Estafadoras de Wall Street
Análisis

Crítica de Estafadoras de Wall Street, con Jennifer Lopez en su mejor papel

Por Raquel Hernández Luján

Os traemos la crítica de Estafadoras de Wall Street (Hustlers), un drama inspirado en el artículo viral de la revista New York Magazine, escrito por Jessica Pressler. En cines a partir del 8 de noviembre de 2019.

Si habéis visto El lobo de Wall Street, la película de Scorsese de 2014, ya tendréis muy claro cómo se las gastaban los corredores de bolsa de Wall Street y cuál era su tren de vida, al menos hasta que la Gran Recesión de 2008 empezó a borrar todos sus privilegios del mapa y a desdibujar así sus vidas de exceso. El cineasta retrataba un mundo eminentemente masculino, avasallador y orgiástico en el que el principal afrodisiaco era el dinero y una de las monedas de cambio más, las propias mujeres.

¿Te apetece volver a ver El lobo de Wall Street? Consigue 14 días gratis de HBO España al darte de alta y disfruta de esta película, que forma parte de su catálogo

Ahora, en una película mucho más humilde y con menos aspiraciones, conocemos otra faceta de todo ese torrente monetario que con tal agilidad cambiaba de manos: el particular universo femenino explotado y su venganza hacia toda esa élite.

Estafadoras de Wall Street está inspirada en el artículo viral de la revista New York Magazine, escrito por Jessica Pressler. Con esta base se ha compuesto un drama, salpicado de algún que otro chispazo cómico, que sigue a un grupo de ex empleadas de un club de striptease que se unen para vengarse de sus clientes de Wall Street, es ricos magnates cada vez más difíciles de exprimir tras la gran crisis financiera a los que dejan de servir para engañarlos de una forma mucho más directa.

Cuando Elizabeth, una periodista, comienza a investigar y a hacerles entrevistas personalizadas años después, una vez que ya se han establecido y levan vidas socialmente respetables, se pondrá a prueba su lealtad por encima de la envidia y la avaricia. Todo depende de hasta qué punto estén dispuestas a hablar y de este modo, delatar a quienes fueron sus compinches.

Si bien la película que escribe y dirige la película Lorene Scafaria (Una madre imperfecta) es razonablemente entretenida, sí que es cierto también que no renuncia al morbo para vender su premisa principal, haciendo al espectador partícipe de más de una situación incómoda. Se supone que el mensaje final es que la camaradería y amistad que subyace a los tiempos difíciles que las protagonistas vivieron juntas llevando a cabo sus planes, es lo que hace que cobre sentido toda la película pero, desde luego, son tantos los límites éticos que se sobrepasan que no deja de ser contradictorio que se muestren como heroínas a delincuentes, por más que sus víctimas no fueran merecedoras de ingresar en ningún convento.

Hay quien habla de empoderamiento de la mujer, pero aquí encontramos otro gran escollo porque la película explota a tope a su casting, como objetos sexuales... recreándose bastante en ello.

Estafadoras de Wall Street

Así, en Estafadoras de Wall Street vemos a Jennifer López en un papel bastante sólido, puede que el mejor de su carrera, aunque eso no sea decir mucho teniendo en cuenta que venía de peliculones como Parker, Obsesión (por ésta fue hasta nominada al Razzie) o Jefa por accidente... por nombrar películas más o menos recientes y no retrotraernos a Anaconda, pero recurriendo a escotazos, culazo y virguerías en la barra. Por supuesto, tiene un gran mérito artístico, qué duda cabe, y constata que la productora, cantante, bailarina y actriz (además de empresaria, esperamos no dejarnos nada), está en un excelente estado físico y a pleno rendimiento además de ser hiperatractiva, pero más allá de ser un vehículo de lucimiento personal y un señuelo para llamar a la audiencia, ni siquiera está justificado en la trama tanto momento videoclipero o ese enfermizo culto a la opulencia y el brilli-brilli.

Más interesantes, por contar historias anejas en las que es menos importante el culto al cuerpo, resultan las interpretaciones de las secundarias entre las que destacan Constance Wu (Crazy Rich Asians), Lili Reinhart (Galveston), Julia Stiles (Jason Bourne), Mercedes Ruehl (Power), además de la cantante Keke Palmer y la rapera Cardi B, que también aparecerá en Fast & Furious 9.

En resumen, Estafadoras de Wall Street se deja ver, aunque no sepa salir siempre airosa de las encrucijadas éticas que le propone al espectador y esté bastante lejos de la que parece ser su principal voluntad: reivindicar un submundo femenino sometido y pujante por liberarse.

Valoración

Ya conocimos los tejemanejes de El lobo de Wall Street, ahora nos toca conocer qué se cocía en los locales que frecuentaban individuos como su protagonista en los que también floreció la picaresca. Esta película es un drama extravagante en el que vemos la otra cara de la moneda.

Hobby

73

Bueno

Lo mejor

Las interpretaciones de Constance Wu y Jennifer Lopez y el debate que suscita en torno a "la venganza de las strippers".

Lo peor

Es una película muy videoclipera y bastante morbosa, además de que se mete en varias encrucijadas morales de las que sale mal parada.

Y además