Los niños del mar
Análisis

Crítica de Los niños del mar, la bella historia animada y submarina

Por Mariló Delgado

Crítica de Los niños del mar, dirigida por Ayumu Watanabe, en la que la joven Ruka y los hermanos Umi y Sora descubrirán cómo una serie de hechos sobrenaturales han afectado profundamente a la vida marina.

Los niños del mar es la producción más reciente de Ayumu Watanabe, quien ya dirigiese Uchû kyôdai y Doraemon y el pequeño dinosaurio. Esta vez, se ha puesto manos a la obra con una adaptación del manga del mismo nombre de Daisuke Igarashi, quien también ha colaborado en el guión de la película. Los niños del mar también cuenta en su equipo con Kenichi Konishi (Tokyo Godfathers, El cuento de la princesa Kaguya) como director de animación y diseñador de personajes y con una preciosa banda sonora compuesta por Joe Hisaishi, quien es conocido por su trabajo musical en las películas de Studio Ghibli.

En esta hermosa película de animación seguimos a Ruka, quien tras haber discutido con su madre y sus compañeros, se encuentra sin nadie con quien pasar las vacaciones de verano, por lo que termina matando el tiempo en el acuario donde trabaja su padre. Allí conoce a dos hermanos muy misteriosos, Umi y Sora, quien según su padre fueron criados por animales marinos. Los tres adolescentes comienzan a conectar una serie de sucesos sobrenaturales que han estado afectando a la vida marina de todo el mundo, como el extraño meteorito que ha caído en el mar y la fauna marina que se está congregando en Japón. 

La cinta de animación se estrenó en Japón en mayo de 2019 y tuvo su debut internacional en junio del mismo año en el Festival Internacional de Animación de Annecy. Ahora llega a España gracias a Selecta Visión, con un estreno el cines el próximo 24 de enero. Así que, ¿qué podemos contaros de Los niños del mar?

Las maravillas del mundo marino

Con Los niños del mar, Watanabe y Studio 4 ºC, el estudio responsable de la animación, tenían por delante una tarea difícil. Para empezar, se trata de la adaptación de un manga seinen (para adultos), que había sido elogiado por su vibrante estilo visual y su detallado arte inspirado por la naturaleza, con lo que estar a la altura en este apartado iba a ser complicado, aunque el equipo artístico sale airoso de sobra. 

La película de animación toma lo justo del estilo del mangaka Igarashi, combinando diferentes tipos de animación y acabados, desde escenarios bien integrados en CGI hasta ilustraciones estáticas llenas de complejidad que se mezclan perfectamente con la animación tradicional 2D de este anime. Todo este estilo visual (no hay un fotograma feo, todos tienen algo precioso en la composición) sirve perfectamente a los propósitos de la trama, que nos presenta una fábula ecológica llena de realismo mágico.

Los niños del mar 01

A través de Los niños del mar, se nos presenta el mar como un ente vivo e incontrolable, y el centro de una historia llena de misticismo y existencialismo que refuerza la importancia de la naturaleza y los seres vivos.  Aunque parece que comienza como una historia clásica de "coming-of-age", muy pronto nos vamos introduciendo en este realismo mágico lleno de misterio y fantasía mientras los tres protagonistas se adentran más y más en el mundo acuático y nos muestran lo poco que conocemos sobre él.

Siguiendo la corriente

Una de las cosas que tenemos que decir es que Los niños del mar no es una película a la que se pueda llevar a los más pequeños de la casa para pasar el rato en el cine. Es animación, sí, y es animación para adultos. Y tampoco es una cinta para echar el rato y ya está, porque es posible que salgamos más confusos de lo que entramos. Como os decíamos más arriba, estamos ante una película existencialista, llena de preguntas filosóficas a las que a menudo no recibimos ninguna respuesta y no terminamos de poder atar todos los cabos respecto a la trama. 

Los niños del mar 03

La parte más débil de esta cinta película de animación es su ritmo lento y contemplativo, pero ya que han conseguido producir una preciosidad visual como esta, no es de extrañar que Watanabe quiera deleitarse al máximo en cada plano. Sin embargo, esto hace que el ritmo sea muy lento en varias ocasiones y que la trama de Los niños del mar lo tenga un poco difícil para terminar arrancar. 

Hay que destacar el increíble trabajo de Hisaishi, quien ha desplegado una vez más todo su talento para acompañar acordemente cada momento de la historia, con lo que algunos de las escenas más impactantes visualmente se vuelven aún más hermosas. Desde aquí hemos visto Los niños del mar en su versión original, con las voces de Mana Ashida, Hiiro Ishibashi y Seishū Uragami, aunque por lo que hemos podido ver en los clips ofrecidos por Selecta Visión, podemos esperar un buen trabajo de doblaje con voces bastante adecuadas para los personajes principales. 

Los niños del mar 04

Los niños del mar es una película de animación adulta que se deja llevar por la corriente, no se preocupa por si es accesible o difícil de seguir, tan solo te muestra su realidad y depende de ti adentrarte o no en las preguntas que te plantea. Es una fábula bellísima, llena de fantasía y filosofía sobre la naturaleza, todo lo que desconocemos sobre ella y el papel del ser humano en su futuro. Todo esto acompañado de uno de los mejores trabajos de animación en los últimos años y un despliegue visual y artísitico muy emocionante.

Valoración

Una fábula bellísima y llena de fantasía. Una historia cargada de emoción y de amor y respeto por la naturaleza y el mundo marino, con un despliegue visual impresionante. La trama a veces es demasiado vaga y evocativa y puede resultar muy lenta.

Hobby

76

Bueno

Lo mejor

Es una historia emotiva sobre la importancia de la naturaleza y los seres vivos. La animación es preciosa y visualmente increíble.

Lo peor

A veces el ritmo y la trama se vuelven demasiado contemplativos, con lo que se vuelve poco accesible y muy lenta.

Y además