Jūshinki Pandora
Análisis

Crítica de Last Hope parte 1, el nuevo anime shōnen de Netflix

Por Javier Cazallas

Ya ha llegado a Netflix la primera parte de Last Hope (Jūshinki Pandora) el nuevo anime licenciado por la plataforma con mechas, ciencia ficción, misticismo y lo que el cuerpo pide para pasar un buen rato, dosis de acción.

Una de las cosas que tenemos más que asumido con Netflix es que ha encontrado un filón para explotar en lo que al anime se refiere. La plataforma VOD nos está trayendo joyitas como Devilman Crybaby amén de una buena cantidad de tesoros de hace años para nuestro goce y disfrute. Ahora toca recibir con regocijo una novedad, la primera parte del shōnen Jūshinki Pandora que llega a la plataforma bajo el título de Last Hope y que está disponible desde el 14 de septiembre en el catálogo de animes de Netflix.

Este anime shōnen es el resultado de la colaboración entre el estudio japonés Statelight y el estudio chino Xiamen Skyloong Media, y deja una vez más de manifiesto que colaborar es más productivo para todos que estar a palos todo el día. Se hizo una adaptación al manga de Last Hope que se encuentra en el portal Pixiv por si algún curioso quiere disfrutar de esa precuela también. Nosotros vamos a ver si este anime de Shōji Kawamori , el creador de Macross,ha dado en el blanco.

Las mejores obras de Kawamori

Bienvenidos a Neo-Xianglong

Abrochaos los cinturones que nos vamos al futuro. Last Hope nos sitúa un par de décadas en el futuro, en un mundo que podríamos llamar post apocalíptico. Pero esta vez no han sido las guerras o el calentamiento global lo que la ha liado parda. Esta vez le toca a la ciencia pagar los platos rotos. Unos intentos entusiastas por crear un reactor cuántico desencadenan un accidente que afecta a todo el globo. Más allá de la destrucción y la matanza, lo que crea es un proceso evolutivo en los animales que los convierte en engendros biomecánicos llamados B.R.A.I..

Pues bien, resulta que, mientras la mayoría de los B.R.A.I. de Last Hope siguen siendo prácticamente todo animales, y se siguen cocinando y comiendo como si nada, otros se convierten en descomunales aberraciones hiper evolucionadas con muchas ideas, y ninguna buena. Estas criaturas nos hacen recordar bastante por ejemplo Horizon: Zero Dawn o a las criaturas que habitan la tierra en las recientes adaptaciones de Godzilla.

Misticismo y ciencia

Durante los primeros episodios de esta primera parte de Last Hope encontramos que la tecnología predomina  claramente sobre todo. Leon Lau, el personaje principal diseña un dispositivo llamado hiperdrive con el que es posible combatir a los B.R.A.I. más descomunales fusionando la conciencia del piloto de un mecha con la propia máquina. Claro gente, es una obra de Kawamori ¿Pensabais que no iba a haber mechas?

Jūshinki Pandora

A medida que vamos avanzando por los episodios, una corriente mística que claramente se divide entre el bien y el mal  irá cobrando fuerza, quitándole a la tecnología parte de su protagonismo, pero no todo por supuesto. Este misticismo se apoya con fuerza en el concepto taonísta del Yin y el Yang que de hecho veremos representado en algunos momentos a través del Taijitu y de otras formas de representar el concepto.

Cocinándose a fuego lento

Aunque Last Hope deja clara desde su premisa cuál es la situación de casi todos sus personajes, varias sorpresas aguardan a medida que avanza esta primera parte. Algo que ya caracteriza a este tipo de anime es el ir conociendo datos de la vida previa de los personajes. Además, a medida que avanzamos y se produce la transición entre ciencia y misticismo nos iremos encontrando con la explicación de situaciones que a priori no comprendíamos.

Jūshinki Pandora

Como suele ser habitual en los animes shōnen, la relación entre los personajes es una piedra angular de la historia. En esta ocasión -de momento- no nos encontraremos a estudiantes de secundaria pilotando máquinas de guerra del copón bendito, aunque seguiremos teniendo el concepto de "los elegidos" que tanto gusta y que nos recordará brevemente a otras obras de mechas como Neon Genesis Evangelion o Kuromukuro.

La historia de este anime de Netflix como decimos no es especialmente innovadora. Es una mezcla de conceptos que a veces han funcionado y otras veces no. Visualmente, si exceptuamos algunos momentos de falso 3d en combate que podrían ser innecesarios, el resultado es bastante bueno. Por otro lado, si bien la serie carece del carisma del shōnen de moda, Ataque a los Titanes, alberga cierto encanto que hace que quieras seguir viéndolo y saber cómo se desarrollan los hilos argumentales de sus personajes.

Jūshinki Pandora

Con toda la segunda parte todavía por llegar a Netflix -actualmente se está emitiendo en Japón- podemos decir que Last Hope es un anime correcto. No es el mejor de su género ni se le acerca, pero se deja ver muy cómodamente y con un ritmo más que correcto entre acción e historia. Para terminar os invitamos a decirnos a qué primer ministro inglés os recuerda Emilia, la gata que podréis ver en la serie.

Valoración

Primera parte de este anime shōnen con una historia que atrapa desde el primer episodio pero que no es revolucionaria. Buen equilibrio entre acción e historia con quizás algunos falsos 3d que desentonan.

Hobby

75

Bueno

Lo mejor

Una historia que atrapa con una mezcla explosiva entre misticismo y tecnología. Personajes carismáticos variopintos que no aburren.

Lo peor

Aunque la historia es interesante, no es especialmente innovadora. Algunas escenas con falso 3d son algo cantosas.