Dragon Ball ingresa más que One Piece

Ya han salido a la luz los datos económicos de Bandai Namco referentes a los ingresos de sus franquicias insignia. ¿Cómo lo habrán hecho las series que tanto éxito tienen en todo el mundo? ¡Te desvelamos los datos! 

Bandai Namco ha dado a conocer sus beneficios económicos durante el año fiscal de 2016. ¿Cómo influyen franquicias insignia como Dragon Ball y One Piece en dichas cifras? ¡Te sorprenderá cuál es la obra que más ingresos ha recibido durante el año!

Vamos a empezar con la obra que ha arrasado y se sitúa en el primer lugar de ingresos en Bandai Namco. Muchos de vosotros estaréis pensando en Dragon Ball o One Piece, pero nada más lejos de la realidad... ¡Gundam! Esta serie de robots gigantes ha superado a las otras dos franquicias colocándose en el podio, y es que los mechas siguen volviendo locos a los aficionados al manganime de todo el mundo. Para quitarse el sombrero, sin duda, sobre todo teniendo en cuenta que Gundam se creó en 1979. 

Y ahora, el duelo que estábais esperando: Goku contra Luffy. Los ingresos de la franquicia de Akira Toriyama han logrado superar a los de la obra de Eichiro Oda, por primera vez desde el pasado año fiscal 2010. Parece que el estreno de una nueva serie como Dragon Ball Super y el incombustible merchandising de los guerreros Z han terminado por eclipsar los números de los piratas. 


Dragon Ball se convierte así en la segunda marca de Bandai Namco que mejor ha funcionado durante el año, consiguiendo 34 mil millones de yenes, un salto más que significativo con respecto al año pasado, que tan solo ingresó 19 mil millones. En lo que respecta a juguetes y merchandising variado (exceptuando a los videojuegos), Dragon Ball ha pasado de ingresar 5 mil millones a 11 este año fiscal (habiendo recaudado tan solo 5,6 mil millones en la primera parte del año).


En definitiva, un gran año para la franquicia de Akira Toriyama que, por primera vez desde el pasado 2010, logra tomar la delantera a su fiel competidora por el podio: One Piece. ¿Qué os han parecido estos datos? ¡Esperamos que no se os haya hecho pesada nuestra clase de economía! 


Fuente: Kanzenshuu