Ir al contenido principal
Outriders principal
Análisis

Outriders Análisis del "shooter" cooperativo para PS5, PS4, Series X, Xbox One y PC

Versión comentada: PS5

Outriders es un "shooter" cooperativo desarrollado por People Can Fly (Bulletstorm, Painkiller) que combina elementos de rol con enfrentamientos frenéticos en tercera persona.

Podría decirse que el estudio polaco People Can Fly ha ido "afinando la puntería" hasta lanzar un juego como Outriders. Después de trabajar junto a Epic Games en Gears of War Judgment y Bulletstorm, se lanza al vacío con su desarrollo más ambicioso; una combinación entre "shooter" y juego de rol diseñado para el multijugador. 

Hay que ser muy valiente para entrar en un campo de batalla -el "looter shooter"- en que ya se han batido gigantes como Destiny 2 Más allá de la luz, de Bungie, The Division 2 (desarrollado por Ubisoft Massive) o Anthem, de Bioware. ¿Qué es lo que ofrece Outriders para hacerse un hueco en este género?

Lo primero que llama la atención es que, al contrario que los anteriores, no está diseñado como un "juego como servicio". Todo el contenido del juego está en el disco, y no depende de DLC, pases de batalla, ni futuras expansiones. Además, no tiene "raids" ni modos competitivos: Outriders gira en torno a la campaña, de 1 a 3 jugadores.

outriders analisis

La ambientación es otro de sus aspectos únicos. El juego de PCF y Square-Enix nos bombardea con información desde el primer momento. La historia comienza con una huída desesperada; la Tierra se ha vuelto inhabitable, y la humanidad busca refugio en otros planetas. Entre todos ellos, Enoch es el que ofrece más posibilidades para la supervivencia. Y allí es donde se dirige la nave Flores con los primeros exploradores de vanguardia: los Outriders, que tienen la misión de preparar el asentamiento. 

Esto no representa más que el tutorial del juego. Entonces se desata la Anomalía, una tormenta eléctrica que acaba con gran parte de los colonos y que deja inconsciente a nuestro personaje, al que generamos con un sencillo editor (sólo en los aspectos visuales).

outriders analisis

30 años después despertamos en un estado alterado. Nuestro cuerpo se ha transformado y es capaz de manipular los elementos... y Enoch es un mundo arrasado por la guerra y por la presencia de mutantes y facciones. Todos los elementos tecnológicos han dejado de funcionar, y el planeta ha vuelto a un estado "primitivo" que depende de la pólvora y los motores de explosión. 

Cuatro clases de Outriders

Es el momento de escoger nuestra clase, entre cuatro tipos, y recuperar lo que queda de Enoch. El Piromante es un Outrider equilibrado, que cuenta con ataques a media distancia y poderes derivados del fuego  El Ilusionista puede alterar el continuo espacio tiempo, sorprender a los enemigos y moverse por el campo de batalla a gran velocidad.

El Destructor viene a ser el "tanque" y su principal habilidad es soportar el fuego enemigo. Esto le permite acercarse hasta sus objetivos y ejecutar ataques cuerpo a cuerpo (o conjurar la tierra para golpear desde abajo) y por último, el Tecnomante es una clase diseñada para el combate a gran distancia, como un francotirador. Sus poderes permiten crear torretas, además de manipular la tecnología del escenario para servir de apoyo al resto del equipo.

outriders analisis

Las cuatro clases están bien equilibradas, y nos permiten sembrar la destrucción a nuestro paso. Podemos jugar en solitario, pero están pensadas para compensarse entre sí en el multijugador online (con juego cruzado entre las diferentes plataformas y la posibilidad de unirnos a la partida de nuestros amigos en cualquier momento).  

 

outriders analisis

Encontrar compañeros es más fácil gracias a la inclusión de Outriders en Gamepass para Xbox One y Xbox Series X desde el primer día. Es una forma de garantizar que habrá una comunidad numerosa, y el juego cruzado permite que nos beneficiemos de ello independientemente de  la plataforma en que jugamos.

outriders analisis

El sistema de combate de Outriders se sale de la norma. Los niveles están diseñados como un "shooter" con coberturas, con escenarios semiabiertos plagados de obstáculos. Pero el modo de luchar no tiene nada que ver con The Division, por ejemplo. Si agachamos la cabeza detrás de una barricada, lo más normal es que los enemigos nos machaquen con explosivos -o con poderes que atraviesan la protección-. 

Jugando a la ofensiva

Al igual que ocurría en Doom (2016) se fomenta un estilo de juego ofensivo: nuestra vida se recupera con el daño que hacemos, así que el mejor modo de mantenerse con vida es atacar sin descanso. Y por otra parte, los poderes se recargan bastante deprisa, y podemos ir alternándolos casi sin parar (con L1, R1 y la combinación de ambos).

Algunos de estos poderes causan estados alterados -como enemigos ardiendo o temporalmente congelados- que se potencian si después desencadenamos, por ejemplo, un ataque de área. Es un aspecto muy cuidado que le da profundidad al combate.

outriders analisis

El resultado es un arma de doble filo; por una parte, nos gusta mucho el ritmo frenético de los encuentros, y el uso de los ataques especiales llena la pantalla de efectos y explosiones, de un modo espectacular. Por otro lado, tenemos la sensación de que las armas de fuego -podemos llevar tres al mismo tiempo- son menos eficaces, y su uso es más accesorio.

