Digimon - La polémica figura de Angewomon no se distribuirá en Europa

La figura de Angewomon, personaje de Digimon, de MegaHouse no se distribuirá en Europa, USA y América Latina por su "ligereza de ropa". Había tenido una gran aceptación durante el periodo de reserva.

Malas noticias para los fans de Digimon. La figura de Angewomon del fabricante MegaHouse no se distribuirá en Europa, USA y América Latina por la "ligereza de ropa" del personaje. El periodo de reservas arrancó hace unos meses y estaba prevista su distribución el próximo mes de marzo. Este es el comunicado oficial que ha compartido SD Distribuciones, empresa responsable de la distribución de la figura en España:

"MegaHouse nos comunica que la figura ANGEWOMON & HIKARI FIGURA 19 CM DIGIMON G.E.M. ha sido cancelada por el licenciatario para su distribución en Europa, USA y América Latina. La razón del licenciatario tiene que ver con la ligereza de ropa del personaje, que deja poco trabajo a la imaginación y que no representa el producto que quiere lanzar para su público objetivo, que es el infantil. MegaHouse expresa sus más sinceras disculpas a todos aquellos clientes que hayan reservado dicha figura. Por nuestra parte nos vemos obligados a cancelar los pedidos y también lamentar la cancelación del mismo, que había tenido una gran aceptación en el periodo de reserva. El resto de figuras de la línea, especialmente el ANGEMON & TAKERU FIGURA 18 CM DIGIMON G.E.M. siguen su lanzamiento previsto sin problema alguno. Lamentamos las molestias que esto pueda ocasionaros. Un saludo".

Como podéis ver en la foto del diseño de la figura, se trata de una representación de Angewomon tal cual sale en el anime de Digimon. Es decir, que es un personaje que jamás cambió su diseño en cuanto a su apariencia cuando se emitía el anime hace años en nuestro país en programas infantiles. Por otro lado, hay cantidad de figuras con representaciones más sexualizadas de la mujer, como la hechicera de Dragon's Crown, entre muchas otras, y sí se han comercializado en España. ¿Qué os parece esta decisión? ¿Es realmente el público infantil quien compra este tipo de figuras que cuestan más de cien euros?