Ir al contenido principal
Yo soy todas ellas (2021)
Análisis

Crítica de Yo soy todas ellas, el impactante thriller sobre la trata de Netflix

Crítica de Yo soy todas ellas, un impactante thriller sobre la trata ambientando en Sudáfrica.

Hay películas cuyas historias reflejadas en su trama son mucho más importantes que la película en sí y aunque esta no esté pulida a la perfección, lo que cuenta transciende más allá de lo visto en pantalla dejándote con un amargo sabor de boca. Esto es un poco lo que le sucede a Yo soy todas ellas, que se acaba de estrenar en Netflix.

En este thriller policíaco sudafricano se habla de un tema terrible como es la trata y esclavización sexual de niñas llevada a cabo por algunos miembros importantes del Apartheid, una situación "basada en hechos reales" tal como se advierte al inicio de la cinta. No obstante, más allá de la denuncia social tan importante que hace Yo soy todas ellas, la cinta de Donovan Marsh no consigue convertirse en un thriller consistente. 

Yo soy todas ellas cuenta la historia de la detective Jodie Snyman, encargada de investigar una red de tráfico infantil, cuando le encargan que se ocupe de un caso de homicidio se da cuenta de que hay un asesino en serie decidido a acabar con antiguos pederastas del régimen del Apartheid. 

Es un thriller que si bien es entretenido de ver, comete un gran error de principiante: el vago desarrollo de los personajes, que Donovan deja en un segundo plano, y que crea situaciones confusas para el espectador que no llega a entender muy las motivaciones de cada uno de ellos e incluso provoca que rápidamente se pueda saber quién es el asesino habiendo visto tan solo el principio de la película. 

Al no desarrollar los personajes, su historia, el por qué están ahí es muy complicado empatizar con la detective Snyman, ¿por qué llora cada vez que llega a una escena de un crimen? Entendemos que es algo complicado de ver pero, ¿está relacionado con algún suceso personal? ¿Qué tipo de relación mantienen las dos policías? ¿Son amantes, amigas o solo buenas compañeras? Muchas incógnitas que dejan descolocado al personaje principal y hace que el espectador pierda interés en la trama. 

Y no solo con ella, también sucede con el asesino de pederastas que apenas tiene 20 frases en toda la película, del que vemos sus motivaciones para matar pero no por qué ha decidido arriesgar toda su vida para ello o cómo consigue la información sobre sus víctimas. 

En resumen, Yo soy todas ellas es un efectivo thriller sobre unas mujeres que luchan contra una sociedad que las secuestra, las maltrata y después las vende para que se conviertan en esclavas sexuales, un tema que, desgraciadamente sigue estando muy de actualidad y que funciona porque es muy difícil no atraer al espectador con la caza de un delincuente. No obstante, falla en cosas muy básicas para conseguir llevarlo a otro nivel y que la película no se olvide en cuanto te levantas del sofá. 

Valoración

Yo soy todas ellas es un efectivo thriller que te lleva por una investigación muy cruda sobre la trata de niñas, no obstante no consigue que sus personajes conecten con el espectador.

Hobby

65

Aceptable

Lo mejor

La película sirve para denunciar un tema muy importante: la trata de niñas con fines sexuales.

Lo peor

Su falta de interés por sus propios personajes hace que falte mucha empatía por parte del espectador.

Y además