Halo 4, Crimson Map Pack y los baneos

Los foros de 343 Industries se han llenado de quejas por un baneo parcial del multijugador de Halo 4 totalmente injustificado.

Desde que Internet empezó a introducirse de manera más notable en los videojuegos, con modos multijugador, ha sido necesario mantener un control sobre aquellos usuarios que no respetaban las normas establecidas, hacían uso de trampas varias o intentaban acceder de forma no lícita. Dependiendo de la infracción se han tomado unas u otras medidas, siendo la más drástica el 'baneo' o prohibición del uso de las funcionalidades multijugador, sin embargo esta limitación no siempre se ha aplicado cuando debería, como ha ocurrido con algunos jugadores de Halo 4.

Todo este asunto comenzó con el lanzamiento del primer pack de mapas Crimson y los problemas que se encontraron los poseedores de una edición limitada de Halo 4 o su Pase de Temporada para descargarlo, inconveniente que 343 Industries no tardó en solucionar, aunque no sin crear algo de desconcierto. Aquellos que contaban con una edición estándar del juego descubrieron que podían descargar el DLC de forma totalmente gratuita. En un principio esto se achacó a un fallo por parte de la desarrolladora, sin embargo más tarde desvelaron que "se trataba de una forma de agradecimiento para los que participaron en la campaña '14 días, compra y juega' que tuvo lugar en noviembre".

Ahora, después de una semana tras todo este revuelo, algunos de los que descargaron el Crimson Map Pack sin ningún reembolso se han encontrado con que han sido baneados parcialmente (únicamente de ciertas funcionalidades) en el modo multijugador de Halo 4, y claro, os podéis imaginar la que se ha montado en los foros oficiales del juego.

Por su parte, 343 Industries ha informado que investigarán lo sucedido, aunque por el momento echan balones fuera justificando que "no están baneando permanentemente a los que aprovecharon la promoción limitada del pack de mapas". Imaginamos que en los días venideros todo volverá a la normalidad, pero desde luego es, cuanto menos, desconcertante.