Frostbite busca la compatibilidad con Oculus Rift

El sistema Oculus Rift de realidad virtual podría tener soporte en el potente motor Frostbite de DICE y Electronic Arts.

El término 'Realidad Virtual' cobró especial fuerza durante la década de los 80 y los 90, cuando los primeros artilugios que intentaban llevarnos de la mano al mundo digital comenzaban a surgir y novelas y películas se hacían eco del fenómeno con estrambóticas historias que nos hacían soñar con ser partícipes de nuestro juego favorito, ¡introduciéndonos en él! A día de hoy muy pocos de éstos proyectos han conseguido alcanzar el nivel de inmersión buscado, pero el pasado año surgió un proyecto que podría cambiar por completo el rumbo de la realidad virtual.

Oculus Rift fue presentado por Oculus LLC bajo la aprobación de personalidades tan importantes de la industria de los videojuegos como John Carmack (creador de Doom y Quake) y Gabe Newell (presidente de Valve y creador de Half-Life). Éste sistema recibió una espectacular acogida en la iniciativa Kickstarter tras alcanzar casi dos millones y medio de dólares de los 250.000 buscados inicialmente, y es que las promesas de una experiencia de juego sin igual nos 'hypearon' a todos.

Han pasado los meses y Oculus Rift continua en desarrollo, pero cada vez son más los estudios que le hacen ojitos al periférico de realidad virtual, siendo uno de los últimos DICE. Los creadores de la saga Battlefield están interesados en incluir soporte para Oculus Rift en su motor Frostbite, el cual está comenzando a extenderse en el desarrollo de videojuegos por parte de Electronic Arts. ¿Os imagináis lo que sería jugar a Battlefield 4 sintiendo el fragor de la batalla a nuestro alrededor? ¡Menuda pasada!

Pero en última instancia, lo que importa es vuestra opinión y lo reacios que seáis a éste tipo de tecnología. ¿Creéis que tiene futuro? ¿Es viable conseguir que la gente se ponga en la cabeza ese 'armatoste' para jugar?