El "gunplay" de las diferentes armas está cuidado, no obstante, y cuenta con un buen reflejo del retroceso y estupendas animaciones (por ejemplo, la recarga del fusil sin dejar de encarar). Se fomenta el uso de la puntería manual para conseguir disparos a la cabeza, que restan más energía a los enemigos (como en The Division, los más duros tienen un efecto "esponja de balas").

outriders analisis

Y la combinación de habilidades y disparos es muy divertida, y hay pocos juegos que consigan una sensación tan frenética durante los combates, sobre todo contra los numerosos (y enornes) jefes finales. 

Los aspectos de RPG

Uno de los puntos débiles de Outriders está en el modo en que se implementan las mecánicas de rol. Prácticamente todos los elementos que uno podría esperar están en el juego: la subida de niveles a través de puntos de experiencia, el desbloqueo de nuevos poderes a través de un árbol de habilidades -único para cada clase- y los cambios de aspecto al equipar nuevas piezas de armadura y mejores armas. ¿El problema? Que todo resulta demasiado genérico y automatizado. 

El "lore" (toda la información relativa al planeta Enoch, sus criaturas y el argumento) también queda en un segundo plano, y se ha apostado por un sistema convencional en que recogemos notas y añadimos entradas a una enciclopedia. Es correcto, pero también parece una oportunidad perdida de haber enriquecido la parte argumental de Outriders.

outriders analisis

Por fortuna, la historia principal sí está narrada a través de secuencias y conversaciones, y resulta bastante interesante para tratarse de un "shooter".

Lo que también nos ha gustado es la posibilidad de modificar el World Tier, es decir la dificultad del mapa (que afecta al nivel de los enemigos y también a las recompensas obtenidas). Es una manera de mantener un juego desafiante por muy alto que sea nuestro nivel. Hemos jugado de difícil a maestro, y cada enfrentamiento nos ha dejado con ganas de más.

outriders analisis

Este aspecto RPG se enriquece con el "crafting" (la posibilidad de modificar las armas y piezas de armadura con nuevas habilidades, niveles e incluso aumentando su rareza) y con la personalización de nuestro vehículo todoterreno. Esto último no afecta a la jugabilidad, pero funciona, especialmente en el multijugador, cuando podemos comparar los distintos vehículos que viajan en un convoy. 

Luces y sombras en la técnica

Outriders es un juego intergeneracional, y eso le impide llegar más alto en sus aspectos técnicos. El juego se ve estupendamente en resolución 4K y a 60 FPS, pero los modelos y niveles no aprovechan el potencial de las nuevas consolas.

Aunque el diseño de escenarios y enemigos cumple, también nos han parecido carentes de personalidad. Enoch es un nuevo planeta, en que conviven especies y mutaciones, y sin embargo, la dirección artística es difícil de diferenciar, por ejemplo, de Destiny (incluso en la interfaz). Es cierto que apuesta más por elementos orgánicos en algunos objetos, pero no supone un gran paso. 

outriders analisis

Tan sólo en los primeros niveles ya nos encontramos con una ciudad en guerra, una zona nevada, cuevas volcánicas con ríos de lava, un laboratorio, un aserradero... desde luego que son mapas variados, pero con excesiva "familiaridad" respecto a otros juegos del género. 

Hemos jugado en PS5, y aún así el apartado visual en general es irregular. Escenarios sólidos, buenos efectos y unas animaciones cuidadas contrastan con zonas "vacías", algunos problemas en la detección de colisiones y enemigos que se repiten. Además, nos encontramos con demasiados tiempos de carga -que son muy breves- al acceder a diferentes zonas del mapa. 

En lo sonoro, destaca un estupendo doblaje al castellano sobre una banda sonora que la mayor parte de las veces pasa desapercibida. Y en cuanto al uso del dualsense, la vibración háptica está bien implementada, pero no se aprovechan los gatillos de resistencia variable. 

 

Estandarte de la diversión

Me lo he pasado muy bien con Outriders. Las horas (y son más de 20 si vamos sólo a lo principal, dejando decenas de secundarias y encargos de caza por el camino) se me han pasado volando explorando el planeta Enoch, luchando contra hordas de rebeldes y mutaciones, y mejorando las habilidades y equipo de mi personaje (he jugado con un Piromante y un Destructor). Se nota que el estudio se mueve como pez en el agua en el género de los disparos, y su "gameplay" es impecable. 

outriders analisis

El problema es que sigue un camino que ya han transitado "gigantes" y es imposible no ver las huellas de estos otros juegos en cada elemento de Outriders. Es muy habitual encontrarse en lugares que podrían haber salido de Gears of War, diseños de armas y piezas de equipo clavados a los de Destiny o situaciones de The Division. Y es una lástima, porque un poco más de personalidad hubiera llevado Outriders hasta el sobresaliente. 

Puede que no sorprenda, pero os garantizamos que el juego de People Can Fly y Square-Enix os va a entretener como pocos. Tanto en solitario como en cooperativo online ofrece grandes dosis de adrenalina y una diversión a prueba de balas.

Valoración

Un shooter con tintes de RPG largo, muy divertido y con una inclinación ofensiva que nos encanta. Sólo peca de resultar excesivamente genérico en aspectos de diseño. Trepidante tanto en solitario como en el multijugador cooperativo, y sin pases de batalla ni microtransacciones.

Hobby

85

Muy bueno

Lo mejor

Un "shooter" muy divertido, que nos obliga a jugar a la ofensiva. Muy largo y sin los inconvenientes de ser un "juego como servicio". 

Lo peor

Muy genérico tanto en el apartado artístico como en las mecánicas e incluso en el sistema de menús. 

Y además