The Legend of Zelda Spirit Tracks - Templo de los Mares

Tras tocar la melodía de los mares, abre tu inventario para leer la carta que Bobin te ha entregado. Con ella abierta, presiona sobre ‘Vías’ (abajo a la izquierda) y pincha sobre la región de los mares (sureste). A continuación, copia la posición de los números en tu mapa. Estos números indican el orden que debes seguir en tu viaje. En cada parada habrá una especie de pedestal con una bola roja, que tienen la particularidad de volverse azul si tocas el silbato mientras está en pantalla.

¡CUIDADO CON ESE TREN!
Si llegas al primer punto desde el sur, verás claramente la bola roja en lo más alto de uno de los pilares de roca que hay en el islote. Enfócala con la cámara y usa el silbato. Sigue hacia el norte para llegar al segundo punto desde el este, y encontrarás la segunda bola roja a la derecha del túnel por el que vas a pasar. La tercera está a simple vista justo en la posición del número 3.

Cambia a azul la última bola roja y aparecerá la cabeza de un pez por la que entran las vías. Avanza hacia ella para sumergirte y descubrir el camino al templo de los mares. Una vez en el agua, traza la ruta directo al templo. Al acercarte, saldrá de él un tren lanzado hacia ti. Cambia entonces la trayectoria y dirígete a toda mecha al norte para darle esquinazo, tal y como aparece en la imagen (6), y tener vía libre al sur para entrar en el templo.


(6) Sigue esta trayectoria para evitar el tren

CONSIGUE ¡EL LÁTIGO!
Cuando bajes del tren, entra por la única puerta de la sala. Al otro lado, avanza hacia el norte para llegar hasta las escaleras que llevan a la primera planta. Una vez allí, sube a una plataforma móvil para alcanzar el otro lado. Podrás desviar las flechas de la pared lanzando un golpe de espada justo antes de que te golpeen. Sube a la siguiente plataforma móvil y te desplazará hacia el sureste.

Cuando pases entre 4 esferas, usa el bumerán para golpearlas en el siguiente orden: izquierda, derecha, arriba y abajo. Luego pasa por la puerta que has abierto y, sin llegar a pisar el pasillo azul que va hacia el norte, lanza el bumerán para golpear la esfera que hay al otro lado de la pared. Ahora vuelve a la planta baja y podrás llegar a la otra escalera, la de la parte este. Una vez arriba, sigue subiendo por las escaleras que hay junto a ti.

Entra en la habitación central de la planta 2 y espera a que el nuevo enemigo te arrastre hacia él para golpearle con la espada (7). Una vez logres zafarte de su látigo, podrás golpearle continuamente hasta eliminarlo, con lo que se abrirán las 4 puertas de la habitación y aparecerá un cofre que contiene… ¡el látigo!


(7) ¡Derrotalo para consegur el látigo!

DE PLANTA EN PLANTA
Ve hacia la habitación oeste. Tendrás que estrenar el látigo para engancharte al saliente de madera de la pared, y así superar el abismo. Ahora sube a la planta 3 y avanza hacia la zona más al sur del mapa. Llegarás ante una puerta cerrada junto a una cabeza que sale de la pared. Para abrirla, usa el látigo sobre la argolla de la boca.

Al otro lado hay tres estrechos pasillos que van hacia el norte. Llega hasta el final del que está más al este, y tira con el látigo de la argolla que hay justo enfrente. Cruza el puente que acabas de desplegar y toma las escaleras que hay al sureste. Desde aquí, avanza recto al oeste para encontrar dos cabezas más de las que salen de las paredes. Usa el látigo para sacar la argolla de una de ellas (verás que es una espada) y métela en la otra cabeza. Abre el cofre que ha aparecido y usa el saliente para volver a la habitación central.

Sal ahora por el norte, y abre la puerta con cerradura que hay al noroeste. En la planta 3, avanza hacia el este usando el látigo de saliente en saliente. Para ello has de pinchar en el siguiente antes de caer al vacío. Entra en la sala que hay al sur y quedarás encerrado junto a dos enemigos con armadura. Quítales la armadura con el látigo, y luego elimínalos a golpe de espada. Ya puedes tomar las escaleras de la planta 4.

Avanza hacia la habitación central, elimina a los dos enemigos con látigo, y cruza el estrecho pasillo del oeste. Tira de la argolla que encontrarás al final del pasillo al norte, y usa el látigo sobre la especie de helicóptero que aparecerá ante ti (8). Mantén el lápiz sobre la pantalla para no soltarte y espera al final de su recorrido. Sube las escaleras a la planta 5, y luego avanza un poco para quedar encerrado junto a dos pequeños enemigos eléctricos. Para acabar con ellos tendrás que sacar la espada de la cabeza y lanzarla contra ellos… ¡menos mal que tenemos el látigo para agarrarla!


(8) Agarrate con el látigo a la hélice

LA GRAN LLAVE
Vuelve a la planta 4 y usa el helicóptero para volver al estrecho pasillo del oeste. Saca las tres argollas de este pasillo para que aparezcan salientes en la zona norte de esta planta. Ve hacia la esquina noreste, y usa el látigo sobre los pinchos que te cortan el paso para arrancarlos. De saliente en saliente, llegarás hasta la esquina noroeste, donde tendrás que tomar unas escaleras.

En la planta 5, cruza el abismo al contrario que antes, pero teniendo cuidado en el último, ya que está más bajo. Aquí debes dejarte caer un poco y usar el látigo antes de caer al vacío. De los dos pasillos estrechos, toma el de la derecha hasta el final, y usa el saliente para llegar al cofre que hay justo al norte. Vuelve a la esquina noreste y golpea la esfera para regresar a la planta anterior.
Coloca todas las espadas de las cabezas de la planta 4 tal y como están distribuidas en la planta 5. En los dos grupos de 5 cabezas de los pasillos estrechos, colócalas en la tercera y quinta cabeza empezando por la izquierda. Las de abajo a la izquierda sácalas todas, y en las de abajo a la derecha deja sólo sin espada a la del centro. Abre la puerta con cerradura para ir al sur y toma las escaleras del sureste.

Tira de la argolla para pillar el helicóptero y suéltate cuando pases por encima de la plataforma. Salta hacia el este y coge la gran llave. Pisa el interruptor que hay junto a ella y avanza por el puente hasta la gran cerradura. Para librarte de las manos gigantes que intentan quitarte la llave, suéltala y golpéales con la espada. En cuanto tengas una oportunidad, sube las escaleras y mete la llave en la cerradura.

Guía y trucos de The Legend of Zelda Spirit Tracks