Venganza bajo cero
Análisis

Crítica de Venganza bajo cero (Cold Pursuit), con Liam Neeson

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Venganza bajo cero (Cold Pursuit), un thriller de acción protagonizado por el actor irlandés Liam Neeson, especializado en el género, en el rol principal.

Es 26 de julio, estamos en pleno verano, y creo que no puede haber mejor plan que éste: ver a Liam Nesson repartiendo estopa a diestro y siniestro. Vale, de acuerdo, estáis fritos de ver siempre lo mismo. Pero... además de que lo hace rematadamente bien, subo la apuesta y os digo que en la película Venganza bajo cero interpreta a un quitanieves que no tiene nada que perder. Eso promete buenas peleas y paisajes helados. No sé si se puede pedir más.

Aprovecha el periodo de prueba de Amazon Prime Video para ver las mejores películas y series de la plataforma... ¡Gratis!

Bromas aparte, el director noruego Hans Petter Moland vuelve la vista sobre una película suya rodada hace apenas cinco años, Uno tras otro, para realizar un remake al estilo estadounidense. Se entiende que la finalidad última es la de crear un producto más "sexy" para la taquilla internacional, sobre todo por su fichaje estrella para el rol principal, aunque la verdad es que es echarle azúcar a algo dulce: ni era necesario ni le lleva a mejorar el trabajo previo. Es un fiel remake que, con todo y con eso, cumple ofreciendo un entretenimiento más que digno.

Venganza bajo cero nos presenta lo que parece ser una vida anodina y sin demasiados contratiempos: Nels Coxman, realiza su trabajo, "mantener limpio un pequeño rincón del planeta", mientras convive con su esposa Grace (Laura Dern) y su hijo Kyle (Michéal Richardson) en plena montaña, disfrutando de la naturaleza con toda tranquilidad.

Sin embargo, un buen día, todo se tuerce y su paz se desmorona, pues recibe la terrible noticia de que su hijo ha muerto debido a una sobredosis... Nels sin embargo, sabe que no era consumidor de drogas y comienza a sospechar del compañero con el que trabajaba en el aeropuerto. Tirando del hilo, acaba envuelto en una guerra de narcotraficantes, mientras busca venganza por lo sucedido.

Y, por supuesto, en ese impás en el que se produce una escalada de violencia brutal, hay un generoso rastro de cadáveres cuyas esquelas se van apilando en la gran pantalla. Aquí es donde la película carbura de maravilla: sabe que no necesita tomarse a sí misma demasiado en serio y permite al espectador disfrutar de cada giro de guión. Su negro sentido del humor (ojo al cachondeo del propio nombre de Nels Coxman que en la versión anterior era Nils Dickman) recuerda a la chispa de los hermanos Coen tanto como los escenarios.

Probablemente no necesitaba a una actriz de la altura de Laura Dern (Big Little Lies) para hacer un acto de presencia casi testimonial de cinco minutos, pero el caso es que apenas se distrae en su objetivo de llevarnos de la mano del héroe hasta las más altas esferas de la mafia con Tom Bateman (Asesinato en el Orient Express) dando vida a Viking, el tipo al que odiar de forma casi instantánea... y casi más por sus excentricidades a la hora de educar a su hijo que por su falta de escrúpulos a la hora de liderar el negocio del narcotráfico.

Venganza bajo cero funciona como un tiro en un crescendo que mantiene al espectador interesado en la trama constantemente y tampoco decepciona con un final arrollador. Literalmente.

Ahora las malas noticias. Neeson ya ha expresado su voluntad de dejar el género, y la verdad es que, por bien que funcione, nos está privando de su talento en otros campos en los que también nos gustaría que incurriese con más asiduidad, así que no le vamos a poner ni un pero a sus planes. Quien quiera recordarlo como héroe de acción tiene a su disposición una dilatada filmografía en la que se ha vengado hasta del vecino del quinto, así que no hay que verter ni una lágrima por ello.

En suma, con Venganza bajo cero estamos ante una comedia negra que nos trae a la cabeza a cintas como Fargo y que sabe explotar muy bien sus recursos. Bien está lo que bien acaba.

Valoración

Thriller con un humor negro muy destacable que sabe exprimir la imagen de Liam Neeson como hombre de acción. Tiene suficiente estilo y gracia como para enganchar al espectador con facilidad.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

Es imaginativa y verosímil en sus brotes de violencia extrema y la traca final está a la altura: da lo que uno puede esperar de ella.

Lo peor

Que es el remake de una cinta anterior del mismo director, es decir, que ya nos habían contado esta misma historia.

Y además