Lightning Returns Final Fantasy XIII - Información básica

Sistema de juego

Esta entrega Final Fantasy tiene muchas novedades. La primera es que tendremos un tiempo limitado para completar el juego basado en días del juego. Empezarás con 7 días y la meta es llegar hasta el día 14, además, un día del juego corresponde a una hora de la vida real. Para aumentar ese tiempo de juego y poder llegar hasta su final verdadero, tendremos que ir completando misiones de cualquier tipo. Dependiendo de la dificultad que elijamos serán más o menos misiones las que harán falta. Al poco de comenzar el juego conseguiremos una habilidad que detendrá el tiempo durante unos minutos, pero para usarla tendremos que rellenar el indicador de PG al derrotar enemigos. La cantidad máxima del indicador PG será mínima al comienzo del juego y por lo tanto debemos tener muy en cuenta que si la usamos tenemos que aprovecharla al máximo.

Otro de los puntos importantes del juego es que algunas misiones solo se pueden realizar en ciertos días y a ciertas horas y que cada vez que seamos derrotados en un combate perderemos una hora de tiempo de juego, por lo tanto las horas que indicamos en la guía quedarían descuadradas y las misiones se irán quedando pendientes, o en el peor de los casos perderías la posibilidad de poder completarlas.

Finalmente, decir que no existe un sistema de niveles como los de cualquier otro RPG. En este juego para aumentar las estadísticas de tu personaje debes completar misiones de cualquier tipo. Al completarlas recibirás un aumento en ciertas estadísticas según la dificultad de la misión, por lo tanto, si quieres llegar a tener un personaje muy fuerte, no dudes en completar todas las misiones que puedas.

Nueva partida +

En el desafortunado caso de que nos llegásemos a quedar sin tiempo de juego o incluso cuando hayamos completado el juego por primera vez, el juego ofrecerá la oportunidad de guardar la partida y volver a iniciarla desde el día 1 en la Nueva partida +. Al volver a empezar esa partida, mantendremos las estadísticas, trajes, armas, accesorios, objetos... Las misiones de cualquier tipo serán lo único que no mantendremos como “completadas”. Las estadísticas que se ganan al completar misiones se siguen ganando en la Nueva partida +, aunque las hayamos completado la primera vez, por lo tanto nuestro personaje seguirá haciéndose más fuerte. En el caso de conseguir un accesorio que ya teníamos de la partida anterior, éste mejorará a un modo plus y tendrá mejores estadísticas. También tendrás la capacidad de poder mejorar armas para aumentar sus estadísticas y hacerlas mucho más letales.

Primera partida ¿Dificultad Fácil o Normal?

A continuación detallaremos los detalles de cada una de las dificultades iníciales que nos ofrece el juego. Una vez que completemos el juego, se desbloqueará la dificultad Difícil. Si bien no es necesario completarla para ningún trofeo, servirá como reto para los amantes de la saga.

• Fácil: La dificultad estaría algo por debajo de lo que estamos acostumbrados respecto a las anteriores entregas de Final Fantasy. Los enemigos tienen menos vida y son menos agresivos en los combates, por lo tanto no requerirán tanta preparación de equipo ni habilidades. La habilidad de congelar el tiempo solo necesita un punto de PG para ser activada y la cantidad de PG que conseguimos al derrotar enemigos es mayor e incluso es posible llegar a usarla de forma infinita si luchamos contra todos los enemigos que veamos.

• Normal: La dificultad estaría por encima de lo que estamos acostumbrados en un Final Fantasy. Aparte de que los enemigos tengan más vida y sean más agresivos que en Fácil, durante las primeras horas de juego puede parecer que resulta fácil, pero en los combates contra los jefes es donde realmente se nota la diferencia de dificultad, llegando a estar muy por encima del modo Fácil y requiriendo una mayor preparación. La habilidad de congelar el tiempo también requiere un punto de PG para ser activada, pero la cantidad que ganamos al derrotar enemigos es mínima, por lo tanto para llegar a activarla tendrás que acabar con muchos enemigos.

Nuestra guía está escrita para jugar en la dificultad Normal y por lo tanto también vale para la dificultad Fácil. Queremos hacer hincapié en que los combates de los jefes son difíciles y que puede llegar a ser frustrante el ver cómo nos matan una y otra vez llegando a pensar que es imposible matarlo y terminar tomando la decisión de dejar que acabe la partida y empezar desde el modo Fácil. No queremos haceros perder tiempo, por lo tanto pensadlo bien antes de elegir.

Enemigos Últimos

Una de las características que tiene el juego es la de poder llegar a exterminar a todos los enemigos de un tipo para que no salgan de nuevo. Dependiendo de cada enemigo tendrás que matar a un número determinado y cuando lo hayas hecho aparecerá su Último. Es el mismo enemigo solo que más peligroso. Al morir soltara un botín único en la zona donde hayas luchado por lo tanto asegúrate de cogerlo o lo perderás para siempre. Ten en cuenta que según pasen los días los enemigos únicos serán mas difíciles, no es lo mismo luchar contra un Último el día 1 que el día 13 en la mazmorra secreta.

Conseguir dinero rápidamente

El mejor método para conseguir dinero es acabar con los Cactilion en las Dunas de la purgación. Dependiendo de la dificultad en la que juegues conseguirás una cantidad u otra pero ningún otro enemigo te da más. El problema es que al igual que el resto de enemigo este tampoco es infinito debido al tema de los Últimos.

Consejos generales

Dado que el juego nos permite guardar partida en cualquier momento, es recomendable que antes de luchar contra cualquier jefe o enemigo que creas que puede llegar a matarte guardes la partida para evitar perder una hora de juego como hemos mencionado anteriormente.

Aprender las pautas de ataque de los enemigos y el cuándo debes cubrirte es esencial para superar los combates. Si bien cada enemigo tiene uno o varios patrones distintos, sería conveniente que intentases aprender las pautas de movimiento de cada enemigo para saber que ataque va a realizar y estar preparado para cubrirte. Si lo tuyo no es la precisión, puedes tener preparada la habilidad de cubrirte cuando veas que se prepara el enemigo y así recibirás menos daño. Si llegas a cubrirte en el momento exacto del ataque conseguirás que el daño recibido sea mínimo, el enemigo quedara aturdido y desbloquearás el trofeo En buen momento la primera vez que lo consigas.

Inicia los combates siempre con ventaja. Si golpeas a un enemigo con tu arma para iniciar el combate, empezará con un 10% de vida menos y si llegas a golpearle sin que te haya visto lo hará con un 25% de vida. Ese % por mínimo que sea viene bien dado que los combates serán más fáciles y un poco menos arriesgados. Además si es el enemigo el que te llega a golpear a ti serás tú el que pierda un 5% de vida.

Guía y trucos de Lightning Returns Final Fantasy XIII