Los barcos en Assassin's Creed IV: Black Flag

En Assassin's Creed IV Black Flag las tripulaciones de hombres libres son el terror del Caribe, pero sus barcos son su carta de presentación.

Ubisoft en sus astilleros, está trabajando para crear y poner a nuestro servicio una variada flota de barcos. En Assassin's Creed IV Black Flag quién tenga el navío más rápido y mejor armado hará del mar su coto de caza particular.

Cuatro tipos de embarcaciones que surcarán las aguas caribeñas son:

  • El Bergantín
  • La Cañonera
  • La Fragata
  • La Goleta

El Bergantín es un barco de dos mástiles (normalmente), y su aparejo está formado por velas cuadradas. Se caracteriza por la enorme superficie de velamen que puede desplegar, lo que le confiere una extraordinaria rapidez y agilidad en la maniobra.

Un bergantín nos vendrá muy bien, si somos corsarios, para dar caza a cualquier barco mercante, y escapar de navíos y fragatas. Podremos tener hasta 24 piezas de artillería.

La Cañonera es un tipo de embarcación usada habitualmente en las zonas costeras, ríos o lagos. Básicamente es un gran bote a remo, aunque puede disponer de un mástil. Uno o dos cañones, a lo máximo, pueblan su cubierta. Tiene un blindaje de corcho (o de hierro en los mejores casos) que llega por debajo de la línea de flotación.

La Fragata, buque de tres palos, es más ligera que los navíos de linea que forman el núcleo principal de la escuadra. Tiene un máximo de dos cubiertas y generalmente sólo una de ellas está artillada. El número de cañones con los que contaremos oscilará entre 24 y 46. La misión primordial de las fragatas es proteger el tráfico mercante ultramarino de los ataques piratas, siendo su velocidad fundamental.

La Goleta es un buque de vela de dos o más mástiles, siendo el mayor el de mesana, con el aparejo formado por velas áuricas y de cuchillo (requiere menos marineros para su manejo). Sus características funcionales son parecidas al bergantín, del que se diferencia en esencia por su aparejo y menor tamaño, por lo que su actividad principal es la de buque mercante. Es capaz de alcanzar una gran velocidad en ceñida y través.

Según el tipo de embarcación que tengamos, podremos planificar nuestra estrategia de combate, para tomar al abordaje cualquier pecio que se aventure en las procelosas aguas del mar Caribe.

Una buena tripulación y un buen navío es el sueño de todo capitán pirata "ejemplar" que se precie, como Edward Kenway, que con su barco, el Jackdaw, y sus 50 cañones, será el pez más escurridizo de todo el ancho mar.

No hay imperio que lo pueda atrapar.

Ir a la ficha Escribe tu análisis