Ir al contenido principal
El magnífico Iván
Análisis

Crítica de El magnífico Iván, ya disponible en Disney+

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de El magnífico Iván (The One and Only Ivan), la película dirigida por Thea Sharrock en base a la novela de Katherine Applegate ya disponible en Disney+.

Tras la polémica llegada de Mulán a la plataforma de streaming, Disney+ añade hoy mismo a su catálogo la película El magnífico Iván, protagonizada por Bryan Cranston (Breaking Bad) y por un grupo de animales generados por ordenador. Se trata de un título basado en la novela infantil de Katherine Applegate "The One and Only Ivan", inspirada a su vez en la historia real de un espalda plateada que vivió en cautividad durante 27 años y que gracias a su talento para pintar fue devuelto a un régimen de semilibertad junto a otros animales.

La película nos presenta la relación entre Iván y su cuidador, Mack, un hombre que ha criado al gorila y que se gana la vida gracias a un espectáculo en el que muestra su talento en un centro comercial. Su show está en declive hasta que recibe a una cría de elefante y los ingresos vuelven a incrementarse. Sin embargo, a su vez, disminuye el interés en Iván, cuyo rol en el show consiste, básicamente, en mostrarse enfurecido.

Pronto descubre que puede desarrollar una afición que le ha definido desde su más tierna infancia: le encanta pintar y demuestra una gran sensibilidad a la hora de hacerlo, retratando los paisajes naturales que tanto echa de menos.

Si habéis ido alguna vez a un zoo y habéis visto a un gorila dando la espalda a los visitantes o mostrando una manifiesta apatía en su mirada, os habréis dado cuenta de que son animales muy complejos con los que es muy fácil que nos identifiquemos. Compartimos con ellos mucho más de lo que nos separa. Las películas que hacen hablar a los animales y que les hacen comportarse como humanos, contribuyen a que esa identificación sea aún más instantánea, pero por otra parte, hacen que veamos el mundo a nuestra medida, algo bastante injusto. Sin embargo, sirve de vehículo para que el mensaje ecologista llegue alto y claro a niños y jóvenes, a los que Disney siempre trata de dirigirse con premisas de este estilo.

El magnífico Iván ha recibido recientemente un premio de la asociación PETA por su voluntad y compromiso a la hora de rodar sus películas con animales recreados por ordenador, evitándoles un sufrimiento innecesario a los animales. Pero la verdad es que, además, es una película de factura técnica impecable: está muy bien hecha.

Eso sí, mientras que la relación de amistad entre Iván y Bob es uno de los cauces fundamentales de la trama, otros animales, tan dispares como una foca, un loro o un conejo, entre otros, sirven como válvula de escape cómica y no terminan de cumplir con su objetivo. 

La película trata de trazar una línea diferencial entre los animales que provienen de entornos salvajes y otros que han sido domesticados y que, sin la presencia del hombre, no habrían llegado siquiera a existir como es el caso de ciertas especies de perros.

En este sentido, El magnífico Iván se queda algo corta en sus pretensiones a la hora de abogar por un mundo más justo para los animales: el mensaje podría ser mucho más claro a la hora de abundar en ideas como la forma en la que el ser humano está acabando con sus entornos naturales, sobre la mercantilización y explotación que de ellos hace el sistema que nos rige o los gravísimos problemas a los que se enfrentan los ejemplares que son reintroducidos o bien en la naturaleza de la que fueron adbucidos o bien en reservas protegidas en las que siguen estando en peligro (a mediados de junio Rafiki, el espalda plateada más famoso de Uganda y líder de su manada, murió a manos de furtivos, sin ir más lejos). 

A lo largo del metraje oímos en muchas ocasiones que el ser humano puede sorprenderte y que no siempre es malvado o egoísta, pero apenas hay representación de los activistas que tratan de cambiar las cosas y la catarsis final se antoja corta y plana en matices. Para profundizar en esta materia, os recomendamos mucho el documental Proyecto Nim, que tenéis disponible tanto en FilmIn como en Prime Video sin coste adicional.

Respecto al reparto, nada que objetar al fichaje de Bryan Cranston, a quien el rol de Mack le sienta como anillo al dedo y ojo al reparto vocal tanto en versión original (con Sam Rockwell, Angelina Jolie, Helen Mirren o Danny DeVito) como en versión doblada. Con el chaparrón que le está cayendo a Netflix con el doblaje de Memorias de Idhún, la plataforma debería tomar nota de cómo hacer bien las cosas porque talento en este país sobra para que las versiones españolas sean tan competivivas como las originales. Y Disney+ no es la única que está mimando esta parcela... pero es de ley señalarlo como una de las fortalezas de la película.

El magnífico Iván es una herramienta de sensibilización más que puede alimentar la formación ecologista del colectivo al que se dirige, pero no debería ser la única. Le falta una llamada a la acción y le sobra algo de melodrama. 

Valoración

Disney lanza en su plataforma de streaming una película infantil con buenas intenciones y elaborada con mimo. No se sale de lo esperado, pero funciona bien.

Hobby

68

Aceptable

Lo mejor

El casting de doblaje en VO y VE. Está muy bien hecha y tiene un buen trasfondo hablando de la importancia de la liberación de los animales.

Lo peor

Es una película dirigida casi exclusivamente al público infantil con animales parlantes y antropomorfos y bastante lacrimógena.

Y además