Lo que no te mata te hace más fuerte
Análisis

Crítica de Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte

Por Raquel Hernández Luján

Crítica de Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte (The Girl in the Spider's Web) dirigida por Fede Álvarez y protagonizada por Claire Foy, Sylvia Hoeks y Sverrir Gudnason en los papeles de Lisbeth Sallander, Camille Salander y Mikael Blomkvist respectivamente. En cines a partir del 9 de noviembre de 2018.

La recepción de Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte (The Girl in the Spider's Web) dependerá totalmente de las expectativas de la audiencia: quien espere una visión de Lisbeth Salander próxima a los libros de la saga de Stieg Larsson (y de las continuaciones escritas por David Lagercrantz tras su fallecimiento, que sirven de base a la cinta) es muy probable que se sienta decepcionado; quien por el contrario busque una eficiente película de acción con una heroína del tipo James Bond, encontrará la horma de su zapato. Es decir, que la película cumple como entretenimiento a costa de dulcificar la trama para hacerla más digestiva de cara al público general.

Descubre el libro en el que se basa la película

La escritura del guión, proceso en el que también ha estado implicado el director junto a Jay Basu y Steven Knight, es un tanto simplista en este aspecto y no permite tampoco que los personajes evolucionen demasiado a lo largo de la película. Tiene menos elementos de novela negra y un giro más evidente hacia el cine de espías, algo que no tiene por qué ser necesariamente malo, pero que sí aleja la propuesta de su origen y su intención primera. Tiene un mayor aire de "aventura ligera" que una hondura que nos permita sentirla como real, que haga que el espectador se sienta conmovido y concernido por los problemas de la protagonista.

Temporalmente, se supone que es una secuela de Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres, la película dirigida por David Fincher en 2011 con Rooney Mara y Daniel Craig como protagonistas, pero adapta la cuarta entrega saltándose "La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina" y "La reina en el palacio de las corrientes de aire" quedándose con "Lo que no te mata te hace más fuerte", la primera continuación de la trilogía original escrita por Lagercrantz, a pesar de la oposición de la viuda de Larsson.

En esta ocasión, Lisbeth Salander recibe un encargo complejo; tiene que romper uno de los mejores sistemas de seguridad del mundo para robar un programa que tiene la capacidad de controlar los arsenales críticos con capacidad destructiva, pero pronto se encuentra atrapada en una red de espías y funcionarios corruptos que pondrán a prueba sus capacidades. A todo eso tiene que añadir una amenaza aún más íntima, la de su hermana Camilla, a quien daba por muerta, que regresa para abrir la caja de Pandora: todos los recuerdos que ha tratado de reprimir de su infancia.

La baza fuerte: Claire Foy en el rol principal. La actriz es maleable como la arcilla y a pesar de tener que sacar adelante un papel bastante físico y visceral, lo borda, como siempre, tocando un nuevo registro tras deslumbrarnos ya en series como Crossbones, Wolf Hall o The Crown y películas como Perturbada o First Man, por hablar de sus proyectos más recientes. Su caracterización nunca parece un disfraz y no hay una voluntad manifiesta de embellecer a la actriz para hacerla atractiva en exceso: no lo necesita, así que se agradece.

Mucho menos acertado es el enfoque que le dan a Mikael Blomkvist en Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte; ni Sverrir Gudnason lo exprime ni el guión le facilita tampoco unas líneas de diálogo que consigan explotar la tensión sexual con la protagonista. Pasa sin pena ni gloria, sin dejar huella alguna.

Por lo demás sí hay varios secundarios que generan interés como una muy caracterizada Sylvia Hoeks (también en esta cuestión la película es muy bondiana, con villanos con motivaciones personales y aspecto peculiar) y el actor Cameron Britton como Plague, a quien recordaréis por su celebradísimo papel de Edmund Kemper en la serie de Neftflix Mindhunter.

Hay muchas concesiones a la espectacularidad en esta película que la hacen disfrutable: desde las localizaciones, hasta los planos aéreos de acantilados y enclaves fundamentales de la película. Pero también es cierto que, como la climatología que fotografía, deja un poco "frío" al público. Esta lejos de tocarle el corazón, porque no consigue atrapar al espectador por las tripas, le falta alma.

En suma, Millennium: Lo que no te mata te hace más fuerte sirve para demostrar una vez más la habilidad del director Fede Álvarez y para constatar que hay que seguir a Foy de cerca (aunque ni de lejos es el papel de su vida, ni tan siquiera la Salander definitiva comparativamente, hay que reconocer que sabe llevarse el papel a un nuevo terrero y hacerlo funcional en él). Por desgracia no se le pueden otorgar muchos más méritos ni podemos afirmar que vaya a perdurar demasiado en vuestra memoria.

Valoración

La versión más light y puede que también la más comercial de Millennium llega a las carteleras con un diseño de producción y una concepción estilística más propia de la saga Bond que de las novelas de la que bebe. Aún así, es razonablemente entretenida.

Hobby

70

Bueno

Lo mejor

El pulso de Fede Álvarez desde la dirección y la interpretación de Claire Foy, una actriz hipnótica.

Lo peor

El nuevo Blomkvist no tiene ningún carisma y la película resulta en demasiadas ocasiones formularia, sin llegar a emocionar en sus giros cruciales.

Y además