Crítica de Maigret, con Gérard Depardieu en la piel del mítico comisario alumbrado por Georges Simenon

Maigret

Crítica de Maigret, la nueva película policiaca con Gérard Depardieu en la piel del mítico comisario alumbrado por Georges Simenon.

Decía el escritor belga Georges Simenon que la novela policiaca tenía unas reglas que eran como los pasamanos de una escalera: un asidero al que sujetar la estructura narrativa de la obra. Un cadáver, un investigador y un misterio por resolver como es la autoría del asesinato. Así que quien vaya al cine a ver Maigret puede tener bien claro que lo que va a ver es justo eso, sin trampa ni cartón.

El comisario Jules Maigret ha sido el protagonista de más de cien obras entre novelas y novelas cortas y ha tenido muchísimas iteraciones tanto en cine como el televisión, siendo la más conocida la de Jean Gabin, muy amigo del escritor y protagonista de una decena de films. Ahora le toca al turno a uno de los más célebres intérpretes franceses: Gérard Depardieu (Las ilusiones perdidas).

El responsable del libreto y la dirección de la película es Patrice Leconte, que reaparece así tras tres años desde su último trabajo. Adapta "Maigret y la joven muerta" de 1955.

VIDEO

Clip en exclusiva de Maigret, la nueva película sobre el consagrado inspector creado por Georges Simeon

Maigret nos desplaza a los años 50 en el corazón de la capital de Francia, donde aparece el cuerpo de una joven humilde ataviada con un traje de gala empapado en sangre. El popular Maigret se hace cargo del caso, pero tiene muchas dificultades para identificar siquiera a la víctima, una mujer de veinte años que no llevaba consigo ningún documento que pudiera ayudar a reconocerla.

Tampoco hay suerte con el entorno en el que se halló su cadáver: nadie parece recordarla o haberla visto con anterioridad.

Sin embargo, de forma casi fortuita, los pasos de Maigret le llevarán hasta Betty, que tiene un sorprendente parecido con la víctima. Su aparición le llevará a recordar una tremenda pérdida personal, pero también a resolver el caso.

Las mejores series policíacas que deberías ver

Mindhunter

Para cualquiera que se haya enfrascado en una novela policiaca de Simenon, será evidente que el género es una excusa para hacer estudios de personajes y casi retratos de costumbres. El modus operandi que sigue Maigret para arrojar luz sobre el misterio es el de seguir los pasos de las víctimas para comprender cómo son sus vidas: dónde y qué comen, cómo viven, qué les angustia o preocupa...

La idea es hacer estudios de personajes para trascender lo local y tratar temas mucho más amplios y universales.

De esta forma, en Maigret accedemos a un París mucho más gris de lo que suele ser la visión idealizada que se hace de la ciudad por parte de la ficción. Lejos de la luminosa ciudad en la que florece el arte y la pasión, aquí nos encontramos su lado más siniestro, en el que van a estamparse los sueños de las ingenuas menores que huyen de sus hogares en busca de una nueva vida.

Pero además también podemos ver a un comisario que se distancia mucho de otras interpretaciones del mismo papel: Depardieu se lo lleva a su terreno para componer a un personaje parco en palabras pero muy leal y humano, dolido por la muerte de su hija con la que termina identificando a Betty.

El actor se mueve siempre en el terreno de la contención y la sutileza, sin cargarlo de ningún tipo de manierismo. Despojado además de su pipa, queda en las antípodas de Sherlock Holmes, a pesar de portar una similar y característica capa.

Lo que termina el el foco de la atención no es tanto la resolución de la muerte de la joven anónima sino ese íntimo duelo que el personaje revive en su interior.

Maigret

Menos acertada resulta la puesta en escena, algo forzada y justita a nivel de producción. Aunque las atmósferas funcionan razonablemente bien gracias a una fotografía centrada en las bajas luces, tanto las caracterizaciones como las secuencias multitudinarias son poco creíbles y se cuelan en ellas detalles que nos sacan de la década de los 50.

Por lo demás, es cierto que Maigret da lo que promete, y en una ajustada hora y media que le sienta muy bien, pero también que es un producto algo genérico del que se podría haber sacado más partido.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Bastante sencilla en su planteamiento, esta coproducción franco-belga le aporta un nuevo enfoque a la novela de Simenon, buscando el lado más humano del comisario Jules Maigret gracias a una fantástica interpretación de Gérard Depardieu.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La construcción del personaje de Gérard Depardieu, muy humana y un París muy distinto al idealizado por la ficción.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es una película algo genérica a la que le falta personalidad propia.
Hobby

65

Aceptable

Y además