Espías con disfraz
Crítica de Espías con disfraz, la película de animación que cuenta con las voces Will Smith y Tom Holland y se estrena el 25 de diciembre de 2019.

Con la Navidad llegan nuevos títulos a la cartelera y, por supuesto, proliferan películas de animación familiares dispuestas a ofrecer una grata alternativa de ocio para los pequeños de la casa. Hoy os hablamos de Espías con disfraz, una correcta propuesta diseñada por los directores Nick Bruno y Troy Quane, que debutan con esta cinta.

Aprovecha el periodo de prueba de Amazon Prime Video y disfruta de las mejores películas y series de la plataforma... ¡Gratis!

En un principio, antes de optar por Spies in Disguise iba a ser titulada Pigeon Impossible dado que se basa en un cortometraje homónimo de 2009 de Lucas Martell que fue galardonado en los Festivales de Montréal y Rhode Island. Obviamente, como sugiere su título, era una parodia de Mission Impossible, con un agente de la CIA puesto en compromiso por una inoportuna paloma que se colaba en su maletín.

VIDEO

Tráiler de Espías con disfraz, con el doblaje de Will Smith

Espías con disfraz sigue las peripecias de Walter Beckett, un joven que trabaja inventando cachivaches imposibles para superespías como el aclamado Lance Sterling, un hombre de acción acostumbrado a salvar al mundo de grandes villanos.

Walter y Lance son como el agua y el aceite: el joven científico es intuitivo, afable y tranquilo, mientras que Lance es perspicaz, atrevido y solitario. 

En el transcurso de sus experimentos, Walter dará accidentalmente con una fórmula que convierte a Lance en un precioso pichón... ¿Cómo conseguirá pararle los pies al malvado Killian? Es un hombre resentido que está a punto de comprometer la identidad de los miembros de la agencia y exterminarlos con un ejército de drones armados con la tecnología más letal disponible. Walter tendrá que salir de su zona de confort y buscar dentro de sí mismo su identidad mientras que a Lance le espera el duro trabajo de aprender a trabajar en equipo.

A la vista de la sinopsis de la película, queda claro que a nivel argumental Espías con disfraz no pretende reinventar la rueda: son muchísimas las cintas de aventuras en las que dos personajes antitéticos tienen que colaborar para llegar a buen puerto pero sí que destaca por la calidad de la animación y la banda sonora de Theodore Shapiro y Mark Ronson, ganador del Oscar a Mejor canción original por "Shallow", de la película Ha nacido una estrella. De ella se puede decir que es bastante ecléctica dado que introduce tanto fragmentos de obras archiconocidas como el "Requiem" de Mozart como ritmos actuales de la mano de CJ Snake o DJ Shadow que se introducen en los momentos de mayor acción.

Vaya por delante que forma parte del departamento de animación José Manuel Fernández Oli que es el responsable de otra de las fortalezas de la película: el diseño de los personajes, que os traerá a la memoria películas como Lluvia de albóndigas o Smallfoot. Entre sus trabajos previos encontramos Justin y la espada del valor, Río 2 o Ice Age: el gran cataclismo.

Pero si hay algún momento que puede dejar boquiabierto al espectador, es aquel en el que se fija en el detallismo con el que se han recreado localizaciones archiconocidas como la ciudad de Venecia (y en especial las secuencias nocturnas y con luz del amanecer) y la Calzada del gigante (Giant's Causeway) en Espías con disfraz. No es nada habitual ver tal grado de realismo en una película ligera de aventuras y nos da una pista de hasta qué punto ha afinado ya el cine de animación su técnica.

El guión es obra del debutante Lloyd Taylor y Brad Copeland, responsable del libreto de Ferdinand y es, probablemente, el punto más débil del conjunto por su escasa originalidad. Tiene ritmo y es divertida como parodia del género de los espías y en concreto de personajes como James Bond o Ethan Hunt pero le falta chispa y, como decíamos, algún tipo de innovación para destacar.

Lo que sí funciona de maravilla es el tándem compuesto por Will Smith y Tom Holland a la cabeza del reparto vocal. Ambos contaban con experiencias previas: el primero en la película El espantatiburones y el segundo en la versión inglesa de Arrietty y el mundo de los diminutos. Les acompañan Karen Gillan, Rashida Jones, Masi Oka y Ben Mendelsohn en la versión original.

En resumidas cuentas, Espías con disfraz no viene a revolucionar el mundo de la animación, pero sí que cuenta con suficientes atractivos como para permitirnos disfrutar de una agradable tarde de cine en familia. Así que, ¡Feliz Navidad!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Simpática y apta para toda la familia, esta parodia del cine de espías tiene todos los ingredientes para rendir bien en taquilla estas navidades. No aporta excesivas novedades, pero funciona bien.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La recreación de Venecia y de la Calzada del gigante: impresiona ver unos fondos tan cuidados en una película de animación sin grandes pretensiones.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es bastante predecible y algo repetitiva en sus leit motiv y en lo que respecta a los valores que enarbola.
Hobby

70

Bueno

Y además

Espías con disfraz (2019)

Lanzamiento:

Argumento:

Espías con disfraz (Spies in Disguise) es una película de animación que cuenta con las voces de Will Smith (Aladdin) y Tom Holland (Spider-Man: lejos de casa) en el reparto vocal. Se trata de la adaptación al largometraje del corto de animación Pigeon Impossible, dirigido y escrito por Lucas Martell en 2009. Él se encarga del guión de la cin...