The Walking Dead 8x15
Análisis

The Walking Dead 8x15 - Análisis del capítulo "Worth" ("Valía")

Por Raquel Hernández Luján

Análisis del capítulo 8x15 de The Walking Dead (penúltimo de la temporada) titulado "Worth" ("Valía") emitido en Fox España el 9 de abril a las 3:30 horas.

La temporada 8B de The Walking Dead, arrancó hace seis semanas en Estados Unidos vía AMC y en España a través de FOX con la emisión del noveno episodio, el 8x09, titulado "Honor" y posteriormente con el 8x10 titulado "Los perdidos y los saqueadores”, el 8x11 titulado "Vivos o muertos", el 8x12 titulado “La llave”, el 8x13 titulado "No nos hagas extraviarnos" y el 8x14 titulado "Todavía tiene que significar algo". ¡Solo nos queda un episodio para conocer el final de la temporada 8!

En la sinopsis oficial de The Walking Dead 8x15 desvelada por AMC, el canal nos adelantaba que con la amenaza de los salvadores aún acechando, Aaron buscaría nuevos aliados. Daryl y Rosita entrarían en acción y se enfrentarían a un viejo amigo. Pero todo el protagonismo se lo ha llevado la revolución intestina en el seno del Santuario.

Os recordamos que hoy mismo, lunes 9 de abril, FOX volverá a emitir "Worth" ("Valía") a partir de las 22:20 ya en su versión doblada.

¡CUIDADO, SPOILERS! A partir de este momento desentrañamos el decimoquinto episodio de la temporada 8 de The Walking Dead y damos datos relevantes de la serie. Lee solo si estás seguro de querer hacerlo.

Resumen de The Walking Dead 8x15

El episodio 8x15 de The Walking Dead arranca con un momento muy emotivo: la lectura de Rick de la carta que le dejó su hijo. En ella Carl le explica cómo se sentía cuando era un niño cuando estaba con él y cómo ha aprendido una lección de madurez descubriendo que "crecer es hacer que los tuyos se sientan seguros". Le emplaza a empezar de cero en su misiva. Si quieres conocer el contenido íntegro de la carta que Carl le escribe a Rick, aquí encontrarás información detallada. Michonne coge del aparador la carta dirigida a Negan.

The Walking Dead 8x15

Gregory y Simon hablan: el primero le dice que quiere arreglar las cosas con Negan pero Simon le deja claro que ha tomado el mando. El instinto de supervivencia del traidor hace acto de presencia y no duda incluso en adoptar una posición dominante hasta que Simon le golpea: finalmente le perdona la vida y lo mantiene como ayudante.

Las mujeres de Oceanside van tras la pista de Aaron al que encuentran convulsionando en el bosque. Deciden dejarlo allí tirado a la espera de que desista de convencerlas de enfrentarse a los salvadores.

Por su parte, Eugene delata a Gabriel, que ha estado tratando de hacer mal su trabajo para crear munición defectuosa. Lo aparta del trabajo y le dice que no se quite la mascarilla, que es probable que tenga gripe o una infección pulmonar llamada criptococosis. Cuando sale del recinto, Daryl y Rosita lo atrapan y se lo llevan a la fuerza.

Entre tato, Dwight ve con sorpresa cómo Negan reaparece en el Santuario. El líder le pregunta si recuerda quién es y D. le dice que sí. Negan le dice que lo tenga presente porque van a irse sucediendo algunos acontecimientos...

Posteriormente, Negan habla con Simon que le explica que asumió el control y que como respuesta pasó de la infección a la aniquilación de Hilltop. También le explica que le compensará y se pliega a su regreso. Negan le recuerda su pasado y que cuando lo encontró pensó que era un psicópata, dándole a entender que ya le dio una segunda oportunidad. Le dice que se ponga de rodillas y él obedece, pero en el último instante le perdona la vida. Le dice que no le decepcionará y Negan les avanza un plan mostrándoles un mapa con indicaciones para atrapar a Rick y los suyos.

Eugene sigue en manos de Daryl y Rosita a los que empieza a dar explicaciones. Esto termina por molestar a Rosita que lo tacha de egoísta, cobarde y traidor y le dice que va a hacer algo productivo con su patética vida. Daryl le apunta con un cuchillo, sin embargo, cuando aparecen caminantes tiene que centrarse en acabar con ellos. Eugene aprovecha la ocasión para meterse los dedos en la garganta y provocarse náuseas: vomita sobre Rosita y sale corriendo. Le da esquinazo escondiéndose en una pila de cenizas.

Dwight prepara un plano para Rick con un mensaje en el que le pide que "acabe con esto". Simon va a verle y le pide que acuda a una reunión en la que tiene previsto concretar su "golpe de estado" para acabar con Negan.

En Oceanside, Aaron está en apuros: despierta bajo la lluvia y le atacan varios caminantes. En su pugna por sobrevivir pierde su arma y tiene que enfrentarse a ellos con sus propias manos y con ramas que hay en el suelo. Las mujeres lo rodean y él les explica que culpan a Enid de la muerte de Nathania cuando el culpable es Negan. Les reitera que tienen que luchar.

Los terratenientes de Negan se reúnen para conspirar: Simon le propone a Dwight matarlo y terminar con esta etapa de forma rápida y respetuosa, pero él les descubre. Le agradece a Dwight el soplo y le dice a Simon que le dará la oportunidad de ser el jefe, con la condición de vencerle. Dentro del Santuario, se pelean cuerpo a cuerpo: Simon empieza fuerte pero acaba en el suelo, donde Negan lo asfixia con sus propias manos. En el transcurso de la pelea, Dwight le entrega el plano a Gregory y le dice que escape para llevárselo a Rick, cometido con el que cumple.

