AMD anuncia más graficas HD 6900

Después de que NVIDIA lanzara su NVIDIA GTX 580 y 570, le tocaba a AMD mover ficha y, ¡vaya si lo ha hecho! Los nuevos productos amplían las series Radeon HD 6000, con los modelos 6950 y 6970.

Con 2GB de memoria GDDR5 a 1250MHz (Xbox 360 y PS3 usan DDR3) y gran ancho de banda, los dos nuevos modelos de tarjetas gráficas permiten jugar a los títulos más punteros con la máxima resolución. Esto también es una ventaja para los sistemas que usen varios monitores, gracias a la tecnología EyeFinity. Por supuesto, los contenidos 3D estereoscópicos son totalmente compatibles con las tarjetas AMD Radeon HD 6950 y 6970, lo que incluye juegos, películas y aplicaciones de todo tipo.

Los primeros resultados publicados, en cuanto a rendimiento, nos hacen ver una mejora notable frente al resto de la gama 6900 y, también, respecto a la competencia, aunque las NVIDIA GTX 580 a la cabeza de las tarjetas que incluyen un núcleo. Sin embargo, estos datos tendremos que verlos en directo, una vez que las tarjetas finales y los controladoresa juego estén en la calle.

De todas formas, con hasta 1.536 procesadores (ALU) trabajando en paralelo hasta a 880MHz y una nueva arquitectura a nivel interno (VLIW4), parece que AMD sigue en la ola respecto a tecnología. Y no debemos olvidar que los chips que incorporan estas tarjetas son totalmente compatibles con DirectX 11, Open GL, Open CL y otras tecnologías que permiten potenciar aspectos como la física, el sonido, etc.

En cuanto a mejoras para juegos existentes y futuros, se han añadido métodos de suavizado más completos, así como una gestión más eficiente de los recursos de la tarjeta gráfica. Esto permite ejecutar diversos programas y elementos de los juegos, de manera que se aprovecha mejor la potencia disponible, lo cual se traduce en más estabilidad a la hora de jugar.

El consumo eléctrico, que AMD ha dejado de ofrecer de forma objetiva, está en torno a los 140W y 190W en condiciones de trabajo elevadas (con picos cercanos a 300W para un PC estándar). Esto supone una reducción respecto a la anterior generación, las series 5800, pero todo es relativo. El nuevo método para medir el consumo intenta equipararse al usado por su competencia, NVIDIA, y ofrece datos tomados con juegos y no son máximo teóricos, como hacía AMD en anteriores ocasiones. Aún así, serán necesarias dos conexiones de corriente para cada tarjeta, pero también se han implementado diferentes métodos de ahorro de energía para controlar la factura de la luz.

Como colofón para el nuevo hardware de AMD, también se ha presentado un entorno de software que cambia la forma en que nos relacionamos con la tarjeta gráfica. La interfaz del llamado Catalyst Control Center es más moderna, ofrece la información de forma ordenada y directa e incluye nuevas características que facilitan el uso de varios monitores y otras tecnologías que incluyen las tarjetas actuales. Eso sí, por ahora, se puede seguir usando la versión más tradicional de Catalyst Control Center, que también está disponible en la página oficial de AMD, dentro de su sección de drivers (www.amd.com).

También se han podido ver los primeros datos de las futuras AMD Radeon HD 6990, que incluirán dos núcleos y una potencia en torno a 6 TeraFLOPs… o lo que es lo mismo, el doble que toda una PS3, sólo en la tarjeta gráfica de un PC y la posibilidad de incluir varias de ellas en el mismo equipo. Menuda burrada…