Crítica de El sastre de la mafia, con Mark Rylance en un papel que le sienta como un guante

El sastre de la mafia

Crítica del thriller El sastre de la mafia (The Outfit) que supone el debut como director de Graham Moore y cuenta con Mark Rylance, Dylan O'Brien y Zoey Deutch.

Amantes del cine clásico, ¡a mí! Si sois de los que disfrutan de lo lindo con una buena película de suspense, os recomendamos que os pongáis en las manos de Mark Rylance (Dunkerque), que lidera el reparto de El sastre de la mafia

No solo es un estupendo thriller sino que se erige en metáfora del un tipo de películas que apenas se hacen ya pero en las que hay un mimo y un cuidado extremo por el detalle para que, a pesar de que las tijeras se salgan del patrón preestablecido y haya incluso que enfrentarse al fracaso en la ejecución de la prenda, termine dándose a luz una obra razonablemente adecuada a las expectativas.

VIDEO

Tráiler de El sastre de la mafia, con Mark Rylance

Leonard es un abnegado trabajador que regenta una sastrería en el corazón de Chicago junto a su asistente Mable, cuyas aspiraciones pasan por forjarse un destino más allá de este precario negocio. Ambos sortean como pueden los obstáculos que encuentran en su camino para tener una vida normal, dado que en el establecimiento se encuentra el buzón de mensajería de la mafia local.

Así, además de vestir a los gánsters de la forma más elegante posible y satisfacer sus expectativas haciendo uso de su destreza adquirida en la famosa Saville Row de Londres, Leonard tendrá que sobrevivir a una fatídica noche en la que el hijo del mandamás acude en su ayuda con una herida grave tras una reyerta con otro grupo que quiere disputarles la supremacía.

A punta de pistola y con la sospecha de que un topo les ha delatado dentro de sus filas, los mafiosos le obligarán a implicarse en sus planes mucho más de lo que esperaba en un principio lo que derivará en una improvisada maniobra para salir indemne.

Las mejores películas de suspense y misterio de la historia

Shutter Island

Graham Moore, el oscarizado guionista de The Imitation Game (Descifrando Enigma) debuta en la dirección de forma muy notable con El sastre de la mafia tomando varias decisiones acertadísimas: pocas localizaciones, pocos personajes y muchísimo misterio.

Como si se tratara de uno de los mejores thrillers de Hitchcock (hay un manifiesto homenaje a La soga, aunque no virguerías en materia de creación de planos secuencia), Moore aprisiona a sus personajes en el interior de la sastrería, que se erige prácticamente como el único escenario de la acción. Allí enfrenta a los personajes a su destino.

Uno de los alicientes de la película es que logra sorprenderte con cada giro de guión, ¡y hay unos cuantos! Justo cuando parece que el interés comienza a decaer y que la trama se va a resolver de forma anodina, aparece una nueva información que replantea a los personajes y nos hace dudar de nuevo sobre lo que estamos viendo y quién es quién en realidad.

Cargadita de metáforas sobre el propio oficio de hacer cine... y cualquier otra cosa en la que tenga que intervenir el talento, El sastre de la mafia demuestra que hay margen de maniobra para crear un clásico eficiente manejando los recursos con ingenio. Aquí menos es más, pero nada desentona porque el diseño de producción está calculado al milímetro para que todo cuadre.

Los diálogos de la película son chispeantes, las interpretaciones solventes y Mark Rylance en especial luce espectacular gracias a un papel que es un caramelo. Él le extrae todo el jugo para entregar una de esas interpretaciones de las que no se olvidan. Puede que la puesta en escena resulte algo teatral, pero eso no le resta impacto.

Mención especial merecen los carteles promocionales de la película, que juegan precisamente con "los instrumentos" que sastres y mafiosos utilizan en su día a día: las tijeras y los revólveres.

En resumidas cuentas, con El sastre de la mafia estamos ante una de esas pequeñas obritas de arte que se cuelan entre los estrenos a la chita callando, pero que destacan por encima de la media como un entretenimiento muy digno. Los clásicos nunca pasan de moda.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

El sastre de la mafia es una película muy disfrutable gracias a la potencia interpretativa de su protagonista principal y a un misterioso guión que nos lleva a tener dudas constantes sobre la fiabilidad de un limitado número de personajes. Se puede decir que es casi hitchcockiana en su concepción... y un clásico por derecho propio.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

El guión es muy bueno y la película juega de maravilla con los conceptos y los espacios que maneja.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Hay algunos momentos en los que parece que la historia va a descarrilar, pero los golpes de timón llevan la narración a buen puerto.
Hobby

82

Muy bueno

Los mejores thillers y películas de suspense que puedes ver en Amazon Prime Video

Películas de suspense en Netflix, HBO y Amazon Prime Video que consiguen mantener la duda hasta el final

Hitchcock: los secretos del maestro del suspense

Y además