Ir al contenido principal
Grand Army
Análisis

Crítica de Grand Army, la heredera espiritual de Por trece razones de Netflix

Ya hemos visto la temporada 1 de Grand Army, el nuevo drama adolescente de Netflix. Os contamos qué nos han parecido sus nueve episodios en nuestra crítica.

Netflix tiene una afición muy especial por los contenidos destinados al público adolescente y con alto contenido crítico, venga o no venga a cuento. La plataforma ha ido dejando este año varias producciones enfocadas a ese público que tiene las hormonas en ebullición y que piensa que muchos de sus problemas actuales son el fin del mundo (animalicos, no saben lo que les viene encima).

De momento, este año hemos tenido producciones variadas para el público adolescente como Dos balas muy perdidas o La monja guerrera, además de la temporada final de Por trece razones, una serie que está llamada a ser la predecesora espiritual del Grand Army, la serie que nos ocupa hoy.

Hoy en HobbyConsolas hemos estado viendo la primera temporada de Grand Army, Os contamos qué nos han parecido sus nueve episodios en la crítica que comenzamos... ¡Ya!

Una serie enfocada a la crítica social

Grand Army arranca con la premisa de ser una serie que va a cargar contra muchos estándares sociales establecidos, especialmente en los Estados Unidos. Muchos de esos problemas son una realidad que podemos ver incluso en las noticias. Al quedar claro desde un comienzo que la serie va a seguir por esos derroteros, y al centrarse la trama en esos problemas sociales, no son situaciones que se lleguen a sentir forzadas.

La serie de Netflix presenta un total de cinco historias individuales encarnadas por sendos protagonistas. Cada uno de ellos se centra en diferentes dramas sociales de diferente calibre e importancia para cada cual. No entramos a mencionarlos y debatirlos dado que es mejor verlos si la serie os interesa. Cada personaje evolucionará de una manera más o menos consistente en su trama. Todos estos sucesos tienen lugar en el Instituto público de alto rendimiento Grand Army, que da título a la serie y hace que alguno mire por curiosidad y se encuentre estudiantes en vez de ejércitos -que es lo que le pasó a un servidor cuando nos pasaron el planning de críticas-.

Una de las tramas de Grand Army es la historia en la que se basa toda la serie en realidad, ya que se trata de un libreto escrito por Katie Capiello en 2013 titulada Slut: The play. Sin embargo, para la serie, han cogido el mismo tono de crítica y lo han extendido a otros problemas sociales que vive actualmente Estados Unidos (y muchos otros países).

Una carencia principal

A pesare de que Grand Army cuenta cinco historias de forma simultánea, la interacción entre cada uno de los arcos narrativos con los demás es muy escasa. Poco más que alguna conversación suelta. Normalmente esto no sería necesariamente malo en tramas más cortas y digeribles, sin embargo, en el caso de la serie de Netflix no podemos evitar tener la sensación de que un poco más de interacción entre los cinco protagonistas habría dado un poco más de sabor a la mezcla.

Tampoco existe una gran trama central en torno a la que giren todos estos dramas. Esto nos ha dejado cierta sensación de que no ha habido un hilo conductor relevante que podamos considerar principal, algo que se convierte en un problema cuando ninguna de las cinco tramas adquiere la suficiente relevancia como para no ser considerada como una trama secundaria. Le habría venido bien un detonante que impulsase debidamente a los protagonistas. Bueno, un detonante habrá, pero no nos referimos a ese, porque quedará como poco más que una anécdota.

Multicultural y con problemas para todos los gustos

Es muy posible que Grand Army consiga engancharos con alguna de sus tramas en especial. Cada una es lo suficientemente diferente a las demás como para tener cierto encanto propio. Obviando el hecho de que cada una es un drama juvenil por si misma. Hay una trama bastante bizarra y extraña que implica una serie de animaciones (una por capítulo) que rompen un poco con la sintonía del episodio, pero que la verdad es agradecen en determinados momentos.

En nuestro caso, la trama protagonizada por Dominique "Dom" Pierre (Odley Jean) y la de Jayson Jackson (Maliq Johnson) son las dos que nos han parecido un poco más interesantes en cuanto a la empatía de los personajes -eso y que quien está escribiendo disfruta del jazz lo suficiente como para tener una trama preferida solo por ese género musical-.

Por desgracia, tenemos que decir que Grand Army no aporta absolutamente nada novedoso al género del drama adolescente. Han tenido un filón que podía haber resultado interesante como eje central con la trama del primer episodio, pero dejan que se pierda en el entresijo de las cinco tramas de los protagonistas y se queda como un testimonio de excusa que aporta poca cosa al global de la temporada. Nos ha gustado mucho el final de temporada, sencillo, y acorde con la situación social que tiene Estados Unidos en estos meses, pero en general le hace falta un revulsivo a la serie que vaya más allá de historias personales vagamente interconectadas.

Valoración

Netflix vuelve a la carga con una serie enfocada al público adolescente. Un drama llamado a suceder a Por trece razones pero que se queda falto de una gran línea principal que de sentido al conjunto de historias.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

Como crítica social es un documento interesante. Algunas tramas destacan por la empatía que facilitan sus personajes.

Lo peor

No aporta nada al género. Existen decenas de series con las mismas tramas. Carece de un eje narrativo potente.

Y además