The King Netflix
Análisis

Crítica de The King, Shakespeare y Timothée Chalamet en Netflix

Por Rafa Domínguez

Crítica de The King, dirigida por David Michôd. Timothée Chalamet protagoniza el nuevo drama histórico y épico de Netflix que hunde sus raíces en la narrativa shakespeariana. Completan el reparto Joel Edgerton, Sean Harris, Robert Pattinson y Ben Mendelsohn, entre otros. El estreno de The King en Netflix España es el 1 de noviembre de 2019.

Ya está aquí. The King se ha estrenado en Netflix España y con ella regresa la fiebre por Timothée Chalamet (Call Me By Your Name). Bajo la batuta de David Michôd (Máquina de guerra), con guion del propio director y del también actor Joel Edgerton (Bright), estamos ante uno de los lanzamientos más ambiciosos y esperados de la plataforma para este 2019. El resto del elenco artístico cuenta con nombres como Sean Harris (Misión Imposible: Fallout), Ben Mendelsohn (Rogue One) y Robert Pattinson (Crepúsculo).

Timothée Chalamet es el rey Enrique V de Inglaterra, heredero de la corona tras la muerte de su padre. El príncipe Hal —así lo conocen en las tabernas de Eastcheap en Londres— es denostado por la corte y por el pueblo debido a su escasa disciplina y su preferencia por la libertad cotidiana al amparo del alcohol y las calles, pero el trono le obligará a tomar decisiones que pondrán en juego su vida y la de su querido pueblo.

Inspirada en las obras de William Shakespeare que narran la vida del monarca, la última película de Netflix nos sumerge en una narración que se cuece a fuego lento, con la intriga palaciega y la reflexión moral caminando de la mano de forma subrepticia... aunque con cierto simplismo plausible.

La reducción de Shakespeare

A The King le cuesta entrar a examen. El arranque es confuso, con Enrique IV (Ben Mendelsohn) intentando reflejar su tiranía con excesiva contención. Siendo una pieza clave en el desarrollo inicial de la película, su contribución como personaje es irremediablemente olvidable y obstaculiza nuestra entrada en la historia por la puerta del drama familiar; un detalle imprescindible para conocer el fluir interno y la tragedia del protagonista.

https://www.hobbyconsolas.com/entretenimiento/mision-imposible-6-2018

La misma fiebre corre por las venas de Timothée Chalamet, que vuelve a hacer gala de su talento para encarnar la emoción juvenil. En su caso, sin embargo, ese carisma con el que ha enamorado a los fans le permite llevarnos por una tortura que, si bien el guion no consigue aprovechar, marca indudablemente al personaje. Pero todo ocurre a una velocidad imposible para el desarrollo de su príncipe Hal, que termina siendo una suerte de adolescente perdido en el juego de la guerra cuyas influencias no llegaremos a comprender.

The King Netflix

David Michôd y Joel Edgerton rebajan el peso narrativo de la obra original de Shakespeare, simplificando diálogos y tramas para su adaptación a los 133 minutos de metraje con los que cuenta la cinta. El resultado es ciertamente interesante, a pesar de que los más fieles seguidores del legendario autor inglés encontrarán cambios significativos que atañen directamente al personaje de Sir John Falstaff, reconvertido en un entrañable y alcohólico veterano de guerra que, paradójicamente, es lo más reseñable de la película.

A los mandos del personaje se encuentra, precisamente, Joel Edgerton. Su interpretación acapara sin dificultad todas las miradas; es el arquetípico consejero cercano, a veces torpón, barbudo y de buen corazón que termina siendo imprescindible para el devenir de la trama.

The King Netflix

La película de Netflix transcurre con el pie en el freno, sopesando cada decisión del joven rey y la reacción de su entorno en la corte. La intriga palaciega depende absolutamente de su acierto, pero la duración y su ritmo pueden traducirse en cierto aburrimiento para quienes esperen la acción de otras ofertas del género. Un servidor, por contra, encontró buena satisfacción en el calado de cada escena, a pesar de que el guion toma con seriedad encorsetada cada intervención de sus personajes.

Sólo se permite una excepción: el Delfín de Robert Pattinson. Erigiéndose como el villano del tercer acto, Pattinson juega con las posibilidades de un personaje al que convierte en un excéntrico impulsivo que funciona por momentos como contrapunto de la seriedad de Chalamet, pero que se pierde en el marco general en el que está construido. Su intervención es, desde luego, lo más llamativo de la película por la disonancia evidente que genera en el tono de la película.

The King Netflix

En el camino de redención que recorremos para salvar las dudas del arranque inicial, nos encontramos con la fabulosa fotografía de Adam Arkapaw (Macbeth), quien construye una estética impecable y arrebatadora, en conjunción con la notable banda sonora de Nicholas Britell (Moonlight). Juntos consiguen una fórmula hipnótica que llega a sus notas más altas durante la batalla en el barro que con tanto acierto se desenvuelve el propio David Michôd.

Es inevitable recordar la magnífica batalla de los bastardos de Juego de Tronos cuando la lluvia repiquetea en los casquetes y las botas se hunden en la tierra. Ésta, sin embargo, se fragua desde la primera escena de combate en la que el joven Hal se enfrenta con Henry Percy en lucha singular. Una anticipación sencilla, casi inadvertida, que casa con precisión con el tono de la película.

Conclusiones

The King es una película de altibajos que crece considerablemente cuando consigue alejarse del arranque. Las licencias respecto a la obra original —también inspiradas, al fin y al cabo, en la historia real— funcionan en detrimento y en favor de ella, dejándonos con un relato infinitamente más sencillo, pero correctamente medido.

The King Netflix

Las sensaciones pueden ser agridulces; el calado de la historia se reduce en gran parte, pero la película consigue suficiente armonía como para hacer de ella un visionado cómodo. No encontraremos el peso dramático de los versos de Shakespeare, ni tampoco parece ser nunca su objetivo: está dirigida por y para los tiempos de la fantasía épica que ha construido Juego de Tronos.

Valoración

The King es un drama épico excesivamente contenido, más preocupado por llegar al gran público que por construir una narración novedosa y de calado, pero que consigue dejar un buen sabor de boca gracias a la solidez de su resolución.

Hobby

72

Bueno

Lo mejor

Joel Edgerton vuelve a robar la pantalla con la construcción de su nuevo John Falstaff.

Lo peor

El guion reduce al mínimo exponente el dilema moral y la tragedia original.

Y además