Crítica de El peor compañero de piso imaginable, el nuevo true crime ya disponible en Netflix

El peor compañero de piso imaginable

Crítica de El peor compañero de piso imaginable (Worst Roommate Ever), la miniserie true crime de Netflix producida por Blumhouse Television compuesta por cuatro escalofriantes historias reales.

Puede que solo si os habéis visto en la tesitura de tener que compartir piso, comprendáis hasta qué punto un mal compañero puede arruinarte la vida. Hablamos de pequeños detalles como retrasarse con los pagos, cambiar las cosas de sitio, no respetar la intimidad de los demás o abusar de la confianza que en ellos se deposita.

Convivir no es fácil y menos aún cuando apenas hay una relación, que es el caso que se suele dar cuando se busca compartir alojamiento.

Todo eso, que de por sí retrata a personas sin empatía, egoístas por naturaleza o que directamente no están preparadas para vivir en comunidad, se queda en pañales al lado de lo que cuenta El peor compañero de piso imaginable, la nueva miniserie de crímenes reales de Netflix que viene avalada por el sello de Blumhouse Television.

VIDEO

Tráiler de El peor compañero de piso imaginable, nuevo true crime de Netflix

Se trata de un compendio de cuatro historias muy diferentes entre sí, pero que vienen a denunciar situaciones de abuso en las que personas que dormían, comían y hacían su día a día al lado de sus víctimas a las estafaban, cuando no llegaban a agredirlas y, en ocasiones fatales, a asesinarlas o al menos intentarlo con tal de borrar su rastro.

El peor compañero de piso imaginable no pone el foco en los "malos compañeros", sino en los peores, aquellos que tienen rasgos psicológicos próximos a la psicopatía o la sociopatía y que fueron capaces de cruzar todas las líneas imaginables

Para ello se provee de los testimonios de las víctimas que sobrevivieron a ellos y de su entorno inmediato tratando de reconstruir, en cada episodio, cómo y cuándo empezaron las anomalías en la relación y después hacer una panorámica por su pasado delictivo para poner en contexto su situación.

En cierta forma, recuerda a documentales similares de la plataforma de streaming pero con la peculiaridad de centrarse en el hecho diferencial de ser personas que se hacían pasar por otras, hasta cierto punto, para ganarse la confianza de los demás y aprovecharse de ellos, metiéndose en sus casas o bien metiendo a sus víctimas en las suyas.

Ante la falta de material con el que ilustrar los hechos narrados por fiscales, abogados, víctimas y conocidos, la miniserie opta por recreaciones generadas mediante animación bastante siniestras y descriptivas que le dan un aspecto aún más turbio al proyecto.

El peor compañero de piso imaginable arranca con el episodio más duro posible. "Puedes llamarme abuela" cuenta la historia de una filántropa de Sacramento que a sus obras benéficas de reparto de ropa y comida gratuita entre los indigentes de la zona, añadía su interés por acoger en su hogar a personas sin techo o con problemas de salud mental.

La desaparición de uno de sus inquilinos puso en guardia a la trabajadora social que le había buscado el alojamiento, aunque ni de lejos podía llegar a imaginar que la dulce anciana Dorothea Puente escondía tan turbios secretos... además de una pila de cadáveres en su jardín.

"No te fíes de los poco habladores" reconstruye los últimos momentos de la vida de Maribel Ramos, cuya desaparición en Orange puso en alerta a su familia y a las autoridades locales. Pronto las pesquisas apuntan a que la última persona que la vio, su compañero KC Joy es en realidad el culpable de que no haya rastro de ella.

Las mejores series sobre crímenes reales de Netflix, HBO y Amazon Prime Video que te dejarán con la boca abierta

Acosador Nocturno - A la caza de un asesino en serie

"El corredor de maratones" es quizás el episodio más retorcido de El peor compañero de piso imaginable, no tanto por la crudeza de los hechos mostrados sino por la extensión de los delitos cometidos en distintos países y por parte de un hombre, Youssef Kather cuyo paradero a día de hoy se desconoce.

Es un episodio digno de Misterios sin resolver en el que, por la propia naturaleza de lo que se cuenta y el hecho de que el sujeto en cuestión se escapara, es más importante que en ninguno su "carácter pedagógico". Ojo a las secuelas de una de sus víctimas, que es probable que no vuelva a descansar nunca.

El peor compañero de piso imaginable

Y, por último, "Se busca compañero de piso" narra en dos partes la historia de Jamison Bachman, un hombre cuyo modus operandi se describe como el de un "ocupador de pisos en serie" ("Serial Squatter").

Procedía engatusando a personas que necesitaban compartir gastos para instalarse de forma definitiva y tratar de expulsarlas de su propio alojamiento (al más puro estilo de los cucos), encarándose incluso con los arrendadores, apropiándose de sus pertenencias y en último extremo exhibiendo una conducta violenta.

En resumen, El peor compañero de piso imaginable cuenta con cuatro episodios relacionados con crímenes reales que ponen los pelos de punta y señalan algo tan sencillo como estremecedor: a veces de quien menos hay que fiarse es de aquellos con los que compartimos un techo... ¿Quién podría relajarse en su vivienda sabiendo que al lado habita un psicópata impredecible?

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Historias reales bien documentadas, con testimonios de primera mano y un macabro retrato de la maldad cotidiana: los amantes del género van a gozar de esta miniserie que eriza el vello.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El uso de la animación para rellenar los huecos de los testimonios y la forma en la que se fraguan las historias poco a poco.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Algunos episodios se hacen algo largos hasta llegar a la resolución, generalmente por repetir demasiado la misma información.
Hobby

75

Bueno

Y además