Logo Hobbyconsolas.com
Logo HobbyCine

Crítica de Strangers: Capítulo 1, un perezoso slasher que no tiene nada nuevo que ofrecer

Strangers: Capítulo 1
Foto del redactor Raquel Hernández LujánFoto del redactor Raquel Hernández Luján

Crítica de Strangers: Capítulo 1, la primera entrega de una nueva trilogía slasher dirigida por Renny Harlin y protagonizada por Madelaine Petsch y Froy Gutiérrez. Estreno en cines el 12 de julio de 2024.

El subgénero del slasher sigue muy vivo, como demuestra el estreno de películas como De naturaleza violenta o Strangers: Capítulo 1. Esta última que nos ocupa hoy se inspira en la película de Bryan Bertino de 2008 que se estrenó en España con el título de Los extraños.

Su peculiaridad no reside en su forma ni en el contenido (se ciñe estrictamente a todos los tópicos habituales) sino en el hecho de que se ha troceado en tres partes. De modo tal que aunque un arco narrativo de la historia queda completado en este Capítulo 1, nos llevará dos visitas más a los cines tener la panorámica completa del trabajo de Renny Harlin (Agente X: Última misión).

Los 91 minutos de metraje son bastante lentos y dosifican mucho los acontecimientos, de modo tal que el público sediento de violencia y sangre, va a ver su paciencia puesta a prueba.

Todo tiene un comienzo

Maya y Jeff son una pareja que está realizando un viaje por carretera mientras el resto de sus amigos están en Grecia en una fastuosa fiesta de cumpleaños. Sin embargo, sus planes románticos se tuercen tras parar en la pequeña localidad de Venus a comer en un diner.

La población no es particularmente acogedora, pero es que encima su vehículo no arranca. Obligados a esperar por la pieza que falta en el taller, tendrán que pasar la noche en la única cabaña que se alquila, situada en medio del bosque.

Poco después del anochecer, reciben una inesperada visita: una enigmática mujer que no llega a identificarse, les pregunta por otra persona. Es el preludio del acoso que sufrirán por parte de tres extraños enmascarados que van a atacarlos sin piedad ni motivo aparente. Juntos tendrán que luchar por salir con vida mientras tratan de contactar con la policía.

 

Strangers: Capítulo 1 no consigue añadir nada nuevo a otras películas que hemos visto antes: la puesta en escena no es demasiado imaginativa y el guión obliga a los personajes a tomar, constantemente, decisiones estúpidas.

En un determinado momento, la película se desliza hacia el terreno de la comedia involuntaria y, en lugar de despertar espanto o desesperación en la audiencia, puede llevarla a una risas que cortan en seco el in crescendo de la tensión narrativa.

Pero quizás, el peor pecado de la película es el de ser aburrida, al punto de que su reducida duración parece mucho mayor. La violencia llega en oleadas que se detienen sin explicación, las situaciones se alargan hasta lo absurdo y no hay una sola ocasión en la que la cinta consiga sorprender o salirse por la tangente de manera original.

Strangers: Capítulo 1 (2024)

Lionsgate

De la pareja protagonista, poco se puede decir: Madelaine Petsch y Froy Gutiérrez son muy atractivos, pero no tienen la capacidad de levantar el perezoso guión con sus interpretaciones ni consiguen darle a la cinta algo de personalidad propia.

Y es la tónica general: todo lo hemos visto ya mil veces, rodado con mayor sentido de la tensión y creando un horror más genuino.

Strangers: Capítulo 1 se queda corta en todos los frentes y se percibe como bastante vacía de discurso: ni es verosímil, ni a pesar de apelar a la escalofriante cantidad de crímenes violentos en Estados Unidos le eleva las pulsaciones al espectador. Tal y como está planteada, se podría resolver en menos de la mitad del tiempo que dura.

¿Y ahora qué? Pues más paciencia: Strangers: Capítulo 2 se estrenará este otoño y, a priori, Strangers: Capítulo 3 verá la luz a finales de año. El arranque de la trilogía, no es apasionante: esperemos que el resto consiga levantar el conjunto y consiga la inspiración y la garra de las que ésta carece.

Conoce cómo trabajamos en HobbyConsolas.

VALORACIÓN:

Definitivamente, esta película no viene a revolucionar el género, sino a ofrecer una distracción pasajera en forma de cuasi-remake alargadísimo. Está por verse que los dos episodios que restan añadan algún interés adicional:

LO MEJOR:

Los actores hacen lo que pueden con un guión que deja mucho que desear.

LO PEOR:

Está repleta de tópicos, se vale constantemente de los mismos recursos y roza el tedio.
Hobby

45

Malo