Wonder Wheel
Crítica de Wonder Wheel (La noria de Coney Island), la nueva película de Woody Allen protagonizada por Kate Winslet, Justin Timberlake, Juno Temple y James Belushi.

Woody Allen regresa fiel a su cita anual con Wonder Wheel, su segundo trabajo de este año si contamos la serie Crisis en seis escenas. Dejándose llevar por el desenfreno dramático, esta película nos presenta un abanico de personajes de moral reprobable y estancada posición que se asfixian en un caluroso verano en sus propias frustraciones.

Ni la ruptura de la cuarta pared de Justin Timberlake ni el travieso niño aficionado a las cerillas contribuyen a que la cinta nos brinde algún desahogo cómico de modo tal que sus 100 minutos de duración se hacen bastante densos.

Consigue el pack de las 20 mejores películas de Woody Allen

VIDEO

Wonder Wheel - Tráiler español de la última película de Woody Allen

La puesta en escena, no obstante, cuenta con ese encanto del teatro que tanto bien le hace a la narración si bien es la fotografía de Storaro lo que hace que la película realmente sea degustable. Explotando contraluces imposibles, cambiantes neones y un fortísimo contraste entre la luz natural y la artificial para crear momentos de intimidad, violencia o romance, contribuye a fotografiar a una entregada Kate Winslet que se mueve en el terreno de la bipolaridad con uno de esos personajes femeninos "larger than life" que tanto gustan al director y que anuncia en uno de sus habituales juegos metalingüísticos al comienzo.

Ella es la gran protagonista de una historia que no resulta especialmente original (hay ecos de Un tranvía llamado deseo y esa fatalidad tan propia de las actrices venidas a menos que es muy familiar) pero que encuentra engarces con el espectador en momentos puntuales de gran belleza, como en el elegante final.

En la Coney Island de la década de 1950 el joven Mickey Rubin (Timberlake), un apuesto salvavidas del parque de atracciones que quiere ser escritor, cuenta la historia de Humpty (Jim Belushi), operador del carrusel del parque, y de su esposa Ginny (Kate Winslet), una exactriz con un carácter sumamente volátil que trabaja como camarera.

Ginny y Humpty pasan por una crisis porque además él tiene un problema con el alcohol, y por si fuera poco la vida de todos se complica cuando aparece Carolina (Juno Temple), la hija de Humpty, que está huyendo de un grupo de mafiosos.

Para amantes del cine de Woody Allen, podemos decir que Wonder Wheel tiene parte del espíritu de Blue Jasmine (comenzando por una pedazo de actriz monumental como protagonista en el rol de mujer caída en desgracia) si bien carece de su sentido del humor, que tanto se echa en falta. Al final estamos moviéndonos de nuevo en el callejón sin salida de la aspiración a ser algo más y de la desoladora realidad de no tener la ocasión de salir del pozo.

Wonder Wheel

No se le pueden poner peros al diseño de producción, al vestuario y a esa ambientación en la que se mima cada detalle. La realización no obstante adolece de bastante pereza y se deja entrever la manía de Allen de ir a toma única. El cabezazo de Winslet contra una lámpara y varios encontronazos de Belushi con el mobiliario habrían precisado de una segunda pasada, habida cuenta de la entrega del reparto.

La construcción de los personajes no ayuda a que consigamos empatizar con ellos y la narración tiene fuertes altibajos que hacen que el espectador sortee momentos de aburrimiento puntual y se encuentre con otros de puro deleite estético que no están al servicio de una historia ni remotamente tan potente como debería. Ahora, que el largo monólogo de Winslet es para quitarse el sombrero...

La amargura lo consume todo y hace que el plato no sea tan agradable como en otras ocasiones por más que la tipografía característica de las películas de Woody Allen y su música  inunde la sala desde el primer momento cuando se apagan las luces dejándonos caer en sus manos con sumisión. Storaro juega en Wonder Wheel con la temperatura del color: rojos y anaranjados cuando la ira o la frustración arrasa con todo; azules y violetas cuando emerge la tristeza. Y el poso último que deja es el de estas últimas tonalidades: en la rueda de la fortuna que es la vida y que se representa con esa característica noria en la que todo lo que la rodea es diversión y pretendido colorismo, nos ha tocado perder esta vez.

FlechaIcono de flecha

VALORACIÓN:

Woody Allen firma uno de sus guiones menos inspirados de los últimos tiempos en los que la historia es lo de menos y la fotografía de Storaro deleita como siempre.
FlechaIcono de flecha

LO MEJOR:

La interpretación de Kate Winslet, la teatral concepción del espacio y el ejercicio de iluminación de Storaro que juega con potentes contraluces.
FlechaIcono de flecha

LO PEOR:

Es muy previsible y no tiene ni un resquicio para el humor. El drama lo inunda todo asfixiando a los personajes.
Hobby

60

Aceptable

Y además

Wonder Wheel (2017)

Lanzamiento:

Argumento:

Wonder Wheel es la nueva película de Woody Allen protagonizada por Kate Winslet, Justin Timberlake, Juno Temple y James Belushi. Se estrena en España el 22 de diciembre de 2017. En la Coney Island de la década de 1950 el joven Mickey Rubin (Timberlake), un apuesto salvavidas del parque de atracciones que quiere ser escritor, cuenta la histor...