Skin
Crítica de Skin, un drama biográfico escrito y dirigido por el israelita Guy Nattiv con Jamie Bell en el papel de Bryon Widner, un neonazi que abandonó el movimiento. En cines a partir del 6 de marzo de 2020.

Skin es un drama biográfico dirigido por Guy Nattiv y protagonizado por Jamie Bell, Danielle Macdonald, Vera Farmiga y Mike Colter, entre otros.

Lo primero que hay que señalar es que la película llega con bastante retraso teniendo en cuenta que Skin se presentó en Toronto en 2018 donde se hizo con el premio FIPRESCI y se estrenó en Estados Unidos en julio de 2019.

VIDEO

Tráiler de Skin, el drama biográfico protagonizado por Jamie Bell

El guionista y director israelita Guy Nattiv, por cierto, dirigió un corto del mismo título con el que se alzó con el Oscar en 2018 en el que también trataba el tema del odio y el racismo de los supremacistas blancos. Es su cuarto largometraje tras Strangers, Mabul y Magic Men en el que permite a Jamie Bell llevar el peso de la trama.

Inspirada en hechos reales, la historia nos presenta a Bryon Widner, un hombre criado en un entorno muy hostil por dos supremacistas blancos. Esto hace que sienta como familiar un gran odio y que todos los lemas y símbolos neonazis habituales hayan acabado cubriendo su piel y su rostro en forma de gruesos tatuajes.

Su vida y su concepto de los demás dará un giro radical cuando conozca a Julie, una joven madre de tres niñas que ha renegado del argumentario racista de esta comunidad.

Poco a poco, Bryon abandonará su círculo social y buscará nuevas relaciones conociendo a personas que le harán crecer como persona y arrepentirse de los actos cometidos a lo largo de los años. Entre ellos, Daryle Jenkins, un activista que lucha por los derechos humanos y que trata de reinsertar a las personas que quieren dejar atrás un pasado de xenofobia y acciones armadas.

No será fácil para él reinventarse a sí mismo, renunciar a violencia y abandonar un grupo que funciona como una secta rindiendo culto a un líder y captando a jóvenes con escasos recursos fácilmente manipulables.

Apenas un vistazo al cartel y a la sinopsis de la película nos traerán a la cabeza a todos con gran facilidad American History X. De alguna forma, a pesar de que se adentra en otros temas desde una perspectiva más próxima al biopic (y una óptica más luminosa), Skin es asimilable a aquella película en la que se narraba la redención de un neonazi. Es una historia similar que hunde menos el cuchillo en el drama y pone más el foco en la redención y en la expiación de la culpa del protagonista, convertido finalmente en un informador del FBI y preocupado por borrar los tatuajes más visibles de su piel, que vienen a ser el recuerdo visible de su culpa y su vergüenza.

Skin

En el caso que nos ocupa, hay también una interpretación del caldo de cultivo en el que surge todo este entramado: una región muy deprimida económicamente, escasez de recursos, fobia hacia otros credos y grupos sociales y en general, una apropiación de valores, emblemas y símbolos neonazis así como una defensa a ultranza de lo que consideran que son los valores propios de sus (supuestos) antecesores nórdicos así como de la tierra que consideran suya y tratan de "limpiar" de todos aquellos que tienen una distinta filosofía de vida, ya sea por su identidad o tendencia sexual, su fe, su etnia o incluso su posición política y social.

Skin no es una película fácil, como atestiguan sus casi dos horas de duración en las cuales podemos ver todo el proceso que vive el protagonista incluyendo las dolorosísimas sesiones para despigmentar su piel... Peca además de ser en ocasiones demasiado discursiva, contando con pelos y señales qué significan algunos de los símbolos más populares entre los neonazis y supremacistas blancos y abundando poco en aspectos menos gratificantes que la redención del protagonista como los enlaces con el Ku Kux Klan o con mafias locales de tráfico de estupefacientes y armas.

Las 10 películas más polémicas de la historia del cine

Las 10 películas más polémicas de la historia del cine

Hacemos un repaso a las películas que más controvertidas que han dado mucho que hablar fuera de las salas de cine.

Descúbrelas

Pero sin lugar a dudas su mayor defecto es que no consigue hilar su discurso con la actualidad, cuando está bien claro que habría sido de lo más pertinente: hay muchos detalles y subtramas que se quedan en el tintero.

Nos permite, eso sí, ver brillar a Jamie Bell en un papel nada fácil y, ojo, que el próximo proyecto en el que lo veremos será la nueva película de Stefano Sollima basada en la novela de Tom Clancy "Without Remorse", lo que significa que sigue al pie del cañón, dispuesto a seguir enfundándose en personajes tan distintos entre sí como este Bryon Widner o Bernie Taupin en Rocketman... a ver si por fin se quita el letrero de haberse lanzado al estrellato con Billy Elliot. ¿No es ésta acaso una película sobre las segundas oportunidades?

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Conmovedora cinta biográfica acerca de la redención, las segundas oportunidades e incluso del concepto de familia que sirve para desarticular el modus operandi de las bandas de supremacistas blancos estadounidenses.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La interpretación de Jamie Bell y el tramo final, en el que se habla de los movimientos para frenar el auge neonazi y apoyar a los arrepentidos.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Da la sensación de que se quedan muchas historias por contar: podría haber dado mucho más de sí la comuna neonazi que funciona como una secta.
Hobby

72

Bueno

Y además

Skin (2020)

Argumento:

Skin es undrama biográficodirigido por Guy Nattiv y protagonizado por Jamie Bell, Danielle Macdonald, Vera Farmiga y Mike Colter, entre otros. La película, inspirada en hechos reales, nos presenta a Byron Widner, un hombre que se ha criado en un entorno muy hostil en el que abundan los supremacistas blancos. Estohace que sienta un gran odio ...