Gameplay de Mirror's Edge Catalyst

Hemos preparado un gameplay de Mirror's Edge Catalyst para mostrar cómo luce el nuevo juego de DICE en su versión para PS4. Igual que en el original de hace casi ocho años, el planteamiento general es el de un plataformas en primera persona en el que todo está construido en torno al parkour. Con sólo un par de botones para realizar acciones hacia arriba y hacia abajo, podemos saltar, escalar, rebotar por paredes, deslizarnos, dar volteretas... De cuando en cuando, también hay algunos combates cuerpo a cuerpo, para los que se ha mejorado el sistema de lucha, engarzado con el parkour.

Sin duda, la mayor novedad de este reseteo es el desarrollo en un enorme mundo abierto. La ciudad de Glass se divide en tres distritos muy diferenciados, con todo tipo de entornos en los que sacarle partido al fluido parkour: edificios, huecos de ascensor, servidores informáticos, túneles, grúas... La particular estética, que combina colores muy nucleares como ningún otro título, es otra de las características del título, que, como muchos otros desarrollos de Electronic Arts, hace uso del motor Frostbite. Asimismo, la apertura del mapa ha servido para resolver uno de los problemas de la primera entrega: la exigua duración. Ahora, al margen de la historia principal, que da para unas diez horas, hay infinidad de misiones secundarias, elementos coleccionables y un multijugador asíncrono que contribuyen a aumentar generosamente la duración.

Recordad que, ayer, publicamos el análisis del juego, en el que podéis leer qué impresión nos han causado las nuevas correrías de la runner Faith Connors.