Vida oculta
Si te gustó El árbol de la vida no te pierdas nuestra crítica de Vida oculta, una conmovedora película de Terrence Malick basada en hechos reales y protagonizada por August Diehl, Bruno Ganz y Valerie Pachner. En cines a partir del 7 de febrero de 2020.

Vida oculta no es una película fácil para el espectador medio. Es una cinta que dura tres horas y que tiene un estilo muy contemplativo y pausado remitiéndonos al Terrence Malick de El árbol de la vida. Por tanto, requiere de paciencia y de cierta entrega para que sea la narración la que te vaya llevando de un lado a otro.

Estas son las TV más vendidas en Amazon España

Estas son las TV más vendidas en Amazon España

Estos son los televisores que triunfan entre los usuarios de Amazon España, en su mayoría ya con resolución 4K.

Ver listado

Algunas notas previas antes de entrar en materia: el guión, del propio Malick, se basa en las cartas que Franz Jägerstätter, un agricultor austriaco objetor de conciencia, enviaba a su esposa una vez que fue encarcelado.

La razón es que se negó a combatir y/o servir de cualquier forma posible en la Segunda Guerra Mundial, dado que tenía que jurar obediencia a Hitler. En sus propias palabras, consideraba que era "una guerra injusta sirviendo los propósitos de un malvado régimen inmoral".

Dicha correspondencia quedó recogida en el libro de Gordon Zahn titulado "In Solitary Witness: The Life and Death of Franz Jägerstätter" que fue publicado en 1964.

VIDEO

Tráiler de Vida oculta, el nuevo drama de Terrence Malick

Uno de los objetivos que Vida oculta consigue de forma espectacular es hacerte comprender al individuo, más allá de sus afectos religiosos. Se toma todo el tiempo que necesita para sumergirte en su forma de vida: en su comunión con la naturaleza, el amor de su familia y su papel en la comunidad. De este modo queda bien patente cómo la guerra divide y saca lo peor de todo el mundo, incluso estando lejos de conflicto. Vemos así a los personajes como si hubieran sido expulsados del paraíso.

También de esta manera se comprende de una forma tan íntima el cómo y el por qué de las convicciones morales de un hombre que no está dispuesto a pasar por encima de sus creencias y que puede traeros a la cabeza la película Silencio de Scorsese.

Malick no es un director corriente: busca sumergir a la audiencia en un mundo creado para sus historias y para ello se vale de la técnica (ojo a las panorámicas, el uso de los objetivos y los tiros de cámara, generalmente pegados al suelo o incluso por debajo para captar la grandiosidad de los paisajes) pero también de una forma de trabajar muy peculiar.

Es primordial en Vida oculta el uso de la luz natural, que genera una fotografía arrolladora, costumbrista y muy verosímil de la que se encarga Jörg Widmer. Se busca tanto la grandeza como el detalle con planos muy abiertos y otros muy cerrados y una cámara que a veces parece ser algo más que un testigo: un cómplice que se introduce en la intimidad de los personajes.

Además, la realidad y la ficción conviven en sus rodajes de modo tal que los intérpretes respiran el mismo aire desde que comienza hasta que termina. Así, puede formar parte del metraje final algo que sucede de forma espontánea (como por ejemplo que un actor eche una cabezada tumbado en la hierba). 

Las interpretaciones son otro de los puntos fuertes de la película, con August Diehl (El perfume), Bruno Ganz (La casa de Jack) y Valerie Pachner (Jack) al frente de un reparto variado y multitudinario en el que destacan pocos nombres conocidos.

Y es que no se puede hablar de esta película sin hablar de sus actores secundarios, de primera categoría. Como curiosidad, dos de ellos: Bruno Ganz y Martin Wuttke han interpretado a Hitler en El hundimiento y Malditos bastardos, respectivamente. Salvando a Michael Nyqvist (John Wick), el resto del reparto es más bien desconocido, pero no por ello menos idóneo para abordar sus respectivos roles.  

Aplauso también para la banda sonora de James Newton Howard, responsable de las composiciones de proyectos tan dispares como Animales fantásticos y dónde encontrarlos o Gorrión rojo.

Vida oculta es al fin y al cabo un homenaje al héroe anónimo, no tanto un relato teológico como humano acerca de la necesidad de que haya personas buenas en el mundo que no se rindan al chantaje aun a costa de su propia vida.

Es interesante además porque nos permite como espectadores elucubrar acerca de qué posicionamiento sería el nuestro en semejantes circunstancias, lo que nos hace darnos aún más cuenta de hasta qué punto personas excepcionales son capaces de cambiar el rumbo de los acontecimientos y de sentar un precedente esperanzador. Con ellos estamos en deuda y Malick les escribe esta carta de agradecimiento tan sincera como aparentemente sencilla, que encima es un verdadero placer para los sentidos.

Conmovedora y hermosa, Vida oculta es una de esas películas que te tocan a un nivel tan personal que no pueden circunscribirse a un credo, aunque indefectiblemente dividirá a la crítica y al público que no sepa captar la universalidad del mensaje. Una verdadera pena que no cuente con una sola nominación a los Oscar... eso sí, entró en el top 10 del Cine Independiente, como no podía ser de otra manera.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Terrence Malick vuelve con su particular estilo sensorial para narrarnos la historia de un objetor de conciencia condenado por ser coherente consigo mismo.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

Es una película preciosa a todos los niveles: excelente fotografía, magistral banda sonora, interpretaciones sublimes y una historia sobrecogedora.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

A pesar de que trasciende credos es fácil que sea tachada, negativamente, como religiosa. Pone a prueba al espectador y se presta a críticas mordaces.
Hobby

90

Excelente

Y además

Vida oculta (2019)

Lanzamiento:

Argumento:

Vida oculta es el nuevo drama del director Terrence Malick (El árbol de la vida) que narra la triste historia de un objetor de conciencia en plena 2ª GM. Franz y Fani Jägerstätter son un feliz matrimonio que vive con sus tres hijas en su granja alpina en Sankt Radegund, Austria. Son campesinos, viven y trabajan rodeados de un impresionante p...