EA y los juegos de segunda mano

Peter Moore, gran jefe de EA Sports, tiene muy claro lo que tiene que hacer la compañía con los juegos que se venden de segunda mano. Según declaraciones a MCW, Peter Moore anunció que "una cosa que tengo que hacer, y es mi trabajo, y el trabajo de mi equipo de desarrollo, y el trabajo de mi equipo de marketing, es que usted no quiera comerciar con nuestros juegos", en alusión al mercado de segunda mano.

Prueba de esta estrategia de Electronic Arts es la creación del Online Pass, un sistema que permite a los jugadores adquirir un bono por 10$, con el que tienen acceso a todo el contenido descargable y exclusivo del juego. Este sistema permite que, usuarios que han comprado el juego de segunda mano y las opciones online (que vienen gratis con el juego) están ya vinculadas a cuentas de otros jugadores, pasen a manos del nuevo propietario previo pago de los 10$ que costaría el nuevo bono.

La guerra entre las compañías de juegos y el mercado de segunda mano viene de lejos. En muchos países de Europa se han producido movimientos con el objetivo de erradicar esta práctica, tan extendida, por ejemplo, en España. En la actualidad, con las opciones multijugador online y los sistemas de descarga legales como Xbox Live, PlayStation Network o Steam, las compañías se están dando cuenta de que el mercado de segunda mano no existe, ya que las compras se vinculan a una cuenta y es imposible vender por separado los juegos que se van adquiriendo. De ahí que muchas de sus estrategias vayan encaminadas a las transacciones online.