Pose
Pose, la serie creada por Ryan Murphy, Brad Falchuk y Steven Canals para FX está disponible en HBO España desde el 4 de junio. Nosotros analizamos para ti el episodio piloto para que sepas qué encontrarás.

HBO España ya dispone en su catálogo del episodio piloto de Pose, la nueva serie de Ryan Murphy (American Horror Story) creada para FX, que coescribe junto a Brad Falchuk y Steven Canals. Nosotros ya hemos visto los dos primeros, dirigidos por el propio Ryan Murphy, pero hoy solo vamos a hablaros del arranque de la serie, que nos introduce en la ciudad de Nueva York en 1987.

Las mejores ofertas de cine y TV

La serie Pose da un homenaje a la conocida como la "ball culture", es decir, la subcultura underground LGTBI en los Estados Unidos, en la que la gente desfila y compite por trofeos y premios en eventos festivos... Pero sobre todo por el reconocimiento y la fama. Es un fenómeno contracultural en el que hay distintas categorías, entre las que aparecen la del baile (voguing), vestuario, apariencia o actitud.

No hay mejor manera de introducir al espectador en este mundo que a través de la mirada de un neófito como es el joven bailarín Damon (Ryan Jamaal Swain), que buscará así integrarse en una comunidad con la que comparte aspiraciones artísticas.

VIDEO

Tráiler de la serie de HBO titulada Pose

Lo que subyace en la trastienda es el abandono de jóvenes, en su mayoría negros y latinos, desahuciados por sus familias y en no pocas ocasiones arrojados a las calles que buscaban en las "casas" una familia alternativa y un entorno seguro en el que expresar sus deseos y a la vez protegerse de un entorno hostil que a menudo les llevaba a la prostitución y/o el aislamiento. 

Entre las caras más conocidas del reparto de Pose encontraréis a Evan Peters, que ya ha venido trabajando para Murphy desde 2001 en American Horror Story, Kate Mara, que apareció solo en la primera temporada de la serie y James Van Der Beek, a quien recordaréis por Dawson crece y la breve CSI: Cyber. También se interpretó a sí mismo en la loca Don't Trust the B*tch in apartment 23.

Pose

Pose nace de la voluntad de dar visibilidad a las personas transgénero de modo tal que el reparto está cuajado de estrellas del colectivo, entre las que destacan MJ Rodríguez, Indya Moore, Dominique Jackson (fabulosa en su extravagancia), Hailie Sahar y Angelica Ross. Asimismo, el equipo de producción también incluye activistas y artistas como la defensora de los derechos de personas trans, Janet Mock o la cantautora, pianista y guionista Our Lady J.

Este drama de HBO es una serie tremendamente atrevida en el plano formal: la realización recuerda poderosamente a la de American Crime Story: el asesinato de Gianni Versace con una cámara muy libre y envolvente para atrapar atmósferas y una luz potente, a veces neón, que abraza con gusto (y como debe ser) todo el glamour y la purpurina que se derrocha en la pasarela de los eventos ritualizados de competición ball. Una serie así, no puede tener ni el más mínimo complejo y eso mismo es lo que propone Murphy: desnuda a sus personajes al vestirlos para la ocasión... Puede parecer paradógico, pero es justo lo que le sucede al protagonista cuando accede a su audición al fin y puede expresarse con libertad.

Colateralmente, Pose trata otros temas, pero hay que decir que no parece que vaya a profundizar demasiado en ellos (al menos por lo visto en este comienzo y, quizás esto es una buena noticia, porque no haría sino repetir clichés y perder su fuerza como celebración de la vida).

Las coordenadas temporales hacen que sea ineludible el VIH, la homofobia, las infidelidades de hombres casados y con familia con gays y trans o, por supuesto, el ascenso de Trump y su caterva de triunfalistas y derrochadores acólitos capitalistas. Nuestras palabras son gruesas, pero es que la ficción tampoco se queda corta en el calibre de la brocha que utiliza para retratarlos. Eso sí, tampoco es hipócrita: los oros trumpianos cegaban a todos por igual, como deja claro el guión... Y de aquellos barros, estos lodos.

El nuevo drama en HBO merece un visionado: puede que al principio sea un poco desconcertante, pero tiene un magnetismo especial para los amantes de los 80 y su música (la selección musical es exquisita y no faltan alusiones a Madonna, la diva que se apropió del ball en su videoclip "Vogue" coreografiado por uno de los miembros de la influyente y reconocida Casa Xtravaganzza) y sobre todo para quienes busquen un poco de diversidad en su parrilla de visionados televisivos.

Quienes quieran profundizar más y de una forma más precisa en el mundo que nos retrata la serie, siempre pueden acudir al documental Paris Is Burning o a obras más recientes, como Kiki o la docuserie My House.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

El episodio piloto de Pose, dirigido por Ryan Murphy, nos arrastra al submundo de la "ball culture" de finales de los años 80, dando un gran protagonismo a la música y a su planteamiento estético.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El reparto trabaja muy bien, especialmente Dominique Jackson, Indya Moore y Angelica Ross. No tiene complejos a la hora de mostrar mamarrachadas.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

No es nada sutil en su crítica a los dorados inicios de la era Trump: el personaje de James Van Der Beek es especialmente simplón.
Hobby

70

Bueno

Y además