El Gobierno de España se compromete a ayudar al desarrollo de videojuegos

Plan Cultural 2020

El Gobierno de España se compromete a desarrollar un plan para el desarrollo de la industria del videojuego. La semana pasada, el Congreso de los Diputados acogió a Fernando Benzo, secretario de Estado de Cultura, para presentar el “Plan Cultura 2020”. De este modo, es la primera vez que el Gobierno se dispone a crear un plan industrial específico del sector del videojuego para nuestro país. Este plan incluye una elaboración de un sistema específico de desarrollo de la creación y producción del videojuego en España. Además, en él se señala la necesidad de establecer incentivos fiscales en el Impuesto de Sociedades para las inversiones en producciones de videojuegos en colaboración con el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

José María Moreno, director general de la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), ha señalado en este sentido que “por primera vez un Gobierno en España se compromete públicamente con este tipo de medidas. Desde AEVI trabajamos constantemente para desarrollar la industria en nuestro país y el compromiso del Gobierno es una noticia que celebramos”. Para Moreno, “las instituciones cada vez son más sensibles a la potencialidad del sector de los videojuegos. Estamos ante un sector asociado a la innovación y a la cultura con una gran capacidad de generación de riqueza y creación de empleo de calidad. Hoy es un día de celebración para la industria nacional e internacional del videojuego que ve como España puede convertirse en un lugar atractivo para invertir y generar trabajo”.

Por su parte, Fernando Benzo señaló que, en el ámbito de la propiedad intelectual, el Gobierno dotará de recursos tecnológicos y humanos adecuados a la Sección Segunda de la Comisión de Propiedad Intelectual y creará una Fiscalía especializada para la lucha contra la vulneración de los derechos de Propiedad Intelectual, en colaboración con el Ministerio de Justicia. “Se están dando pasos en la dirección correcta. España tiene la oportunidad de convertirse en una potencia europea para el sector del videojuego por el talento y la facilidad de las inversiones, pero también por el respeto a sus creadores y titulares de derechos de propiedad intelectual”, ha concluido Moreno.

Lecturas recomendadas