Infierno bajo el agua
¡Vigila tu espalda! Hoy te traemos la crítica de Infierno bajo el agua (Crawl), la película del cineasta Alexandre Aja protagonizada por una atlética Kaya Scodelario que tiene que huir a nado de dentudas fauces de cocodrilo...

Infierno bajo el agua funciona de maravilla y os contamos por qué a continuación. Con un sencillo guión escrito por Michael y Shawn Rasmussen, Alexandre Aja compone una película que sabe mantener la tensión y además sacarle partido a su escenografía, creada ex profeso para la película.

Y es que cuando descubres que la Florida que te muestran en la cinta es una recreación en Serbia solo puedes admirar el diseño de producción y la dirección artística que, como punto de partida, te engañan completamente desde el principio.

Aprovecha el periodo de prueba de Amazon Prime Video para disfrutar del mejor cine... ¡Gratis!

Como decíamos, la historia no reinventa la rueda: es un relato de supervivencia en una ubicación muy específica, de modo que casi toda la acción se desarrolla en un entorno bien delimitado. A su favor, hay que decir que Aja sabe ubicarnos en el espacio y sacarle partido a lo tétricos que son los cimientos de una casa a medida que una tormenta casi apocalíptica tiñe de negro cada rincón en el que, encima, puede acechar un depredador que tiene ventaja moviéndose dentro del agua.

VIDEO

Tráiler de Crawl (2019)

Además, hay algunos alicientes que hacen que la fórmula funcione especialmente bien, haciendo que Infierno bajo el agua sea muy satisfactoria dentro de su género: el acertado casting, con una Kaya Scodelario magnífica (vista antes además en anodinos papeles como el de Piratas del Caribe: la venganza de Salazar), y el trasfondo que se le da como personaje principal cuyo escollo a superar es su falta de confianza en sí misma y un extremo nivel de autoexigencia.

Al final, la película cumple como película de terror y suspense (te mantiene con intriga, sabe hacerte saltar de la butaca y generar secuencias imaginativas muy bien filmadas) y también en un plano secundario como drama familiar desarrollando muy bien una relación paterno-filial emotiva y creíble.

Todo comienza con la presentación de Haley, una mujer entrenada para ser la número uno pero que sin embargo no consigue alcanzar las metas que se propone como nadadora. Al finalizar una competición comprueba cómo su padre parece haber desaparecido. Ni contesta a sus mensajes ni a sus llamadas, lo que la impulsa a ir en su busca.

La climatología no obra en su favor: un huracán de categoría 5 está a punto de asolar Florida y un cordón policial le impide acercarse a su casa. Haley, no obstante, decide saltárselo con la esperanza de encontrar a su padre y ponerlo a salvo.

Tras una tensa búsqueda, lo encuentra inconsciente y herido: parece haber sido atacado por un gran depredador mientras hacía unas reparaciones en los cimientos. Y es que no están solos ahí abajo, de modo que, mientras tratan de salvar la vida el nivel irá subiendo e irán dándose cuenta de que podrían estar en desventaja bajo el agua.

Hay aspectos técnicos que merecen nuestra atención: lo bien que se cuida la continuidad y el diseño de sonido. Ambos aspectos son cruciales a la hora de poner en pie una película que se desarrolla en buena medida a tiempo real y casi en un único escenario y en la que es esencial la credibilidad.

Algún giro final parece demasiado fantasioso y rompe esa verosimilitud construida a base de buenas decisiones creativas, pero son concesiones a un género que a día de hoy parece abocado a una espectacularidad exagerada... En este sentido, al menos, hay que decir que el CGI está bien medido y que sirve para apoyar efectos especiales tradicionales de modo que no se compromete la integridad de la historia en exceso.

Infierno bajo el agua (horrible traducción al castellano de Crawl en la que se pierde el doble sentido en inglés de referirse al estilo de nado crol y a la vez a arrastrarse deslizándose como tienen que hacer para sobrevivir en el sótano), es mucho mejor de lo que augura su título: un entretenimiento veraniego eficaz, bien compuesto y harto recomendable en el que, por cierto, no hay pudor en mostrar la amenaza ni en conservar una duración adecuada para el producto en su totalidad. Dura lo que tiene que durar, ¡aleluya!

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Una muy satisfactoria película de género que sabe mantener al espectador al borde de la butaca en todo momento y de paso brindarle a la heroína un trasfondo dramático interesante. Altamente recomendable.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El diseño de producción, impecable, ¡la película se rodó en Serbia! Kaya Scodelario funciona de maravilla y la cinta es muy eficiente.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

La terrible traducción del título invita a pensar en un bodrio de serie B, ¡nada más lejos! Algún giro final resulta demasiado fantástico.
Hobby

78

Bueno

Y además

Infierno bajo el agua (2019)

Lanzamiento:

Argumento:

Infierno bajo el agua (Crawl), una cinta de supervivencia y terror dirigida por Alexandre Aja(Las colinas tienen ojos, Piraña 3D) y protagonizada por la atlética Kaya Scodelario. Ella da vida a Haley, una mujer quelucha por salvar a su padre cuando la costa de Florida es arrasada por un huracán de categoría 5. Tras buscarlo intensamente da c...