Tras esto, Negan agradece a Dwight su trabajo y lo recompensa convirtiéndolo en su mano derecha. Le dice que no sea modesto, que le ha ayudado a acabar con Rick y cuando llega a su habitación, está allí Laura, que le ha delatado. Negan le ha tendido una trampa a D. y por ende a los supervivientes. Sin embargo le dice que no lo va a matar, que tiene planes para él.

Eugene vuelve a la fábrica de munición donde le cuentan que Negan ha vuelto y que al día siguiente emprenderá su última batalla contra Rick: se compromete a cumplir escrupulosamente con su cometido y pone a trabajar de nuevo a Gabriel para tenerlo todo listo a tiempo.

Negan coloca el cadáver transformado de Simon en el verja del Santuario y recibe una llamada de radio: es Michonne que quiere leerle la carta de Carl. En ella el joven le dice que solo hay un camino: el perdón. Pero Negan le dice que no les perdonaría ni aunque se pusieran de rodillas y que ganar no es vencerles sino exterminarlos y acabar con todos ellos uno a uno. Rick es en sus palabras el culpable de eso. Después de proferir sus amenazas tira el walkie y lo pisa hasta romperlo. Queda claro que la comunicación y la diplomacia han llegado a su fin.

Una oración por Simon, la pimienta de la temporada 8

No puede haber dos gallos en el mismo corral, así que en el momento en el que supimos que Simon había dado un paso al frente para derrocar a Negan, tuvimos claro que uno de los dos no sobreviviría a la temporada 8. Aún así, hay que decir dos cosas altas y claras: Steven Ogg ha creado a un personaje MAGNÍFICO que nos ha deparado grandes sorpresas esta temporada imprimiéndole un carisma fabuloso y, además, el tío se lo ha seguido currando post mortem: transformado ya en caminante y atado a la valla del Santuario da tan mal rollo como vivo y confabulando. Así que un minuto de silencio por uno de los personajes que ha ayudado a mantener el interés de una serie que, por desgracia, parece estar sufriendo un inevitable declive.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta es que durante buena parte de la temporada Negan ha estado ausente. La temporada 7 le hizo mucho daño al personaje y se lo han guardado demasiado restándole incluso veneno (hay quien pensará que demasiado). En este episodio ha vuelto: puede que no tan mortífero como debería, pero sí bastante peleón, tendiendo trampas a diestro y siniestro para reforzar su liderazgo, aplastando algún que otro cráneo con Lucille y sobre todo reafirmando su voluntad aniquiladora respecto a su enemigo Rick.

En cualquier caso, cargarse a Simon no va a contribuir a mejorar su imagen... porque la audiencia se había encariñado de este otro psicópata capaz de exterminar a una comunidad entera y de tener los arrestos de aliarse con una sabandija como Gregory o tratar de quitarle la silla al todopoderoso Negan.

Toda esta segunda mitad de temporada en general ha servido para que la serie remonte bastante: hay personajes que han encontrado su lugar y su tono mientras que a otros prácticamente los damos por perdidos, si bien es cierto que la propia narración los va a apartando de forma natural. Dicho de otra manera: parece que hay motivos para seguir enganchado. El personaje de Jadis, el enigma del helicóptero o la irrupción de la Commonwealth son algunos de los principales alicientes más allá del punto y final a la guerra con Negan.

Qué esperar de The Walking Dead 8x16

Según su descripción oficial del episodio 8x16 de The Walking Dead, titulado “Warth” ("Ira"), las comunidades unen sus fuerzas en la última batalla contra los salvadores a medida que se desarrolla una guerra total.

Rick (Andrew Lincoln) y Michonne (Danai Gurira) lideran a Alexandria, Hilltop y el Reino en el último enfrentamiento contra los salvadores, con Daryl (Norman Reedus), Carol (Melissa McBride), Ezekiel, Morgan, Rosita, Jesús, Siddiq, Maggie y otros armados y preparados para la batalla que pondrá final a la guerra.

En el avance podemos ver cómo, tras ser descubierta la traición de Dwight (Austin Amelio), gracias al regreso de Laura, Negan decide no matarlo y usarlo para hacer caer en una trampa a Rick y su grupo: de hecho podemos verlo vestido igual que Daryl cuando fue hecho prisionero. Eugene tendrá en sus manos la vida de Gabriel y veremos saltar por los aires a algunos hombres, ¿se producirá esa explosión en la improvisada fábrica de municiones del traicionero genio Eugene?

El último episodio de la temporada 8 de The Walking Dead supondrá la salida definitiva de Morgan de la serie para formar parte de Fear The Walking Dead, así que todo indica que tendremos una season finale para recordar.

Valoración

Varias vueltas de tuerca amenizan un episodio que prepara el final de la temporada 8 de The Walking Dead: no hay tiempo para respirar de cara al desenlace y tenemos buenas perspectivas de cara a la novena.

Hobby

87

Muy bueno

Lo mejor

El ritmo y la forma en la que se concatenan los sucesos: todo nos encamina hacia el final y hay varias sorpresas interesantes.

Lo peor

La muerte de Simon: era uno de los personajes más interesantes de esta nueva hornada.