Crítica de El mediador: una más de acción con el Liam Neeson menos inspirado

El mediador

Crítica de El mediador (Blacklight), dirigida por Mark Williams y escrita junto a Nick May. Liam Neeson protagoniza una nueva cinta de acción acompañado de Emmy Raver-Lampman, Aidan Quinn y Taylor John Smith, entre otros. El estreno de El mediador en los cines de España es el 26 de agosto de 2022.

El hombre con una serie de habilidades concretas que te busca, te encuentra y acaba contigo, ha vuelto al redil. El mediador es la nueva película de acción protagonizada por Liam Neeson que se estrena en cines este mismo fin de semana.

Han pasado 14 largos años desde que el otrora maestro Jedi nos obligase a engorilarnos con una de las frases más famosas del cine de acción: su discurso de amenaza en Venganza (Pierre Morel, 2008). Y vaya si nos hacemos viejos.

VIDEO

¡Las películas de acción más esperadas de 2022!

Liam Neeson no, por supuesto. O eso intenta. El actor británico ha cumplido este mismo verano 70 añazos, lo que no le ha impedido seguir alimentándose de su éxito como héroe de acción.

Hoy se lanza a una nueva persecución con tiroteos, golpes y carreras en El mediador, pero si hay una forma de resumir la película es, precisamente, esa: los años no pasan en balde.

El mediador está dirigida por Mark Williams, creador de la popular serie Ozark y director de Un ladrón honesto, protagonizada por el propio Neeson en 2020. Seguramente no necesitéis ni leer el argumento para imaginar por dónde van los tiros, pero ya os adelanto que acertar a nuestro protagonista va a ser difícil.

Liam Neeson es Travis Block, un agente encubierto del Gobierno de los Estados Unidos que se encarga de eliminar objetivos que se han expuesto. De limpiar las chapuzas de otros, hablando en plata

Las 17 mejores películas protagonizadas por Liam Neeson, ordenadas de peor a mejor

las 17 mejores películas de Liam Neeson ordenadas de peor a mejor

Como es costumbre en el género, no será oro todo lo que reluce. Dentro de su propia organización hay secretos ocultos que el bueno de Travis irá descubriendo poco a poco, lanzándose a una investigación para descubrir una conspiración que amenazará su propia vida.

Con el mantel dispuesto para zamparnos un buen pastel de tortas, la propuesta de Williams no podría menos eficaz: Liam Neeson parece haber activado el modo automático y no tiene guion que lo pueda sacar de ahí.

No es que vayamos a pedirle peras al olmo, ni mucho menos. Pero sí podemos pedirle palomitas, un héroe grandilocuente y sopapos que intentasen hacer temblar al mismísimo Bud Spencer. 

La respuesta es que su director intenta esquivar las convenciones del género para caer en los grandes errores del mismo, dejándonos con una película absolutamente superficial y olvidable.

El mediador

Lo más disparatado es que la propia filmografía reciente del bueno de Neeson parece inagotable al desaliento: El protector, Ice Road o Venganza bajo cero son distintas caras de una misma moneda. ¿Qué puede ofrecernos El mediador para salir de la sobresaturación?

Son 90 minutos de película que podríamos dividir en tres etapas, y no son las clásicas: Liam Neeson conduciendo a todo trapo, Liam Neeson corriendo a sus 70 años con más dignidad que muchos de nosotros y Liam Neeson diciendo más que haciendo.

Y perro ladrador... ya sabéis cómo termina. Quizás su enfoque más interesante sea el de presentar al propio personaje como un abuelete veterano que está deseando colgar los guantes, pero incluso la subtrama dramática familiar está encajada con calzador para darle esa segunda dimensión inocente a un matón al servicio del Gobierno.

Las pocas formas que quedan para levantar una historia contada hasta la saciedad caen en saco roto, porque ni cuando los diálogos encuentran un punto dulce la cámara es capaz de sacarle partido.

El mediador

Y para muestra, un botón: su principal frase de reclamo publicitario se produce en un formal plano-contraplano en el que es imposible apoyar cualquier intención interpretativa. Con un Neeson a medio gas, la decepción está servida.

El mediador es una oda al formulismo insustancial. Un brindis al telefilm de acción con un protagonista que desvirtúa completamente su nivel, más preocupada por contar sus hechos que por convertirlos en acción; una paradoja para su género.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

El mediador es una más a sumar a la lista de Liam Neeson como héroe de acción, con poco en ella que proponga más de lo que ya hemos visto a puñados en la filmografía reciente del actor: acción soporíferamente convencional que parece anticipar su resultado.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La presencia de Liam Neeson es su principal reclamo, a pesar de la absoluta falta de energía.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

El guion imposibilita cualquier opción de convertirla en algo mínimamente memorable.
Hobby

42

Malo

Y además