Reevolution
Análisis

Crítica de Reevolution, el thriller con 6.000 euros de presupuesto

Por Rafa Domínguez

Crítica de Reevolution, escrita y dirigida por David Sousa Moreau. Un thriller único que parte con la premisa de su presupuesto para lanzar un feroz llamamiento a la acción a la sociedad. Con Leo Rivera, Fele Martínez, Gorka Otxoa y Hovik Keuchkerian en el reparto protagonista, nos espera una película idónea para el convulso panorama político de España. El estreno en cines de Reevolution es el 8 de noviembre de 2019.

David Sousa Moreau se ha propuesto un hito histórico para la industria cinematográfica española: convertir los 6.000 euros de presupuesto con los que cuenta Reevolution, su película, en la inversión más rentable hasta la fecha. Este insólito proyecto que valoran en más de 3 millones de euros, con más de 80 localizaciones, alrededor de 200 réplicas de armas, vehículos especiales, artistas internacionales y más de 10 idiomas en pantalla, es, ante todo, una declaración de intenciones estrenada en semana electoral en España.

Reevolution está protagonizada por Leo Rivera (Gym Tony), Fele Martínez (Estoy vivo), Gorka Otxoa (Fe de etarras) y Hovik Keuchkerian (La Casa de Papel); cinco hombres que, sintiéndose estafados por el sistema, se reúnen para cambiar las reglas del juego y lanzar un mensaje de revolución a la sociedad. Una interesante reflexión que llama al movimiento social, la libertad política y lo que algunos denominan como "anarcocapitalismo".

Los ideales son a prueba de balas

Doni (Leo Rivera) es el eje de la historia. Un hombre perdido, ahogado en un sistema en el que no encuentra la felicidad y al borde del colapso. Recibe la llamada de su amigo David (Fele Martínez), un excéntrico dueño de una productora de televisión que ha caído en bancarrota, para poner en marcha un plan imposible: sacudir los cimientos del sistema a través de los medios de comunicación. Para conseguirlo necesitarán a Max (Hovik Keuchkerian), un policía cuya fe en el servicio que proporciona ha quebrado, y a Jack (Gorka Ochoa), el cerebro de la piratería que puede abrir las puertas digitales en su búsqueda por librarse del sistema.

Accede al catálogo de Amazon Prime Video gratis durante el primer mes

Decía su autor que cintas como El Club de la Lucha (David Fincher, 1999), de la que escucharemos pasajes en bocas de sus personajes, han sido una influencia inevitable a la hora de construir su película. Musas difíciles de esquivar como V de Vendetta (James McTeigue, 2005), incluso máscara mediante, tan cerca del 5 de noviembre.

Reevolution Thriller

Lo cierto es que Reevolution practica acupuntura sobre los mismos vicios del sistema: la injusticia social, la libertad del individuo y el control gubernamental, pero sus dogmas son caóticos y no representan, per se, novedad suficiente más allá del marco territorial en el que nacen. Ninguna sorpresa para un guion con 17 años de vida y trabajo, por otra parte, y ahí reside parte de su valor como reflexión premonitoria del siglo XXI.

La declaración de intenciones está presente desde el primer compás; los títulos iniciales recalcan, para que no se le escape a nadie, la imposibilidad en la consecución de una película con un presupuesto del que tres cuartas partes han ido destinadas al pago de impuestos y burocracia. No hay subvenciones, no hay influencia política, sólo las de las más de treinta marcas que han colaborado en su ejecución sobre las que se construye esta pieza de cine independiente.

Reevolution Thriller

Reevolution convierte su llamada a la acción en un discurso en el que sus cuatro protagonistas rompen la cuarta pared, toman consciencia y se dirigen directamente a los espectadores para lanzar la base filosófica sobre la que se asienta la película. Y repetirá esa misma bala en el tramo final para buscar el calado necesario que justifique los actos de sus personajes, paradójicamente tan cerca en la práctica de aquellos a quienes pretenden derrocar.

No hemos sufrido una gran guerra ni una depresión

A pesar de ofrecer un estilo que resulta harto impostado, a veces incómodo, la incesante selección de primeros planos y el montaje paralelo hacen de ella un puzle imaginativo, que se define con el paso de los minutos. La banda sonora, por su parte y mal que pese cierto regusto a temp track, apoya la fiereza del discurso que quiere transmitir. Es en la narración, sin embargo, donde no consigue el efecto por fuerza bruta que demuestran sus palabras.

Reevolution Thriller

Más allá de la corrección en la construcción de las tramas de cada uno de los cinco desdichados protagonistas, hay personajes desdibujados cuya única existencia viene para justificar las propias dudas que puedan asaltar a los espectadores, así como para alcanzar una relevancia que resulta naif en las formas.

Utiliza el inglés para magnificar la trama mediante una investigación internacional, pero esa confluencia de idiomas queda tan forzada que sólo emborrona el resultado de forma innecesaria. El estilo tampoco apoya el trabajo interpretativo, dejando en la estacada el trabajo interpretativo en el que sólo Hovik Keuchkerian consigue destacar.

Reevolution Thriller

Reevolution podría considerarse afortunada sólo por haber logrado colarse en las salas sin el apoyo de una gran productora, pero también por construir una película que, aunque con vaivenes, ofrezca su particular resolución filosófica y vital a una deriva con la que muchos pueden sentirse identificados. Lo hace con ingenuidad, una inherente pretenciosidad y excesiva magnificencia en el clímax, pero con la pasión innegable del empeño personal. La lástima es que los resortes que utiliza para conseguir trascendencia sean ineficaces. Podemos achacarle también cierta obsolescencia en el discurso, pero como su propia filosofía implícita y explícita quiere reflejar: la revolución individual siempre será necesaria.

Valoración

Reevolution es un thriller de guerrilla que respira acción e inspira revolución, tosco en el arranque, pero imaginativo en el desarrollo. Una película personal que peca de ingenuidad y reflejos que intenta suplir con la estoicidad de su discurso, a pesar de la escasa novedad en las formas y cierta pretenciosidad inherente.

Hobby

62

Aceptable

Lo mejor

La realización y el montaje, ciertamente imaginativos y personales.

Lo peor

La obsolescencia en el discurso y la innecesaria magnificación internacional de la trama.

Y además