguirá Goku quemar su venda emocional? El resultado es satisfactorio y te deja con ganas de más. 

La mejor animación de la historia de Dragon Ball

Esta es la película número 20 de Dragon Ball, una cifra mágica de la que ha sido muy consciente Toei Animation en todo momento. No estaban ante una cinta cualquiera, una producción más para salir del paso, sino que desde el primer momento se tomaron esta apuesta como un homenaje legendario, tanto para la obra de Akira Toriyama como para los propios fans de la serie, que reconocerán el mimo y el cuidado con el que se ha trabajado la película. Vamos a ahondar en todos los detalles, pero ya os adelantamos que estamos ante la película mejor animada de la historia de la franquicia, y además, sin ningún género de dudas.

Dragon Ball Super - Broly

La fluidez de los movimientos, las coreografías en el campo de batalla, la coralidad y vitalidad de los diferentes personajes que aparecen en pantalla... Todo está orquestado de manera soberbia, y gran parte de la culpa radica en Naohiro Shintani, el supervisor de la animación que fue seleccionado expresamente por Akira Toriyama. Su estilo se antoja muy renovado y fresco, distanciándose de la esencia conservadora y estancada de Tadayoshi Yamamuro, dando a luz personajes alegres, naturales y potentes que se encuadran perfectamente en el espectro añejo de la obra, recordándonos gráficamente a la época dorada de la serie con todo el poderío de la actualidad. No hace falta fijarse siquiera en las batallas, la sobresaliente mejoría en la animación se aprecia, simplemente, viendo a Son Goku comer o reírse en la nave de Bulma. 

A este nuevo estándar animado liderado por Shintani habría que añadir el espectacular elenco de artistas, destacando a Yuya Takahashi en el combate de Vegeta y Broly, Ryo Onishi en la segunda ronda protagonizada por Goku, Naoki Tate en el preludio de la fusión y Naotoshi Shida como colofón final, esto es, el combate sideral entre Gogeta y Broly Super Saiyan Full Power. Una explosión de arte, un compendio de estilos artísticos que confluyen de manera magistral, resultando un cuadro en movimiento del que no querrás escapar durante los 100 minutos de metraje. 

El lastre del CGI, los efectos de sonido y los problemas de guión

Si bien la nueva película de Broly destaca por una animación portentosa, con un aroma visual que rezuma anime "noventero", hay algo que no termina de convencer... ¡La animación por ordenador! Sí, el dichoso CGI vuelve a hacer acto de presencia, tal y como ocurriera en los dos largometrajes anteriores. Hay que dejar claro que apenas tenemos animación de esta índole, unos segundos en la pelea de Goku y Broly, y otras escenas como las del combate de Gogeta y Broly.

Sí, son momentos muy puntuales, pero consiguen romper la armonía visual que se respira por toda la película, e incluso te pueden llegar a sacar de la misma. ¡Y duele más pensar que se ha utilizado para unos combates tan, tan importantes! Es una pena, pero estamos ante una constante en el mundo de la animación japonesa, cada vez más presente en las diferentes producciones. 

¡Aunque para CGI, el de los videojuegos que encontrarás en Dragon Ball Dai Budokai! 

Otro punto que te puede llegar a sacar de la película es el factor sonoro, y no nos referimos a la banda sonora, que se fusiona a la perfección con los acontecimientos que vemos en pantalla, sino a los efectos de sonido. Si creciste con la serie original, sabrás que desde el inicio de Dragon Ball Super, la obra ha perdido sus efectos de sonido originales, y aunque algunos son verdaderamente clavados (como el que producen las auras de energía), hay otros que no transmiten la potencia de antaño. Hay un caso que puede hacer realmente daño, y es que hay una escena en la que se producen infinidad de teletransportaciones, durante el combate de Gogeta y Broly. ¿Y cuál es el problema? Pues que el sonido de dicho efecto no se parece en nada al original, perdiendo una fuerza descomunal y restando impacto al poderío visual. ¿Renovarse o morir? Bueno, nos habría dado un infarto si hubieran mantenido estos efectos intactos, todo sea dicho.

También hay algunas incoherencias de guión, que pronto os explicaremos en un artículo aparte para no estropearos la historia. Quizá solo los dragonballeros más avezados se darán cuenta... Pero ahí estaremos para explicarlos. No os preocupéis, no empañan una experiencia audiovisual que dejará locos a todos los fans de Goku. Puro espectáculo.

¡CURIOSIDADES! 

Cuando hayáis visto la película, os daréis cuenta de que nos hemos dejado algunos puntos en el tintero, y es que no os queremos arruinar toda la experiencia del largometraje antes de verlo en pantalla grande. ¡Hay muchísimos detalles que os sacarán una sonrisa, sobre todo si lleváis toda una vida siguiendo la serie! En cualquier caso, os dejamos a continuación 3 curiosidades para rematar la crítica (y atención a nuestra web, pues publicaremos muchas más en los próximos días).

1- ¿Sabías que Vegeta pertenece a la 4ª generación de los saiyans? Pues sí, y no solo eso, también se canoniza por completo a Tarble, su hermano pequeño, por si todavía algún fan albergaba alguna duda. Se menciona en la película tras la destrucción de su planeta natal, aunque Vegeta no parece tener ningún interés en él.

Dragon Ball Super - Broly

2- El largometraje lo hemos disfrutado en VOSE, por lo que hemos podido estudiar el doblaje japonés al detalle, y todo sea dicho, han hecho un trabajo espectacular. Pero si hay que destacar a alguien, ese es Bin Shimada, el seiyuu de Broly, que interpreta con fiereza y destreza al personaje. El carácter salvaje del saiyan nos deja escenas realmente interesantes, ya sea una suerte de Tarzán descubriendo el idioma frente a Lemo, o un perro rabioso a punto de saltar sobre su presa (Vegeta).

Dragon Ball Super Broly

3- No hay sangre en ningún momento de la película, y no la necesita. Como nota personal, siempre he echado en falta la sangre en la nueva era de la franquicia, pero esta película ha conseguido, a golpe de calidad artística, que me olvide del añorado fluido rojo. La potencia visual cumple de manera tan exagerada que no te hace falta nada más para sentir la fiereza y el dolor de los combates. ¿Sigues escéptico? Espera a ver el combate entre Goku Super Saiyan God y Broly o uno de los ataques de Gogeta del que hablaremos en el futuro. ¡La sangre no lo es todo!

Dragon Ball Super Broly

Y así concluimos nuestra crítica de Dragon Ball Super Broly, el largometraje número 20 de la obra más famosa de Akira Toriyama que no para de arrasar en todo el mundo. ¿Qué te ha parecido nuestra valoración? ¿Tienes ganas de verla ya en cines? ¿Eres de Latinoamérica y concuerdas con nuestra crítica tras haberla visto? Esperamos que os haya gustado y nos seguiremos leyendo, como siempre, en Hobby Consolas. ¡Kai, Kai!

Valoración

La mejor película de la historia de Dragon Ball, tanto en el campo de la animación como en la estructura narrativa, con una BSO que se fusiona con la trama, a pesar de algunos puntos por pulir.

Hobby

90

Excelente

Lo mejor

El prólogo de Dragon Ball Minus. Animación soberbia con combates que sentarán cátedra. El nuevo Broly y lo que le rodea. Gogeta se sale más que nunca.

Lo peor

Alguna exigencia de guión. El CGI rompe la coralidad y "artesanía" visual. Los efectos de sonido mejorables.

Y además