La búsqueda de talentos en DC, acusada de sexismo

En el Harley Quinn nº0 se necesita dibujante y en DC Comics se necesitan comentarios positivos después de sus polémicas decisiones. Poco podían imaginar desde la editorial que uno de los guionistas involucrados, Jimmy Palmiotti, tendría que disculparse.

La semana pasada os contamos una curiosa iniciativa dentro de DC Comics para descubrir a nuevos dibujantes. Con motivo del nº0 de Harley Quinn, la nueva colección guionizada al alimón Jimmy Palmiotti y su mujer Amanda Conner (una divertidísima dibujante, por cierto), se publicó una página del guión que los participantes debían interpretar. En ella, se veía a una Harley Quinn harta ante diversos intentos de suicidio... y en uno de ellos desnuda y dentro de una bañera. 

Esta convocatoria ocasionó que se acusara de sexista al nuevo título, y por ende a la editorial, además de que se vertieran acusaciones por hacer apología del suicidio. Puede que los telediarios eviten hablar de suicidios para evitar nuevos casos, pero cuesta creer que un cómic, y más uno con un tono alocado como el de Harley Quinn, empuje a nadie a la muerte. 

Y de repente, en el ojo del huracán, apareció Gail Simone en Twitter. La guionista de cómics, que saltó a la fama en 1999 gracias al término, y la subsiguiente página web, Womans in Refrigerators, se hizo luego un hueco dentro del Universo DC gracias a Birds of Prey, aunque del resto que ha hecho, casi mejor no hablar.

La expresión Woman in Refrigerators describe que, para hacer avanzar la trama en un cómic de un personaje masculino, se use la muerte o lesión de su novia de forma gratuita. También denuncia la diferencia en el tratamiento de los personajes masculinos y femeninos dentro de los universos ficticios de los cómics. Su traducción literal es mujeres en frigoríficos, y surgió cuando la novia de Kyle Rayner, uno de los Linterna Verde, fue descuartizada y puesta en un frigorífico por un villano. 

Simone se preguntaba a qué venía tanto revuelo (y que se lo pregunte ella ya es algo a tener en cuenta), hasta que llegó a la conclusión de que la polémica no viene ni por la escena de suicidio ni porque el personaje salga desnudo en la bañera, sino porque la escena la protagoniza una mujer sexy. Por eso, cuando Masacre hace sale desnudo o intenta suicidarse, nadie alza la voz. 

Sin embargo, algo de agitación debe de seguir, porque uno de los guionistas de Harley Quinn, Jimmy Palmiotti, ha tenido que defenderse. Entre otras cosas, ha contextualizado que la página de la convocatoria es un sueño del personaje, y que el tono es el propio de dibujos animados. Añade que precisamente él es uno de los guionistas que más personajes femeninos fuertes se ha esforzado por crear o mantener, tales como Painkiller Jane, Colleen Wing, Misty Knight o Powergirl.

Lo más interesante de esta noticia es el debate que puede generar: ¿siguen siendo los cómics tan sexistas como lo eran hace 10 o 20 años? ¿Es sexista matar a la novia de un personaje como mero motor argumental o es sólo una idea muy manida? 

Fuente: Bleeding Cool