E3 2015: ¿Cómo funciona la retrocompatibilidad de Xbox One?

La retrocompatibilidad de Xbox One fue una de las grandes sorpresas de la conferencia de Microsoft en el E3 2015, y por eso la compañía ha querido ofrecer más detalles explicando cómo funcionará realmente.  

Una de las grandes sorpresas de la conferencia de Microsoft en el E3 2015 fue el anuncio de la retrocompatibilidad de Xbox One. Lo cierto es que durante la conferencia no se ofrecieron muchos detalles, pero hoy hemos acudido a una pequeña presentación en el E3 2015 de las nuevas funciones de Xbox One, en la que la compañía nos ha explicado un poco mejor cómo funciona la retrocompatibilidad de Xbox One. 

Según explica Microsoft, en realidad se trata de un emulador, una especie de "Xbox 360 virtual". En cuanto metemos el disco físico de un juego de Xbox 360 en Xbox One, comenzará automáticamente la descarga de ese mismo juego en versión digital. Es decir, que no jugaremos directamente con el disco, sino con su versión digital que se descargará de forma gratuita. Microsoft ha prometido que la experiencia de jugar a títulos de Xbox 360 en Xbox One será la misma, asegurando que no notaremos mejoras ni pérdidas de rendimiento. Además, podremos rescatar nuestras partidas guardadas de Xbox 360, siempre y cuando las tengamos en la nube. 

Si pulsamos a la vez los botones 'View' y 'Menu', accederemos al dashboard clásico de Xbox 360, mientras que si pulsamos dos veces el botón Xbox, activaremos un menú rápido que nos permitirá hacer streaming, grabar vídeos o capturas pantallas. Microsoft también confirma que podremos jugar en multijugador con usuarios que estén utilizando una Xbox 360. 

En este momento, la retrocompatibilidad de Xbox One está en una fase beta con 21 juegos disponibles, pero la compañía ha prometido que para finales de año habrá cerca de 100 juegos. Eso sí, necesitan que las compañías propietarias de cada juego den el visto bueno

para hacerlos compatibles y así aumentar el catálogo poco a poco.