Ir al contenido principal
Historia de un matrimonio
Análisis

Crítica de Historia de un matrimonio, con Scarltett Johansson y Adam Driver

Por Raquel Hernández Luján

Crítica del drama Historia de un matrimonio, la película de Noah Baumbach protagonizada por Scarltett Johansson, Adam Driver, Laura Dern y Ray Liotta. Estreno en la plataforma Netflix el 6 de diciembre de 2019.

La apuesta de Netflix por el cine de autor es firme: así lo demuestran películas como Roma, El irlandés o Historia de un matrimonio, por nombrar tres ejemplos de películas muy distintas entre sí pero con un fuerte sello identificativo, que además han despertado el aplauso unánime de la crítica.

En el caso que nos ocupa, además, es probable que nos encontremos ante el trabajo más maduro y mejor articulado de Noah Baumbach, cuyo anterior film The Meyerowitz Stories también fue financiado por Netflix, por cierto. Parte de su encanto se debe a que escribe y dirige la película narrando el tortuoso proceso de separación de una pareja, algo que ya trató en la película por cuyo guión estuvo nominado al Oscar en 2005: Una historia de Brooklyn, inspirándose tanto en el divorcio de sus padres como en su propia separación de la actriz Jennifer Jason Leigh.

Y está claro que se ha dejado algo de sí mismo en el libreto de Historia de un matrimonio, porque te pone los pelos de punta, consiguiendo que la desgarradora historia te llegue muy dentro.

La película nos lleva a conocer a Nicole (Scarlett Johansson) y a Charlie (Adam Driver), una pareja en crisis que acude a una terapia que resulta fallida en su voluntad de rescatar la relación.

Ella es una actriz que dejó una prometedora carrera en el cine comercial para trabajar en la compañía teatral de su marido, un director de teatro independiente en pleno auge del que ahora se está divorciando.

Todavía hay muchas cosas que les unen, entre las que se encuentra su hijo Henry. Los espectadores serán testigos de cómo la pareja se rompe por completo mientras que ambos emprenden el amargo camino de los tribunales para dilucidar a quién le corresponde la custodia del pequeño. La vida sigue, no obstante, y ambos tienen que tratar de recomponer las piezas de sus vidas, ya por separado.

Historia de un matrimonio cuenta con un reparto maravilloso encabezado por Adam Driver (La suerte de los Logan) y Scarlett Johansson (Ghost in the Shell: El alma de la máquina. Lo que hacen ellos en esta ocasión, sobrepasa papeles anteriores: es algo realmente digno de elogio y aplauso. Baumbach los exprime a tope en largas secuencias en las cuales tienen que defender textos nada sencillos mientras que incluso aprovecha el talento de ambos para cantar o para introducir algunos elementos humorísticos que actúan como distensión.

El resto del elenco lo completan Laura Dern (Big Little Lies), Ray Liotta (Shades of Blue), Merritt Wever (The Walking Dead) y Azhy Robertson (The Americans).

Dern y Liotta son las dos caras de la misma moneda y vienen a ponerle rostro a los insaciables y nada escrupulosos abogados que vienen a meter cizaña dividiendo y arruinando a una familia en provecho propio de la forma más impúdica enarbolando una suficiencia moral tan excluyente como divisiva. Resultado: en un juzgado no caben buenas personas: solo alimañas repartiendo los restos del cadáver entre ellos.

A nivel de realización, Historia de un matrimonio es una película en apariencia sencilla, pero muy bien definida para comprender a los dos personajes en liza y sus puntos de vista. No se puede decir que el guión juzgue a los personajes, puesto que es fácil meterse en la piel de ambos y percibir las dificultades a las que se enfrentan así como los malentendidos y las pequeñas traiciones que les llevan a enfrentarse cada vez más. 

La película consigue que te rías con ellos, que te compadezcas de su situación y les entiendas, pero también que veas, desde fuera, sus grandes errores y el punto de no retorno, con lo que supone que entre ellos haya además un niño pequeño que de forma inevitable se convierte también en un conflicto. Es una disección a corazón abierto en la que en algún momento empatizas con ellos de una forma tan íntima, que no puedes evitar que la trama te arrase. ¡Qué duro que a veces el amor no sea suficiente!

Historia de un matrimonio ha llegado a un pequeño número de cines el 22 de noviembre y se estrenará en Netflix el próximo 6 de diciembre. Nuestra recomendación es que no te la pierdas: ya sea sentado en una butaca o en el sofá de tu casa, te va a hacer pensar y mucho, sobre lo que supone dar el "sí, quiero" y la enorme responsabilidad de tener un hijo. Y vas a flipar con el registro de Adam Driver y Scarlett Johansson, que por suerte siguen regalándonos estos papelazos al margen de su vertiente en el cine comercial.

Valoración

Historia de un matrimonio es una película tan hermosa como demoledora en la que se retrata el final de una relación y el proceso tortuoso de una separación. La ruptura de una familia, en suma.

Hobby

92

Excelente

Lo mejor

Scarlett Johansson y Adam Driver están los dos de Oscar: su trabajo es excelente. La banda sonora termina de hacer añicos a la audiencia.

Lo peor

Es una película implacable, al punto que a veces duele ver lo que se hacen unos personajes a otros. Algunos momentos parecen demasiado extremos.

Y además