Crítica de El juicio de los 7 de Chicago, el drama judicial de Aaron Sorkin repleto de estrellas

El juicio de los 7 de Chicago
Crítica de El juicio de los 7 de Chicago, el drama judicial de Aaron Sorkin protagonizada por Sacha Baron Cohen, Eddie Redmayne y Mark Rylance. Estreno en cines el 2 de octubre y en la plataforma Netflix el 16 de octubre.

La segunda incursión de Aaron Sorkin en el mundo de la dirección tras Molly's Game es un drama judicial que avanza con buen pulso en su tercio final pero que pasa por unos cuantos altibajos a lo largo de su metraje. La razón es que la película es un tanto esquizofrénica a la hora de abordar su temática: quiere ser divertida y dinámica, pero a la vez se centra en una cuestión tan grave que es difícil mantener ese tono.

A medio camino entre la reconstrucción histórica y la parodia, El juicio de los 7 de Chicago nos sitúa cronológicamente en las convulsas protestas contra el envío de tropas a la Guerra de Vietman durante la Convención Nacional del partido demócrata de 1968.

Diversos colectivos sociales trataron de congregarse para mostrar su disconformidad respecto a las decisiones gubernamentales de forma pacífica: desde grupos hippies miembros del Partido Internacional de la Juventud hasta el grupo estudiantil Students for a Democratic Society pasando por los mismísimos Panteras Negras, pero la sobreactuación de la policía y el enardecimiento de la masa llevó a una confrontación violenta. 

VIDEO

Tráiler de El juicio de los 7 de Chicago, la película de Netflix sobre uno de los juicios más famosos de EEUU

A la división política causada por la guerra, se sumaban otros elementos de tensión como el asesinato de Robert Kennedy y la decisión de Lyndon B. Johnson de no volver a presentarse a la reelección. Los asistentes lanzaron ladrillos contra la policía, que respondió con gases lacrimógenos y el centro de Chicago se vio envuelto en llamas. Los demócratas eligieron al heredero de Johnson Hubert H. Humphrey sobre Eugene McCarthy, pero el primero perdió las elecciones contra el candidato del Partido Republicano Richard M. Nixon.

Finalmente, ocho personas fueron llevadas a juicio tras ser acusadas de conspirar en contra de la seguridad nacional: Abbie Hoffman, Jerry Rubin, David Dellinger, Tom Hayden, Rennie Davis, John Froines, Lee Weiner y, de rebote, Bobby Seale, hasta que el juez Julius Hoffman separó a este último de la causa.

Un reparto elefantiásico 

Netflix empieza a tirarle la caña a los Oscar y con esta película tiene claro que sus opciones, al menos a las nominaciones, son firmes. Ésta es asimismo la razón de que El juicio de los 7 de Chicago vaya a estrenarse en cines antes que en la plataforma, aunque entre un lanzamiento y otro solo haya dos exiguas semanas de separación. El día 2 de octubre aterriza en los cines españoles para recalar en formato digital el 16 de octubre para los ávidos netflixeros.

Ni que decir tiene que Aaron Sorkin y su dilatada experiencia como guionista hacen de esta película un caramelo. Recordemos que en su filmografía constan series aclamadas como El ala oeste de la Casa Blanca o The Newsroom, además de grandes películas como La red social, Moneyball o Steve Jobs.

El reparto de El juicio de los 7 de Chicago está plagado de grandes actores como Joseph Gordon-Levitt (Proyecto Power), Mark Rylance (Ready Player One), Frank Langella (Kidding), Alex Sharp (Hasta los huesos), Jeremy Strong (The Gentlemen: Los señores de la mafia), John Carroll Lynch (Emboscada final) y Yahya Abdul-Mateen II (Matrix 4), entre otros. 

Pero si hay dos intérpretes que destacan de entre el resto, esos son Eddie Redmayne (La teoría del todo) y Sacha Baron Cohen (Los miserables) cuyos personajes además tienen las líneas de diálogo más interesantes y afiladas y vienen a confrontar dos formas muy distintas de hacer las cosas pero con un fondo similar.

Por desgracia, como decíamos al comienzo de la crítica, la película no tiene claro hasta qué punto quiere ser fiel a los hechos y formal en su narrativa (se inclina por un maniqueísmo manifiesto) y hasta qué punto jugar con el espectador para hacerle el viaje entretenido y hasta satírico.

Las 20 mejores películas originales de la historia de Netflix

Las 20 mejores películas originales de la historia de Netflix

Nos adentramos el catálogo de películas de la plataforma para reunir las que consideramos que son las 20 mejores películas originales de la historia de Netflix.

Leer más

Esto se pone de relieve cuando Sorkin opta por tirar de material de archivo para mostrar las protestas reales y las cargas policiales y mezclarlo con las mucho menos realistas imágenes la película o a la hora de caracterizar a los personajes, sin ir más lejos.

El juicio de los 7 de Chicago es una película con luces y sombras que, en cualquier caso, se estrena en un momento muy sensible, a pocas semanas de las elecciones estadounidenses rescatando uno de los procesos judiciales más esperpénticos del siglo XX.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Si hay algo en lo que el cine estaodunidense es experto es en el subgénero del drama judicial. Sorkin entrega un trabajo trufado de estrellas al que le cuesta despegar y que tiene ciertos problemas de ritmo y tensión.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El repartazo congregado y especialmente los lances dialécticos entre los personajes de Eddie Redmayne y Sacha Baron Cohen.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es muy irregular, nunca llega a encontrar el tono: a veces resulta en exceso paródica y en otras ocasiones es un drama abrupto. Le falta coherencia.
Hobby

70

Bueno

Y además

El juicio de los 7 de Chicago (2020)

Lanzamiento:

Argumento:

El juicio de los 7 de Chicago es un drama judicial dirigidopor Aaron Sorkin (Molly's Game) y protagonizado por Sacha Baron Cohen, Eddie Redmayne y Mark Rylance, entre otros. La película centra su atención en las convulsas protestas contra la guerra de Vietman en los años 60 y en el esperpéntico proceso judicial que se produjo después, en1969...