El 63% del precio de PS4 en Brasil corresponde a impuestos

Los impuestos y tasas de importación son los principales culpables de que el precio de lanzamiento PS4 en Brasil sea superior a 1300 euros. Sony manifiesta su descontento y anuncia que está buscando la manera de rebajar el coste final de la consola en el país.

El pasado viernes la filial de Sony en sudamérica anunció que PS4 tendrá un precio de lanzamiento en Brasil de R$3.999, lo que trasladado a nuestra moneda nos da la mareante cantidad de 1350 euros.

Como era de esperar, cientos de jugones brasileños montaron en cólera y mostraron su enfado a través del Blog oficial PlayStation Brasil, medio en el que ahora Sony ha decidido dar explicaciones sobre el asunto.

Según ha confirmado la compañía nipona, aproximadamente el 63% de los R$3.999 que costará PS4 en Brasil corresponderá a la parte destinada a cubrir gastos de importación e impuestos locales. El resto del coste de la consola se dividirá en el 15,5% que se llevará el comercio o distribuidor por la venta y, finalmente, en el 21,5% (unos 285€) que se embolsa Sony por cada PS4.


Además de aclarar este punto, el representante de Sony encargado emitir este comunicado ha declarado que el precio de PS4 en Brasil es tan malo para los consumidores como para la marca PlayStation, por lo que la compañía está barajando diferentes posibilidades para reducir su precio de venta.

Entre las opciones que se barajan está la de negociar una rebaja en los tasas de importación con el gobierno brasileño e, incluso, trasladar una parte de la producción de PS4 a Brasil, algo que ya se hizo con PS3, y que se tradujo en un importante recorte en el precio final de la consola en el país gracias a la desaparición de los impuestos de importación.